Temas de cultura en la concentración mediática de la Comarca Lagunera: algunas apreciaciones

24 septiembre, 2014 § Deja un comentario

Continúan las dinámicas de escasa cobertura, nulo análisis y pobre difusión

Por Daniel Maldonado (dems64@hotmail.com)

El conflicto generado en el Instituto Municipal de Cultura y Educación, (IMCE), del municipio de Torreón, Coahuila, debido a la pobre, arbitraria y cuestionada actuación de la ex titular, Renata Chapa y sobre todo a la ilegítima constitución del Consejo Ciudadano de Cultura, detonó la atención de algunos de los medios de mayor alcance en la Comarca Lagunera hacia el ámbito cultural y sus protagonistas: los artistas y trabajadores del arte y la cultura y su relación con el gobierno, los medios y las instituciones.

Particular ha sido la postura de Multimedios Laguna donde Ángel Carrillo y Marcela Moreno, lectores de noticias, opinadores a modo y directores de áreas en ese corporativo, han adoptado una actitud beligerante y de censura a las exigencias de los creadores sobre quienes han vertido calificativos negativos. Esta postura se explica debido a que las críticas al IMCE, al proceder y organizacióndel instituto exhibieron, entre otras arbitrariedades,la relación del reportero del área de cultura en Milenio, José Ángel Reyna, quien además de estar encargado de esa sección donde publicaba notas por lo general plagadas de errores, cobraba en el instituto bajo la brumosa denominación de “profesor”,asíaparecía en la nómina gubernamental.

Tras la exposición de la nómina y la duda acerca del trabajo real de Reyna en el instituto, el reportero fue cambiado a la sección de negocios del diario Milenio y desapareció de la estructura y de la nómina del IMCE. Otro de los elementos que podrían contribuir a explicar esta postura es la relación de compañerismo universitario que existió entre la anterior directora de cultura, Renata Chapa y Marcela Moreno, hecho revelado en una de las mesas del programa de supuesto análisis“Cambios”; emisión caracterizada por la habitual uniformidad de las posturas y por la actitud acrítica y servil ante el poder en cada una de las entrevistas realizadas, elementosque Pierre Bourdieu expone en su libro titulado “Sobre la televisión”.

Carrillo y Moreno, desde la miopía y la postura de jefes en una empresa donde se explota en demasía a los reporteros y a los trabajadores, son incapaces de dejar a un lado sus prejuicios y hábitos para intentar conocer e informar cuáles son las realidades laborales de los trabajadores de la cultura, las dinámicas en las instituciones gubernamentales y en su mismo medio y corporativo donde los contenidos culturales tienen apenas unas páginas reproducidas del material emanado desde el Distrito Federal; algún interesante reportaje y entrevista que sólo aparece completo en el diario impreso; en la página de internet es publicado incompleto –aunque conociendo la sobreexplotación de los reporteros disfrazada bajo la rimbombante etiqueta de “Sinergia informativa”, obligaría a los trabajadores a aumentar con la exigencia de notas específicas para televisión y radio la ya de por sí abultada carga de trabajo–.

En la televisión el tema cultural sigue unido al de espectáculos.En el canal 9 a cuentagotas se presentaba la sección “Más contenido, más valores, más cultura” y las cápsulas siempre interrumpidas llamadas “Conexión” resultan segmentos sepultadospor el chisme, la banalidad, la publicidad, los infomerciales, los programas de propaganda religiosa y una abultada transmisión de telebasura repetitiva y francamente imbécil plagada de antivalores.

Según las encuestas de consumo cultural sólo un tres por ciento de la población tiene el hábito de leer periódicos y revistas, si a esto le sumamos que el principal sostén económico de Multimedios es el amarillista periódico llamado “Express”, cuya venta es mayoritaria, comprendemos cuál es la atención que Multimedios da a la cultura. En los demás canales televisivos, en Televisa y Tv Azteca Laguna, la cercanía a la nulidad es compartida.Me centro en la televisión abierta dado su poder de influencia y sobre todo su omnipresencia y alcance.La televisión de paga, Canal 10 de Megacable, tiene el programa sabatino “Lo mejor de la semana” enfocado a temas de arte y cultura. En las radiodifusoras, al menos en los programas de Grupo Radio Estéreo Mayrán, las estaciones universitarias y noticieros de distintas frecuencias, la presencia de los temas culturales es constante y realizada con variadas exploraciones, siendo Radio Torreón el que ha devastado el carácter cultural de la estación para transformarse en una mera repetidora de la industria musical.

En los diarios Noticias y El Siglo de Torreón se reproduce el hábito de unir la cultura a los espectáculos, con pobre cobertura, enfocándose a la mera actividad de registro de fotografías en las páginas de Sociales; aunque El Siglo de Torreón edita cada quincena la revista Siglo Nuevo como contrapeso.

El periódico universitario Entre Todos dedica usualmente algunas planas a la cultura e incluso presentó entrevistas especiales con los encargados de los centros de cultura de la Comarca tras la salida de Renata Chapa.La omisión del periódico universitario fue notable al centrarse en el aspecto institucional y no localizar a quienes participamos en el colectivo Espina Cultural y los hijos de la Biznaga (puede buscar en Facebook las publicaciones del colectivo tecleando el nombre), quienes bogamos por la instauración legal del Consejo Ciudadano de Cultura, la constitución de un plan de cultura a corto y largo plazo mediante mesas de análisis, y una verdadera inclusión ciudadana en la toma de decisiones y en el ejercicio y vigilancia de la aplicación y uso de los recursos públicos.

El consejo busca tener representantes de las diversas disciplinas y áreas del arte y la cultura incluyendo expresiones urbanas y tradicionales, además, en un carácter múltiple, incluir representantes del gobierno, la sociedad civil, los empresarios y los ciudadanos en general quienes actuarán sin recibir pago alguno para eliminar la atávica verticalidad y sordera con la que se dirigen las instituciones.

Estas organizaciones resultan un ejemplo de la necesidad de injerencia y participación ciudadana en el gobierno, tal como se supone debería ser el funcionamiento de los consejos ciudadanos convocados al inicio de la administración de Miguel Riquelme, consejos que mediante una estructura y reglamentación bien definida y avalada por las instituciones de gobierno y las leyes que determinan su modo de acción, resultan un contrapeso indispensable ante las prácticas palaciegas implementadas de modo arbitrario por quienes encabezan el gobierno y las instituciones y no un simple parapeto del alcalde y de personajes que los utilizan para sus intereses particulares:En el caso de la cultura, la supuesta jefa del consejo apócrifo, instaurado por dedazo y sin validez ante el congreso estatal por más ceremonias en las que quieren borrar el carácter ilegítimo del origen, es Lucrecia Santibáñez, quien ostenta un presunto conflicto de interés al ser beneficiaria del IMCE con proyectos y apoyos económicos generosos para su escuela de música. Hay que señalar que en los consejos ciudadanos no existe jefatura alguna dada la horizontalidad con la que se maneja la igualdad de los representantes.

El aspecto masivo de los medios de comunicación representa una oportunidad de creación de públicos y de la incursión de la cultura, las bellas artes y las expresiones populares y tradicionales como contrapeso al pensamiento único, a la homogeneidad y automatismo promotores de la ignorancia y la manipulación. Corresponde a la cultura, entendida como abanico de expresiones, el volverse un gran estímulo para la transformación mental de la población. Existe la posibilidad de concebir industrias culturales que ayuden contra de estancamiento económico; realizar campañas de contenidos que concienticen a los habitantes de la Comarca Lagunera con respecto a su entorno y la urgencia de actuar frente los problemas inmediatos.

Si bien la cultura no es la solución a todos los males, pues son múltiples los factores socioeconómicos que determinan la circunstancia de un entorno, la expresión cultural contribuye a ampliar los horizontes y a concebir distintas visiones de la vida y el reconocimiento de la propia existencia y las posibilidades de transformación al cuestionar y decir Basta.Quizás por ello resulta adversa a los poderes establecidos y quienes desde su analfabetismo funcional los encabezan habituados a la explotación y al silencio de los empleados.

La cultura y el arte resulta un entorno hostil para quienes creenque los ciudadanos deben de permanecer como vasallos enajenados.La cultura es el germen de la crítica, la conciencia y la insatisfacción, la voz que se erige para decir Alto y exhibir la desnudez de los “emperadores” mediáticos y gubernamentales abrazados en una cópula deplorable que sólo a sí mismos beneficia y que por el bien ciudadano debe terminar. No olvidemos seguir exigiendo la democratización de los medios de comunicación.

Contacto:
Twitter: @Capitanbardo78
Facebook: Daniel Enrique Maldonado Sánchez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Temas de cultura en la concentración mediática de la Comarca Lagunera: algunas apreciaciones en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: