El mercado laboral periodístico mexicano sin datos

1 marzo, 2012 § Deja un comentario

Asegurado el desempleo para la mayoría de los egresados de las licenciaturas sobre medios

José Lupe González

 Una de las carencias más delicadas del ámbito relacionado con los medios de comunicación y de las universidades que imparten las licenciaturas relacionadas con los medios, es la falta de investigaciones y de datos que manifiesten la realidad laboral de los egresados de estas carreras.

No tenemos en el país ninguna institución académica, empresarial, civil o gubernamental que realice esas tareas de investigación y de análisis del panorama ocupacional de los medios y de sus trabajadores. Apenas el sitio en internet Observatorio Laboral, de la secretaría del Trabajo y de Previsión Laboral, ofrece unos datos incompletos sobre el ejercicio profesional de los egresados en esta materia. El Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación, A. C. (CONEICC), que es una Asociación Civil sin fines de lucro integrada por instituciones académicas y profesionales dedicadas a la enseñanza y/o a la investigación de las Ciencias de la Comunicación, bien pudiera producir ese contexto analítico tan necesario para conocer el grado de la saturación del campo laboral y las demás variables ocupacionales de los egresados de las carreras sobre los medios de comunicación. Según la página electrónica de la CONEICC sus cuatro principales objetivos son: a) Propiciar la comunicación entre profesores, investigadores e instituciones de enseñanza de las ciencias de comunicación. b) Fomentar la investigación, la enseñanza y la divulgación de las Ciencias de la Comunicación. c) Elaborar normas de calidad y promover la excelencia en los programas académicos de comunicación a nivel superior y d) Impulsar la Comunicación Nacional en todas sus áreas y disciplinas directas y asociadas.

Es imposible pues poder conocer o medir, así sea con números oficiales —que por lo regular siempre son desconfiables— rubros básicos del quehacer mediático como: el grado de desempleo, el ingreso, cantidad de egresados de las carreras sobre medios —en el país, por estado, por ciudad; incluso por cada universidad—, en que aéreas de los medios se contrata a mas egresados, cuál es su desempeño —habilidades y deficiencias de su preparación—, más los etcéteras que se acumulen. Se desconoce casi todo del espectro laboral de los medios de comunicación en México.

Fausto Fernández Ponte, en el texto Periodismo y Desempleo, señala que “El desempleo en México no suele representarse con fidelidad en las estadísticas oficiales —las del Estado—, por lo que la fehacencia del fenómeno se sustenta principalmente sobre una base de vivencias personales o gremiales. Éstas, empero, son más confiables que el registro estadístico, aunque carezcan del atributo del rigor metodológico y resulten principalmente de discernimientos en la lógica aristotélica de los inferimientos válidos a partir de premisas experienciales.

“Así, la realidad —por lo menos en México— se nos ofrece subjetivamente; es decir, vemos sus representaciones totales o parciales, pero no la realidad misma ni sus componentes, ni cómo éstos actúan entre sí, en lo interno, y con lo circundante… Gremio por gremio, el desempleo es ostensiblemente dramático; es decir, alcanza el atributo de la espectacularidad, a partir de definiciones que devienen del empirismo vivencial de cada quien. Hay desempleo y hay desocupación, según definiciones personales…

“Y el gremio de los periodistas —y, epicenamente, los trabajadores de los medios de difusión— refleja con creces esta realidad socioeconómica tan lacerante, aunque la interpretación del fenómeno trascienda, como trasciende, al ámbito laboral. Y es que a la explotación del periodista, de por sí perversa, pues crea plusvalía para empresarios voraces de dinero y ambiciosos de un poder que ejercen para amasar fortunas de origen dudoso, se agrega otra acción de violencia socioeconómica…

“Estimase informalmente que en el gremio de periodistas el desempleo y/o desocupación se representa así: de cada cien periodistas, sólo 45 tienen empleos. Y de esa proporción porcentual —45 por ciento—, pocos están pagados decorosamente. Los gremios están en crisis aguda, de magnitud épica, heroica diríase; el de los periodistas refleja exponencialmente ello”. (1)

Los comentarios y el dato ofrecido por Fernández Ponte subraya lo que aquí menciono: la carencia de cantidades, cifras y todo el entorno estadístico sobre la realidad laboral de los medios. Va: 45 de cada 100 periodistas tienen empleo. ¿Y cuántos periodistas hay en el país? ¿Cuántos en cada estado? ¿Cuántos en cada medio grande, mediano, chico, diario, semanal, mensual, bimestral… electrónico, impreso, por internet…? Fernández ponte añade otra ambigüedad: “pocos están pagados decorosamente”. Vuelvo: ¿Cuántos de cuantos? ¿Cuál es el ingreso de esos cuantos? ¿Cuánto ganan los demás? No se sabe casi nada de la actividad laboral del gremio periodístico, de los egresados de las carreras sobre medios, de las aristas de todo su quehacer laboral.

El periodista Rogelio Hernández López, reportero de asuntos especiales en el diario Milenio y coordinador general de la Academia para el Desarrollo Profesional del Periodismo, A.C., Desper, en formación, en el artículo Proteger a los periodistas, relata: “…Una tempestad asola a la prensa de Europa, Estados Unidos y del resto de América: ocurre un severo ajuste en el mercado de la información y en la estructura del modelo de la industria de las noticias. Arreció en 2008 y aún siguen sonando las alarmas por las quiebras, clausuras de ediciones, los despidos masivos y cierres de plazas laborales. En México, aunque apenas asoma como noticia, los efectos del fenómeno ya son como de una tormenta que impacta a los medios de todos los tamaños. Y, para enfrentarla se busca el ahorro, bajar costos, suspender inversiones, se hacen recortes de días y prestaciones laborales, disminución de salarios, despidos y cierres definitivos de empresas…

“Una propuesta, difícil de alcanzar pero no imposible es que los poderes de la unión declaren un periodo especial de protección y estímulos para que los medios de prensa y los periodistas pueden superar la emergencia económica y sienten mejores bases para su desarrollo profesional con garantías estatales y seguridad…

La tormenta en México
Las expresiones de este gran ajuste en México, trascienden muy poco en los medios de prensa. La mejor evaluación fue de Jenaro Villamil en la revista Proceso al principiar 2009. Denominó al fenómeno como la crisis de los periódicos. ‘En varios periódicos y grupos editoriales se han anunciado recortes que van del 20 al 25 por ciento de la plantilla laboral, incluyendo reporteros y personal administrativo’, sostuvo Villamil…

¿Qué soluciones?
Entonces el libre mercado no dará soluciones mágicas, ni para todos. Si lo que se debe salvar es el ejercicio profesional de la prensa y nuevamente hacerlo compatible con la libertad de empresa en la comunicación, ese mercado debe ser regulado, así fuese temporalmente. En Francia y otros países de Europa se exploran soluciones para el rescate de la prensa. En América Latina han ido a una tentación mayor también por las confrontaciones de los grandes medios con los gobiernos democráticos: la regulación legal del mercado.

En Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia y otros países se examinan iniciativas para que el Estado ponga frenos a la concentración de los medios y conceda garantías a los demás para que haya más equilibrios y pluralidad informativa, aunque los grandes propietarios organicen revueltas arguyendo atentados a la libertad de expresión.

Para México, ese debate en particular, es demasiado difícil llevarlo más allá de los especialistas y ampliarlo a las fuerzas políticas decisorias… En la búsqueda de lo posible y de apoyos a los más afectados por la tormenta, como son los periodistas y los medios de prensa medianos y pequeños, se hace necesario promover la acción del Estado para que se declare un periodo especial (y por tanto temporal), de protección y estímulos para superar la emergencia económica y se sienten mejores bases para su permanencia y desarrollo profesional”. (2)

Según lo expuesto por Rogelio Hernández, apoyándose en los datos de Jenaro Villamil; se propone la regulación del mercado por parte del Estado; pero estas medidas no alcanzan a detener el sub o desempleo de los egresados de las carreras sobre medios. Faltaría que también las universidades que cuentan con estas carreras, limitaran la matricula, proyectaran la cantidad de egresados que cada ciudad, región o estado necesita de acuerdo al tamaño de los medios existentes en esos lugares. Insisto: la CONEICC bien puede acopiar esos datos. A partir de la recopilación de la información necesaria puede empezarse con un proyecto que detenga la el futuro de sub o desempleo de los egresados.

En España, por ejemplo, se sabe que por cada periodista desempleado hay casi dos estudiantes por graduarse. Mientras que cada año se gradúan tres mil periodistas, sólo en 2008 hubo cinco mil reporteros despedidos. Así lo precisa el Informe Anual de la ProfesiónPeriodística  presentado hoy por la Asociación de Prensa de Madrid.

La organización indicó que por cada periodista desempleado, hay casi dos estudiantes de periodismo que se prepara para buscar un empleo. Pedro Farías, director de APM, dijo que hay un “ligero aumento en el número de licenciados en Periodismo en 2011, que alcanza la cifra de 19.668”.  “Además de la crisis económica, está la crisis empresarial, pero, sobre todo, se trata de una crisis del sistema (de medios)”, señaló. Eso no es todo. Según el informe, los periodistas también se enfrentan a cada vez más presiones sobre todo la venta de publicidad y el entorno político.

Algunas cifras:

—Según el Servicio Público de Empleo Estatal, hay  9.937 periodistas parados hasta setiembre de este año.

—De los que estudian Periodismo, alrededor del 50% se dedican a ello.

—Un 62% de los periodistas españoles considera que el principal problema de la profesión es la precariedad. (3)

Por otra parte, en Chile, sólo hay 1,700 puestos de trabajo para periodistas según un estudio. “El portal Universite.cl reveló que 11 mil periodistas tienen título profesional en Chile. No obstante, sólo hay 1,700 puestos de trabajo disponibles para este mercado. Según la radio Bio Bio, el informe precisa que hay unos 8 mil estudiantes de periodismo en las diversas universidades del país.

A estas cifras desalentadoras se suma una preocupación del Colegio de Periodistas de Osorno debido a la posible aprobación de un nuevo centro superior que promueva la carrera de periodismo a pesar de la evidente crisis en la profesión. “Los movimientos por la educación del 2011 deberían haber dejado una lección, pero al parecer no hubo aprendizaje. Mientras a nivel nacional vemos una gran cantidad de egresados de periodismo cesantes o mal remunerados, en Purranque se intenta montar un negocio sin visualizar la realidad del territorio y la situación de los y las periodistas del sur que están sin trabajo o desempeñándose en otra cosa para poder vivir”, declaró Francisco Reyes, representante de dicha agrupación. (4)

Notas

1.-http://blogotitlan.com/columnas/2008/07/periodismo_y_desempleo.html

2.-http://www.amedi.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=262:rogelio-hernandez-lopez-proteger-a-los-periodistas&catid=54:reflexiones&Itemid=94

3.-http://www.clasesdeperiodismo.com/2011/11/11/por-cada-periodista-desempleado-en-espana-hay-casi-dos-estudiantes-por-graduarse/

4.-http://www.clasesdeperiodismo.com/2012/01/24/solo-hay-1700-puestos-de-trabajo-para-periodistas-chilenos-segun-estudio/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El mercado laboral periodístico mexicano sin datos en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: