Radio Torreón: 20 años al servicio del gobierno y no de la sociedad

2 octubre, 2011 § Deja un comentario

Inexistente como radio pública aun con los cambios que se proponen

José Lupe González

El Consejo Directivo de la Red Nacional de Radiodifusoras y Televisoras Educativas de México, designó a Torreón como sede de la XIII Asamblea Nacional, a celebrarse durante la primera semana del mes de noviembre de este año. La XIII Asamblea de Radiodifusoras y Televisoras Educativas contará con la asistencia de representantes de alrededor de 120 estaciones culturales de todo el país y unos 22 canales de televisión.

 Radio Torreón, la única radiodifusora perteneciente a un gobierno municipal en el país, sigue a la espera de que el cabildo del Ayuntamiento autorice su descentralización para que se le asigne un presupuesto propio y se nombre un consejo de administración que se encargue del manejo financiero.

Para que se pueda crear un organismo descentralizado, se requiere primero la autorización de la respectiva Comisión de Regidores, luego del Cabildo en pleno y por último del Congreso del estado. Radio Torreón apenas va en el primer paso y no se ven posibilidades de que ese proceso legislativo avance,ya que la Presidencia Municipal no cuenta con el dinero necesario ni tiene el interés político para descentralizarla, aunque tanto el alcalde Eduardo Olmos, el secretario del Ayuntamiento y el director de la estacióndeclaren que ya ha sido desincorporada de la estructura municipal.

La principal diferencia de que sea descentralizada, es que dejaría de depender de la dirección de Comunicación Social y su control estaría a cargo de un Consejo de Administración. Asimismo, el director de Comunicación Social ya no tendría la libertad de manejar el presupuesto a su albedrío, sino que quedaría a la libertad del órgano descentralizado. Lo mismo ocurriría con las decisiones operativas.

Radio Torreón que nació en 1991, durante la administración de Carlos Román Cepeda, hizo su primera emisión el 30 de abril de ese año; desde entonces se ha mantenido como una estación de gobierno y no como una radio pública, bajo un perfil cultural que nunca terminó por consolidarse y el cual poco a poco se ha ido desplazando a una programación comercial.

Desde su fundación, el carácter público de la radiodifusora no ha existido y en los nuevos planteamientos de descentralización e incluso de desconcentración que pudieran darse, no se encuentra contemplado llevar a Radio Torreón a un desarrollo y ejercicio de radio pública. Después de 20 años de haber sido fundada, han pasado seis alcaldes y un interino: Carlos Román Cepeda González (PRI) (1991-94); Mariano López Mercado(PRI) (94-96, terminó el trienio Salvador Jalife García); Jorge Zermeño Infante (PAN) (97-99); Salomón Juan Marcos Issa (PRI) (2000-2002); Guillermo Anaya Llamas (PAN) (2003-05); José Ángel Pérez Hernández (PAN) (2006-09); y en la actual administración 2010-2013, Eduardo Olmos Castro (PRI). Algunos de los directores de Radio Torreón han sido (el orden no es cronológico): Gilberto Prado Galán, Rocío Mícher, Guillermo Saldaña, Adolfo Rodríguez, Dulce Pereda, Sergio Martínez Valdés y en la actualidad Armando Cobián.

A los seis alcaldes, al alcalde interino, a los cabildos respectivos y a los siete directores; no les ha interesado que la estación funcione de una forma independiente y autónoma, por lo cual sigue siendo utilizada como un medio de comunicación al servicio del gobierno en turno y no con una programación que en esencia sea de utilidad para la población desde la musical, social, informativa y demás contenidos. Radio Torreón es pública sólo en el origen del dinero que se sostiene, no así con la programación que debe tener ese mismo fin y para el cual habría que legislar las medidas necesarias que hagan que su funcionamiento corresponda a los orígenes económicos que le dan sustento.

El jurista mexicano Ernesto Villanueva señala en su análisis Medios públicos: Aproximaciones a un modelo normativo para México: Los medios públicos son parte fundamental del derecho a saber en los Estados democráticos de derecho. No es lo mismo. Sin embargo, medios públicos que medios del gobierno como en México se ha entendido. Hasta hace muy poco tiempo la discusión en el país ha empezado a versar sobre si hay que seguir contando con medios del poder ejecutivo o hay que convertirlos en medios públicos o también como se les dio en llamar hace tiempo de Estado… En síntesis, las versiones gubernamentales han sostenido, palabras más palabras menos, que el presidente de la república o el gobernador del estado, según se trate, encarna la representación popular al ser electos en las urnas, razón por la cual no hay necesidad alguna de representación adicional en los medios con cargo al erario público. De esta suerte, según este argumento basta y sobra con que los medios sean administrados y operados por el gobierno para ser considerados con toda legitimidad medios públicos. Se trata, por supuesto, de una afirmación que no resiste un análisis con el mínimo de profundidad. Veamos: a) El ejecutivo no es el gobierno ni mucho menos el Estado. El gobierno además del ejecutivo está compuesto por el poder legislativo y el judicial. El Estado comprende el gobierno incluye el territorio y a la población, desde su definición más clásica y b) Los medios públicos son herramientas para satisfacer el derecho a la información del público, una buena parte de la cual proviene precisamente de las instancias del ejecutivo y del gobierno, por lo que sería impropio que el propio ejecutivo suministre los criterios informativos de los datos y opiniones que debe recibir la opinión para evaluar precisamente el ejercicio del poder público…

El reto para México es doble. Por un lado debe transitar hacia medios de Estado y, por otro, debe preparar una estrategia argumental que promueva la viabilidad de los medios públicos frente a la empresa privada. Si en las democracias consolidadas los medios de servicio público juegan un papel significativo, en el país pueden convertirse en verdaderos instrumentos para ir edificando porciones cada vez más amplias de sociedad civil y menos de sociedad general del ser humano. (1)

Las universidades, sobre todo las que cuentan con las carreras relacionadas con la comunicación; las organizaciones no gubernamentales, los sindicatos, los integrantes del sector cultural y demás sectores de la sociedad; podrían comenzar un debate que defina qué tipo de perfil programático debe de tener Radio Torreón y empujar el proceso legislativo para que sea descentralizada. Si la misma sociedad no participa y en cualquiera de los dos casos probables, Radio Torreón: 1) No se descentraliza y sigue en la misma situación como hasta hoy y 2) Si se descentraliza y se forma un consejo que se haga cargo del manejo financiero y operativo, ese mismo consejo y el director que se designe, pueden seguir los dictados del gobernante en turno.

Es decir: en cualquiera de los dos casos los cambios no serían transcendentales para la sociedad ni para transformar a la estación que se sostiene con los dineros de los torreonenses, por esa razón es necesario que la sociedad torreonense y lagunera, se involucre en que se empuje el proceso legislativo para la descentralización, los contenidos, quiénes podrían formar parte del consejo y qué perfil profesional debe de tener quien aspire a dirigir la radiodifusora. Si la sociedad no se involucra, todo seguirá siendo manejado de acuerdo a la conveniencia política del gobernante en turno y los dineros que se están solicitando para Radio Torreón no son pocos: su director Armando Cobián señala que para modernizarla, se necesitan 10 millones de pesos. 10 millones que se obtendrían de lo que los torreonenses pagan de impuestos.

Lenin Martell señala la importancia de que la sociedad se involucre en un tema así en su ensayoPara establecer una verdadera radio pública:Para establecer un modelo de radio pública se requiere de la participación de la sociedad civil, instituciones privadas, del trabajo interno de las radiodifusoras en programación, formatos y contenidos, pero sobre todo, del apoyo cabal del Estado. No sólo a nivel discurso como siempre lo ha hecho, sino con conocimientos específicos en esta materia y propuestas viables que salgan de funcionarios capaces y comprometidos. De otra forma, se postergará la implantación de una radio de la sociedad y para la sociedad. Además el gobierno seguirá fungiendo como aquel bloqueador y saboteador de la radio pública…

Por eso la importancia que, tanto la sociedad civil como instituciones privadas y públicas, se incluyan en esta discusión. Por su parte, al Estado sólo le resta respaldar este proceso a través de un régimen legal, cuyo contenido, como dice la investigadora Alma Rosa Alva de la Selva, “refleje su vinculación a un proyecto de nación, un régimen legal que contemple acciones de descentralización que amplíen la presencia de los medios públicos en nuestro país”. (2)

Notas:

1.- http://www.alaic.net/VII_congreso/gt/gt_7/gt7%20p6.html

2.- http://radiomex.blogspot.com/2007/09/para-establecer-una-verdadera-radio.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Radio Torreón: 20 años al servicio del gobierno y no de la sociedad en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: