La Cultura, botín de diosas

7 noviembre, 2014 § Deja un comentario


Carlos Burciaga López

La simulación, el engaño, la intolerancia fue lo que vivieron durante casi tres años los gomezpalatinos con los programas del Instituto Municipal de Cultura debido al apoyo incondicional que recibió la maestra Renata Chapa González por parte de la presidente municipal Rocío Rebollo, falseando la imagen de ella (Renata), catapultándola a la dirección de cultura de Torreón no obstante que eliminó la “Bienal de Pintura de Gómez Palacio”. Ah, pero fuimos nombrados “Ciudad Lectora, un simulacro de nivel nacional. Hubo gran apertura a exposiciones de creadores foráneos más no gomezpalatinos y dificultades con el consejo consultivo de cultura; sobre todo en las finanzas que contrastaban con la excelencia como anfitrión y con el nulo acercamiento de públicos modestos de los diferentes extractos.

Falta de compromiso y solidaridad con la comunidad, dieron como resultado a la reafirmación de la resonada indiferencia de la ciudad de Durango hacia Gómez Palacio. Y  vivir en flagrancia al no cumplir con los lineamientos del Organismo descentralizado Teatro Alberto M. Alvarado y el Centro de Convenciones Francisco Zarco.

Con muy cercana referencia se mira en el mismo espejo la nueva imagen del Instituto Municipal de Cultura. Su titular, Helena María de los Ángeles Romo Zozaya, (Yeye Romo), vuelve de nueva cuenta a esta dirección haciéndose acompañar con personal que desechó su antecesora por ¿ineptos, protagonistas, discriminación, antagónicos? Queda la duda.

Dentro del programa del instituto la meta es presentar un libro mensual. Si cumplen a cabalidad veremos que el 80% son “refritos”, algunos con más de un año en circulación. Romo inició con bombo y platillo: hizo asistir al presidente municipal a varias de las presentaciones de los libros, posiblemente para hacerlo más culto, aunque no lo corrigió cuando tuiteaba en una exposición. Un acierto: se retoma la Bienal de Pintura de Gómez Palacio”, pero se pierde la apertura hacia públicos modestos al minimizar no sólo el programa de exhibición de cine de los martes; más acerca a los antiguos maestros a la apertura de sus talleres y ensalza la figura de su mecenas espiritual que ha hecho mucho por Torreón, ¿Pero por Gómez Palacio? ¿Yeye defiende los intereses de los gomezpalatinos al exigir mayor apertura del Festival Revueltas y más calidad, y se conflictúa con el Instituto de Cultura del Estado de Durango? porque Gómez Palacio está vetado, nos comentan desde la capital del Estado.

Uno de los colaboradores de la directora, más visible en los eventos por los constantes errores como anfitrión, pensó en voz alta en renunciar. Se le aseguró que aguantara un poco más porque la Señora ya se iba y él sería el fuerte, no obstante la presencia de la mano izquierda de Yeye, pero parece ser que a la directora la detiene el volver a sacar uno o dos libros sobre Gómez Palacio, como “el Umbral” con la coautoría de Lidia Acevedo, ya que son buen tributo a las alforjas personales de la vanidad del conocimiento. Recordemos que Romo ya salvó uno de sus errores al cambiar de nombre y retirar el busto de Francisco Zarco del primer lugar que vio en Gómez Palacio, para no estar conflictuándolo con el segundo busto que existe en la entrada del Centro de convenciones. Para algo sirve repetir.

La Cultura en Gómez Palacio se diluye en comparsas de exhibición y en la pérdida de público. Sólo basta ir a los “Domingómez y a los stands de exhibición de lectura poco concurridos. A decir verdad todos lo están: la afluencia que tenían en el bulevar Miguel Alemán dista de lo presente en la calzada Agustín Castro frente al Parque Morelos.

Recordemos que las primeras presentaciones estuvieron llenas a reventar, hasta con acarreo de alumnado. Las ultimas resultaron muy deslucidas, ¿Qué estará pasando? ¿Las invitaciones personales estarán fracasando? A ellas hay que invitar a personalidades culturales de otros municipios y del estado vecino porque ya los regidores de la comisión de cultura no se presentan como antes ¿habrá distanciamiento?¿Tendrá futuro la cultura en Gómez Palacio cuando aún persiste el distanciamiento entre la representación y los creadores, la desestimación y el desprecio a varias expresiones de los jóvenes y a la falta de coordinación e interacción con otras secretarias y direcciones que eliminaron representaciones gráficas autorizadas y promovidas por la administración pasada? Aquí no podemos hablar de discriminación, es un acto autoritario el que se realizó al pintar de blanco estas expresiones de grafiti. Resulta mediocre el desempeño de la autoridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La Cultura, botín de diosas en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: