Las radios comunitarias: la resistencia ideológica de los y las zapatistas

12 septiembre, 2013 § Deja un comentario


Carmen Espino

 “Nosotros estamos respondiendo en lo ideológico revolucionario con las radios comunitarias. Es lo que nosotros estamos haciendo para no caer en la política del mal gobierno”

Bulmaro, base de apoyo del EZLN

En el pasado mes de agosto, los y las compas zapatistas nos recibieron en sus  comunidades para compartir con más de mil personas, provenientes de todo el mundo, lo que para ellos es la autonomía y la resistencia y cómo la han construido.

Después de más de 19 años –entre lo clandestino y lo público—, los y las zapatistas se enfrentan constantemente a ataques por parte del mal gobierno para desarticular su organización.

Una de las resistencias por las que atraviesa el Ejército Zapatista de Liberación Nacional –EZLN- es la ideológica; el Estado tiene a su servicio a los medios de comunicación masivos y a la escuela oficial -entre otros-  como aparatos ideológicos que actúan de tal modo que reclutan y aleccionan a los ciudadanos, así se busca una transformación de éste, para que pueda reproducir o ser parte de las relaciones capitalistas de explotación. Es decir el aparato político – Estado- somete a los individuos a la ideología de éste a través del aparato de información. Mediante la prensa, la radio y la televisión intentan adoctrinarnos a la lógica capitalista.

De esta situación están muy conscientes los y las zapatistas. En palabras de Anahí -integrante de la Junta de Buen Gobierno del Caracol La Realidad- “El mal gobierno utiliza todos los medios de comunicación para controlar y desinformar al pueblo, por ejemplo la televisión, radio, telenovelas, celulares, periódicos, revistas y hasta el deporte. En la televisión y la radio, mete muchos comerciales para distraer, las telenovelas para enviciar a la gente y creamos que lo que pasa en la tele nos va a suceder a nosotras.”

La pregunta es ¿cómo los y las zapatistas resisten a la ideología del gobierno proveniente de los medios de comunicación oficialistas?

Por una parte, la comunidad se ha organizado y da opciones a los y las zapatistas para que dejen de lado la televisión y el deporte que viene del mal gobierno. Las acciones son los encuentros juveniles de futbol y basquetbol, encuentros de poesía y baile entre niños, así los y las compas zapatistas no dejan tirado el trabajo por ir a ver el fútbol, ni dejan de asistir a las reuniones por estar viendo la telenovela. Sino que tienen las opciones en su mismo territorio sin tener que encender una televisión.

Otro problema es que a partir del 94, el mal gobierno, por medio de las radios oficiales, comenzó a engañar a los pueblos indígenas con que la brujería existe. A mí me tocó escuchar en la radio no zapatista, camino al caracol, a un charlatán diciendo: “aquel hermano que vive cerca de ti te está haciendo el mal y te está comiendo”. Luego los y las zapatistas nos explicaron que es un recurso que el gobierno utiliza para ponerlos en conflicto entre ellos mismos, los que caen en el juego comienzan a acusar al vecino de ser el brujo, y así la organización tiene bajas y/o se descontrola. Lo que los y las zapatistas hacen es hablar con sus compañeros para platicarles que no es cierto, de que son mentiras.

Pero además, una  de las maneras de resistencia ideológica para los y las zapatistas son las radios comunitarias. El proyecto de las radios comunitarias no sólo es un claro ejemplo de la autonomía, sino de una manera de contrainformación, es decir, de la lucha contra la información que desde arriba llega para consumo de los de abajo.

Así con dos radios comunitarias por cada uno de los cinco caracoles van resistiendo a los constantes ataques del mal gobierno, difundiendo ideas y contenidos de la lucha zapatista. Es necesario decir que las radios comunitarias de los zapatistas son apenas una grieta, una grieta autónoma que lucha y resiste no sólo al mal gobierno, sino a los problemas técnicos. Las dificultades más notorias son dos: el poco alcance que tiene comparado con las grandes radiodifusoras y que los aparatos se descomponen a cada rato.

 Se imaginan: ¿qué pasaría si el EZLN tuvieran una estación de radio o un canal de televisión, con contenidos hechos por ellos y con alcance nacional?

Quizá al contestar la pregunta anterior entendamos por qué en la pasada reforma en telecomunicaciones quedó excluido el tema de las concesiones de radio y televisión a las comunidades indígenas, a pesar de la petición de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp).

No era de extrañarse. La reforma fue sólo un engaño para que los de arriba pudieran repartirse el poder en manera de telecomunicaciones. Pero también es ilógico pensar, que el Estado –por las buenas- entregara a los grupos subversivos estas armas de comunicación que esparcirían rebeldía y organización.

La resistencia ideológica que están construyendo los y las zapatistas con sus diez radios comunitarias va como el caracol lento, pero avanza. Y es que podemos esperar que los de arriba cedan un poquito en materia de telecomunicación, pero bien dicen los y las compas del EZLN: “la libertad es como la mañana. Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Las radios comunitarias: la resistencia ideológica de los y las zapatistas en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: