Túnez, Yemen, Argelia, Egipto, Libia… México en la inmovilidad

1 marzo, 2011 § Deja un comentario

Las causas las padecemos desde hace décadas aquí: pobreza, carestía, desempleo, falta de democracia…

José Lupe González

Un joven argelino ha fallecido después de quemarse … durante una protesta, un gesto similar al del tunecino Mohamed Bouazizi, quien se inmoló en la tarde del 19 de diciembre y desencadenó la oleada de protestas que han culminado con el derrocamiento del ya ex presidente Zine al Abidine ben Alí… El hombre ha sido identificado como Mohsen Bouterfif, un padre desempleado que se inmoló en protesta por la pobreza y las malas condiciones de vida. Antes de prenderse fuego pidió ayuda a la Asamblea Popular Comunal de su provincia, pero el alcalde le respondió que no tenía puesto de trabajo ni alojamiento que darle…

Informe 21.com
http://informe21.com/mohsen-bouterfif

 

El 17 de diciembre, un joven informático en paro, Mohamed Bouazizi, se prendió fuego delante del ayuntamiento cuando la policía le impidió colocar su puesto de legumbres para vender en la calle. Humillado porque una inspectora municipal le pegó un tortazo, le escupieron y le insultaron, Mohamed decidió que valía más la pena morir que vivir en la miseria.
(El resaltado en negritas es de kioSco)

http://www.rtve.es/noticias/20110123/mohamed-bouazizi-heroe-icono-revolucion tunecina/397339.shtml

 

Desde mediados de diciembre  los medios masivos, nos empezaron a saturar con la información de lo que sucedía en Túnez, Yemen, Egipto, Argelia y ahora Libia; pero ninguno, ninguno, revísense las hemerotecas; enfatizó las causas de las movilizaciones: pobreza, carestía, desempleo, falta de democracia… se informó de los hechos, de las movilizaciones, de las protestas; pero no de los orígenes.

Si uno como lector, televidente o radioescucha, percibe las raíces de las protestas  puede tal vez entender que algo semejante pasa en México, en el estado y ciudad que se habita. Las semejanzas de tan iguales pueden resultar peligrosas. Digo que tal vez uno pueda entender que aquí pasa algo semejante, porque creo que nuestro sentido de percepción, de ver y sentir la realidad; han sido modificados, inutilizados o eliminados. Preferimos seguir viendo a Laura Bozzo, Niurka, el futbol, las telenovelas… hemos decidido reinventar la realidad en la que nos tienen los poderosos; hemos decidido inventar el autoengaño de una felicidad permanente con ingresos que apenas alcanzan para la sobrevivencia elemental, con una educación que con cada ciclo escolar es menos gratuita, una atención médica que cada sexenio es menos pública.

El postulado priista que impusieron por décadas de “paz social” o “estabilidad social” a través de los medios de comunicación, implantan en los mexicanos la comodidad de la vivienda del Infonavit, el salario mínimo, la mala atención medica del IMSS y del ISSSTE y el desabasto de las medicinas en esas instituciones, la “libertad democrática”, los abusos que se sufren como consumidores en muchas tiendas, los abusos que se soportan de Telmex, de CFE, de los sistemas de agua, de los bancos…

Debajo de la “estabilidad social”, sabemos que estaba implícita la amenaza de que cualquier movilización social o levantamiento sería reprimido; por eso era mejor disfrutar, así: disfrutar esa paz que exigir una mejoría, una igualdad, social. Es mejor morirse por la falta de medicamentos, morirse envenenado por el arsénico en el agua dizque potable, morirse envenenado por respirar aire negro, morirse de hambre; o es mejor suicidarse por no poder pagarle al banco la hipoteca de la casa que es hogar y patria de sueños y esperanzas, o por falta de trabajo; es mejor eso: morirse por cualquier cosa que por unos balazos del ejército o de la policía. Que protesten otros. Que otros intenten cambiar lo que la mayoría de la población padecemos. A mí eso no me toca.

Es explicable el miedo a la desaparición, a la tortura, a la muerte; inexplicable es que sigamos soportando las humillaciones que los poderosos nos infligen con cada decisión empresarial, con cada medida gubernamental; que nosotros recibimos  con ánimo resignado, con actitud doliente. Eso fue lo que el gobierno y los empresarios nos enseñaron: a resistir y a mentar madres de lengua para adentro, que quien mente madres de dientes para afuera puede ir a la cárcel y ahí quién sabe que le pase.

Hemos sido incapaces de articular protestas organizadas con pasos firmes que retiemblen en el centro de la tierra y se cimbre el infierno; hemos sido incapaces de organizar marchas con multitud de puños en alto que lleguen hasta el fin del cielo. El gobierno y los empresarios han sido eficaces en desunir, en desarticular, en ir destruyendo la poca colectividad que se tenía. Hemos sido incapaces de unirnos como proletarios, como clase baja que somos, tal vez porque somos proletarios con actitud de burgueses.

Ser de la clase baja o de la cada vez menos existente clase media y tener actitud y pensamiento burgués, no es algo casual: los empresarios han fomentado mediante las campañas esos sentimientos. Tener una casa mediante el Infonavit es un tesoro que el trabajador debe agradecer, aunque la casa haya sido construida con materiales deficientes; que las tiendas en México estén bien surtidas, es algo que la población debe de agradecer porque puede comprar lo que quiera; se tienen muchas playas y “destinos turísticos” —les llaman los mercadólogos gubernamentales— para quien quiera se vaya a pasear; no se diga escuelas y universidades de “prestigio”;  también hospitales de “primera”: hay de todo, hasta libertad para el que quiera ir pues vaya. Por eso nos sentimos burgueses. Aunque padezcamos cada principio de año escolar con la “lista de los útiles”,  cada vez que alguien en la familia se enferme así sea  de gripa.

En Túnez, Yemen, Argelia, Egipto, Libia, ya empezaron; aquí en México seguimos en la inmovilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Túnez, Yemen, Argelia, Egipto, Libia… México en la inmovilidad en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: