La imagen del migrante en los medios de comunicación: criminalización y racismo

2 marzo, 2014 § Deja un comentario

 

Ana Laura Castillo

¿Cuántas veces hemos escuchado o leído en noticieros, revistas, periódicos o artículos, temas que resaltan la relación entre migración y delincuencia? Seguramente muchas, y quien no recuerde alguna tiene que ver con la naturalización de ciertos discursos mediáticos que enuncian y presentan a poblaciones de diferentes colectivos como “migrante” igual a: el que roba, mata, molesta a la población residente, altera el orden, se prostituye o vende drogas, es decir en todos los casos viola la ley, cosa fácil pues si ha entrado ilegalmente a otro territorio es propenso a delinquir.

Estos discursos circulan en todas las dimensiones sociales, políticas, culturales y simbólicas de nuestro entorno y son renovados constantemente, otras veces mutan en una especie de catarsis política-social, se habla de inmigración, multiculturalismo e interculturalidad, es decir se acentúa el lado positivo de estos procesos migratorios para ciertas estrategias de asimilación. Este flujo de representaciones sobre quienes migran a otros países ya sea de manera legal o ilegal, se constituyen dentro de estructuras interseccionales donde confluyen no solo aspectos raciales, sino de clase social, género, etnia y edad.

Aquí los medios de comunicación son los mejores encargados de producir y reproducir discursos, corrientes de opinión que legitiman la discriminación de hombres y mujeres que se desplazan hacia otros países en busca de oportunidades económicas. La función más importante de los discursos sirve para mantener monopolio y hegemonía, fijar legitimidades, al mismo tiempo que valida ciertas prácticas.

…el prejuicio y la discriminación no son innatos, sino aprendidos, y se aprenden principalmente del discurso público. Este tipo de discurso, como los debates políticos, las noticias y los artículos de opinión, los programas de televisión, libros de texto y trabajos de investigación académica están en gran parte controlados por las élites. Si este discurso fuera sistemática y predominantemente no racista o antirracista, sería muy improbable que el racismo estuviera tan extendido en la sociedad como lo está, asumiendo que en muchos sentidos las élites son los guardianes morales de la sociedad y normalmente dan el buen o mal ejemplo de prácticas sociales. (van Dijk, 2006)

Estos discursos, imaginarios y representaciones se generan y circulan a través de diversos medios, categorías del migrante que concuerdan con determinadas categorías de delitos. Los inmigrantes de los países primermundistas generalmente son pobres, primera diferencia en relación a una clase social; estos pobres provienen de países denominados geopolíticamente del sur global, la gran metáfora de la opresión y la exclusión social, según Boaventura de Sousa Santos. De tal manera que cuando se habla de migrantes en los medios, estos tienen nombre y apellido dentro del mapa y la historia global, definiéndolos con base a una nacionalidad o etnia, palabras usadas para disfrazar una diferencia de cuestión racial. Recordemos que la dominación y explotación a partir de la colonialidad trae consigo la instauración de un racismo fundado con la duda de “si las poblaciones colonizadas son humanas o no”, “los indios tienen alma o no” pues al igual que judíos y musulmanes no predicaban la religión católica. Razón principal según Grosfoguel del racismo colonial, es decir “pueblos con religión” contra “pueblos sin religión” primeramente un racismo religioso, posteriormente un racismo de color de piel, fundamental para la conformación de lo que él denomina el “sistema-mundo capitalista/patriarcal occidental o-céntrico/cristiano-céntrico moderno/colonial”. Al cual le agregaríamos en el caso de la discriminación de quienes emigran a otros países, racismos por lengua, cultura, etnicidad, religión, etcétera. Por su parte van Dijk considera que estos procesos como el colonialismo, la segregación, el Holocausto, el Apartheid como prácticas racistas llevadas a cabo por políticos y legitimadas por periodistas, académicos y científicos.

La relación entre este racismo brevemente esbozado y el fenómeno de la migración, es importante, puesto que si se deslindan estos procesos interrelacionados, se ve la migración como suele presentare en las notas; “oleadas”, “plagas”, “invasiones violentas” entre otros adjetivos que además de estigmatizar, naturalizan el fenómeno de la migración como algo propio de países pobres, o como deseos individuales, invisibilizado todos los riesgos que implica.

En Estados Unidos y Canadá los mexicanos y centro americanos (Guatemala, Honduras, Salvador y Nicaragua principalmente), insisten en invadir territorio norteamericano y tener trabajo para mantener a sus familias; al otro lado del globo específicamente en España, Francia, Portugal; los migrantes sudamericanos, africanos, árabes y orientales, buscan entrar a lo que suelen llamar “primer mundo”. Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, República Dominicana, Brasil, Marruecos, Ucrania, Rumania entre otros; ocupan los primeros lugares en la lista de nacionalidades extranjeras dentro de la Unión Europea, datos que son relacionados de manera simplista con el 31% de la población que se encuentra recluida en cárceles europeas (datos oficiales de gobiernos europeos), en su mayoría hombres jóvenes inmigrantes. Estas cifras y porcentajes son sobredimensionados y puestos en circulación como datos duros que justifican la detención indiscriminada de extranjeros que van de paso o personas que se han asentado en estos países.

Por lo tanto al cumplir con alguna de las características estereotipadas de estas nacionalidades son blanco de sospecha por lo tanto de aprensión, situación común en los barrios considerados de migrantes. En el caso de España la crisis social y económica que vive hace años ha recrudecido las imágenes y las políticas estigmatizantes de los migrantes que se encuentran trabajando en el país.

Al otro lado del globo en las fronteras norte y sur de México, la relación mecánica entre migrante y delincuencia es la misma, si bien en estas fronteras se ha visibilizado más la situación de peligro y discriminación por la que pasan quienes desean llegar a Estados Unidos y en su paso por México, la imagen circulante en los medios es de la vulnerabilidad de hombres para enrolarse en actividades delictivas, en el caso de las mujeres se muestran como “las exuberantes latinoamericanas” que no tiene más opción que trabajar de domesticas o prostitutas, situación peculiar con las mujeres de origen Hondureño, de manera similar es el imaginario que se comparte en Europa acerca de quienes proceden de países como Colombia.

Otro imaginario compartido en los medios internacionales y locales, es la trata de personas por sus mismos paisanos, que suelen ser “rescatados” por el Instituto Nacional de Migración o por la Guardia Civil. Es común observar en las notas policiales de algunos diarios de sur de México, títulos que enuncian primeramente la nacionalidad de quien ha cometido algún delito dentro del país, aclarando rápidamente que se trata de un “migrante” y no un “extranjero” adjetivo que pareciera solo pertenecer a cierta clase turística. Y la nota es contundente cuando se muestran fotografías, exacerbando rasgos faciales, físicos, y vestimenta, variables que los vuelven sospechosos o sospechosas y por lo tanto se procede a revisar o interrogar y por lo tanto a detener.

Y estos discursos presentados en los medios, estas imágenes determinan de manera importante la actitud, la formación de estereotipos y miedos sociales peor también la autoidentificación y construcción de los grupos nacionales constantemente discriminados y criminalizados. Finalizo con la principal tesis de van Dijk, sobre como el racismo de las élites a menudo bastante sutil e indirecto, para distinguirlo del manifiesto y ostensible racismo de la extrema derecha, necesitamos investigar qué formas toma este tipo de racismo hoy en día. Quizá estamos tan acostumbrados a este tipo de racismo que ya ni siquiera lo percibimos.

 

Fuentes consultadas:

Grosfoguel. Ramón. (2012). El concepto de «racismo» en Michel Foucault y Frantz Fanon: ¿teorizar desde la zona del ser o desde la zona del no-ser?

vanDijk, Teun A., Alsina, Miguel R. Granados Martínez, A. et al. (2006). Mediosde comunicación e inmigración. Programa CAM. Encuentro.

 

Algunos encabezados:

 

Capturan a “chapines” por robo a un almacén

http://www.cuartopoder.mx/capturan-a-chapines-por-robo-a-un-almacen/

 

Mexicano, el migrante asesinado a tiros en California

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/02/20/mexicano-el-migrante-asesinado-a-tiros-en-california-4649.html

 

JUAN JOSÉ IMBRODA | PRESIDENTE DE MELILLA (PP) »

“La Guardia Civil no hace nada en la frontera sin material antidisturbios”

“¿Recibimos a los inmigrantes con un comité de azafatas?”, se pregunta Juan José Imbroda

El presidente de Melilla quiere cambiar la ley para las ‘devoluciones en caliente’

http://politica.elpais.com/politica/2014/02/18/actualidad/1392735187_870517.html

 

La inmigración masiva, la peor plaga que ha caído sobre España desde el año 711

http://www.alertadigital.com/2013/09/02/la-inmigracion-masiva-la-peor-plaga-que-ha-caido-sobre-espana-desde-el-ano-711/

 

Acusan a hondureños de robar a migrantes en Chiapas

http://www.sdpnoticias.com/local/chiapas/2013/08/23/acusan-a-hondurenos-de-robar-a-migrantes-en-chiapas

 

“El corredor del placer” está lleno de hondureñas

En las zonas de la frontera entre Guatemala y México es fácil encontrar catrachas que trabajan en los bares de prostitución

http://archivo.laprensa.hn/Migrantes/Ediciones/2011/06/16/Noticias/El-corredor-del-placer-esta-lleno-de-hondurenas

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La imagen del migrante en los medios de comunicación: criminalización y racismo en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: