Otro pendiente de Peña Nieto: seguridad para los medios*

23 enero, 2013 § Deja un comentario

11 periodistas asesinados en 2012

Artículo 19: 181 agresiones; 45 por ciento cometidas por funcionarios públicos.

El sexenio calderonista concluyó con 79 comunicadores acribillados.

En 2012: México ocupó tercer lugar mundial en asesinatos de comunicadores después de Siria y Somalia.

Veracruz, el más peligroso para los periodistas

29 periodistas desplazados en 2 años

“Fue otro año terrible para el periodismo mexicano, otro año devastador”, expresa al semanario Zeta, de Tijuana, Carlos Lauría coordinador sénior del Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York. No es para menos. Los asesinatos continuaron, las desapariciones también, hubo ataques contra instalaciones y hasta se tuvieron casos de periodistas desplazados. El semanario ha dado seguimiento en los últimos años de los ataques a medios y periodistas y se llegó a la conclusión que en 2012, hasta el 19 de diciembre, fueron asesinados 11 comunicadores en el país.

Las estadísticas registradas por ese semanario en los últimos años revelan que el sexenio 2006-2012 concluyó como el más sangriento para la prensa en toda la historia de México. En el sexenio de Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) este semanario documentó 6 homicidios de comunicadores; en la administración de José López Portillo (1976-1982) sucedieron 12 asesinatos. Asimismo, durante la gestión de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), 33 periodistas fueron privados de la vida. Cuando gobernó Carlos de Salinas de Gortari (1988-1994) fueron asesinados 46 periodistas; en tanto que en el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) se registraron 24 homicidios de periodistas. En tiempos foxistas (2000-2006), el Ssemanario dio cuenta de 28 reporteros caídos. Y en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón, documentó, uno por uno, 79 homicidios de periodistas: 12 en 2007; 13 en 2008; 16 durante 2009; 15 en 2010; 12 en 2011 y 2012 concluyó con 11 homicidios. México, tercer lugar mundial

En 2011, el semanario Zeta registró 12 comunicadores asesinados, ocupando el primer lugar a nivel mundial en cuanto a homicidios de periodistas. De hecho, la Organización No Gubernamental (ONG) Campaña Emblema de Prensa (CEP) (www.pressemblem.ch) con estatuto consultivo de la ONU, en 2011 registró 107 periodistas asesinados en el mundo siendo México el mayor número de homicidios con 12 superando así a Pakistán, donde fueron privados de la vida 11 comunicadores. “México y Pakistán fueron (en 2011) los países más peligrosos para ejercer el periodismo. CEP documentó 12 periodistas asesinados en México, muy probablemente fueron víctimas del conflicto continuo entre los militares y los cárteles de las drogas en el norte del país”, emitió CEP en su informe anual de 2011.

Artículo 19: 181 agresiones 

No solo asesinatos, también en 2012 continuaron otro tipo de agresiones y ataques contra reporteros, fotógrafos y medios de comunicación en general

Hasta el 5 de diciembre de 2012, Artículo 19 que dirige Darío Ramírez en México y Centroamérica, registró un total de 181 agresiones contra periodistas, trabajadores de los medios e instalaciones de empresas de comunicación. “Esto es, nueve casos más que el año pasado”, detalló Artículo 19 (www.articulo19.org). Entre ataques a periodistas y medios de comunicación que Artículo 19 cuantificó hasta el 5 de diciembre destacaban las agresiones físicas con 89, intimidación y presión 28 y en cuanto a amenazas fueron registradas 20. “Los ataques a la libertad de expresión se han extendido ya a 24 diferentes estados de la República y 49.17 por ciento de ellos involucra algún tipo de agresión física-material que compromete la vida e integridad física de los periodistas, o bien involucra el despojo o robo del equipo de reporteros y periodistas gráficos, daños al mismo y la pérdida de material periodístico e imágenes”, informó al semanario Zeta Artículo 19.

Aunque Artículo 19 rendirá un informe sobre libertad de expresión en México correspondiente a 2012 en las primeras semanas de 2013 tal como lo ha hecho en los últimos años, el organismo informó a este Semanario que hasta el 5 de diciembre de las 181 agresiones documentadas Veracruz fue el estado con mayor cantidad de ataques tanto a periodistas como a medios con 26 casos; le siguió el Distrito Federal con 25, Oaxaca registró 22 y Baja California 16.

Uno de los datos más preocupantes en cuanto a ataques a periodistas y medios de comunicación es indudablemente el hecho de que de las 181 agresiones documentadas por Artículo 19, el 45.3 por ciento, es decir, 82, fueron cometidas por funcionarios públicos de los tres órdenes de gobierno. Mientras tanto, Artículo 19 detalló que de las 181 agresiones 26 fueron cometidas por la delincuencia organizada, 28 se desconoce o aún no está determinado, 25 ataques fueron cometidos por particulares, 11 por diversas fuerzas partidistas y 9, organizaciones sociales. Pero, indudablemente, el asesinato de periodistas en el estado de Veracruz es actualmente el foco rojo en el país.

Mucha burocracia, 100 por ciento de impunidad

Durante los últimos años se han creado dependencias, leyes, funcionarios van y vienen, pero los asesinatos y otros ataques contra periodistas y medios de comunicación continúan. Para empezar, durante el sexenio pasado tres funcionarios dirigieron la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE): Octavio Orellana, Gustavo Salas y Laura Angelina Borbolla; obviamente, ninguno entregó resultados positivos. El único “logro” de la administración calderonista fue cambiarle de nombre al organismo dependiente de la Procuraduría General de la República: El 5 de julio de 2010 la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas (FEADP) cambió el membrete por el de Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Hay que recordar que también el 22 de junio se promulgó la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como la Reforma Constitucional que adiciona el Párrafo 2° de la Fracción XXI del Artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos “que faculta a las autoridades Federales para conocer delitos en contra de periodistas en el ejercicio de las libertades de expresión, información e imprenta”.

Brisa Solís, Directora Ejecutiva del Centro Nacional de Comunicación Social A.C., afirmó a ZETA al respecto: “Durante el sexenio de Calderón los ataques a la libertad de expresión fueron una constante y ninguna de las instancias generadas para la atención como la Fiscalía Especial del Poder Ejecutivo o la Comisión Especial en la Cámara de Diputados lograron revertir la tendencia”. “La creación del mecanismo de protección quedó entrampada en el entramado institucional para su operación durante meses en la Secretaría de Gobernación (Segob) y solo es hasta que la Ley General para la Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que se empezaron a sentar las bases para generar los análisis de riesgo para medidas de protección que apenas inician estos meses”, agregó Brisa Solís.

A pesar de dependencias, leyes, funcionarios, la impunidad persiste: “Las integraciones de las averiguaciones previas están mal hechas, la fuente de la impunidad, en otros países los casos están ante juzgados y los alegatos y críticas son ante juzgadores. Aquí (en México) el punto es las averiguaciones previas. En el 99 por ciento de los casos (de agresiones a periodistas y medios de comunicación) las averiguaciones carecen de líneas de investigación”, ha dicho constantemente Darío Ramírez, director de Artículo 19 en México y Centroamérica.

Exigencias y expectativas del gobierno de EPN

Hasta antes del gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), la administración de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) era la más peligrosa para el ejercicio periodístico en México con 46 homicidios cometidos contra comunicadores. Ahora que concluyó el sexenio panista y regresa el Partido Revolucionario Institucional (PRI), algunos organismos defensores de derechos humanos y de la libertad de expresión expresaron sus exigencias y expectativas del gobierno priísta de Enrique Peña Nieto:

Para empezar, Carlos Lauría, coordinador sénior del Programa de las Américas del CPJ, refirió a este Semanario que lo importante es la investigación: “En todos los casos que quedan sin investigar el mensaje es una luz verde para aquellos que cometen este tipo de actos: Los responsables no van a ser castigados, los responsables se salen con la suya, las víctimas y sus familiares son impedidas de obtener justicia, porque la impartición de justicia fracasa, y esto obviamente genera un agravante para toda esta situación donde los periodistas sienten que si el sistema de justicia no da respuesta alguna a lo que está ocurriendo y obviamente los autores de estos crímenes pueden seguir haciéndolo con total de impunidad”. Carlos Lauría exigió al gobierno de Enrique Peña Nieto: “Instar a que este tema de la libertad de expresión ocupe un lugar prioritario, algo que no vemos que esté ocurriendo, hay cuestiones retóricos de apoyo al trabajo de la prensa pero no hay una política destinada a convertir esta grave crisis de libertad de expresión en un tema prioritario, eso es preocupante, desde luego; no lo fue en la campaña y por las tres semanas desde que asumió el presidente no parece estar entre sus prioridades; éste es un tema que debe ser prioritario”.

Por su parte, el Licenciado Humberto Hernández Haddad, coordinador jurídico de Fundación para la Libertad de Expresión (www.fundalex.org) dijo: “Ayudaría mucho también que el Congreso de la Unión formara una comisión legislativa especial para dar seguimiento a las agresiones que sufren en México los periodistas mexicanos o extranjeros”. Exigió el Licenciado Hernández Haddad al sexenio de Enrique Peña Nieto: “Devolver la seguridad púbica a la geografía nacional, que no tengan miedo las personas en salir a ejercer su profesión, a transitar por caminos y carreteras. Ojalá pronto México le esté dando vuelta a esa hoja entrando al año 2013 con una nueva perspectiva que devuelva la normalidad en el ejercicio de la libertad de expresión”.

Asimismo, Brisa Solís, Directora Ejecutiva del Centro Nacional de Comunicación Social A.C., recalcó: “Consideramos que el fin de sexenio siempre es una oportunidad para atender temas no se atendieron por la administración pasada; sin embargo, son solo las acciones las que pueden demostrar el interés por la importancia que tiene el tema de la libertad de expresión en México”. Concluyó contundente Brisa Solís: “Nuestra exigencia es la que ha sido hasta ahora con las anteriores administraciones: generar la condiciones necesarias para el desarrollo periodístico, para ello es necesario sancionar a los responsables de las agresiones, es decir que no quede en la impunidad, ya que la impunidad solo genera condiciones para la repetición de estos delitos”.

*http://reporteroscom.blogspot.mx/2012/12/otro-pendiente-de-epn-seguridad-para-la.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Otro pendiente de Peña Nieto: seguridad para los medios* en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: