Ciencias de la Comunicación: la realidad para los egresados

1 octubre, 2010 § 2 comentarios

Por: Diana Lizeth Jáquez Martínez
Es egresada de la Universidad Interamericana del Norte

Realizó sus prácticas profesionales en TV Azteca Laguna

 Cuando se es niño se tienen sueños, ilusiones y aspiraciones que quieres alcanzar durante la edad adulta. La etapa de la infancia está llena de imaginación, en la que  se puede soñar y jugar con ser un gran profesionista, como doctor, policía, maestro, bombero, actriz o conductor de televisión. Sin embargo al pasar los años nos damos cuenta de  que no  es tan fácil como lo imaginamos.

Para todos aquellos que soñamos con escribir, conducir, producir y ser parte del medio del espectáculo —influenciados por aquellas personalidades de televisión o radio  con las que crecimos— nos dejamos llevar,  seguimos nuestros impulsos y estudiamos la profesión de Ciencias de la Comunicación, la cual nos podría llevar a ese sitio o lugar que tanto anhelamos.

Una vez dentro de la carrera, los profesores, directivos y estudiantes te llenan la mente con vagas ilusiones diciéndote “escogiste la mejor de las profesiones”, “Ciencias de la Comunicación tiene un amplio repertorio de actividades en las que te puedes desempeñar”, “no te vas a arrepentir de estudiar y ejercer esta profesión”; tú, como cualquier humano, te llenas la cabeza con imágenes en las que te abren las puertas de todos los medios, pensando que cuando termines de estudiar se pelearán por ti,  para que ocupes un lugar en su empresa. ¡Qué fácil es imaginar!

Al pasar el tiempo te vas enamorando más y más de la profesión y piensas que será fácil salir al mundo real y enfrentar a los cientos de aspirantes que como tú y yo, queremos comernos al mundo. Lo que los maestros no nos enseñan en la escuela es que ese mundo real, no es tan fácil, que aquí afuera el mercado laboral esta saturado de comunicólogos y que hay que pelear por ganarse un lugar. ¿Por qué será que no nos lo enseñan? ¿Acaso será que sólo buscan más alumnos que los hagan llenarse los bolsillos? O ¿repiten las conductas que sus maestros hicieron con ellos?

La toga, el birrete, la ceremonia de graduación y el famoso certificado o título que te hace llenarte la boca de palabras como “soy toda un profesionista”; sólo son el fin de la época de preparación y el inicio  la batalla por lograr un sitio que te haga alcanzar tus sueños profesionales.

Una vez fuera de las aulas de estudio —en el mundo real—, buscas alcanzar todo aquello que querías, buscas esas puertas abiertas con las que soñaste; entonces es cuando te das cuenta de la triste realidad… No hay trabajo, nadie se pelea por ti. Aun así, no se pierden las esperanzas y buscas hasta por debajo de las piedras ese puesto que tanto quieres y anhelas.

Es frustrante enfrentarse solo, sin el apoyo de todos aquellos que durante la época en la que eras estudiante  te alardeaban y repetían una y otra vez “es la mejor carrera que pudiste escoger”. Los medios de comunicación tampoco son de mucha ayuda, pues cuando vas a un casting o simplemente dejas tu currículum te dicen “luego te llamamos”; es triste pero real… nunca te llaman. Incluso me atrevo a decir que muchos medios se abstienen de recibirte a ti o a tu currículum.

Con el pasar del tiempo te vas cayendo de esa nube en la que te subieron, y poco a poco vas tocando el suelo y te das cuenta que es difícil entrar al mundo laboral. A pesar de que  los nuevos egresados en Ciencias de la Comunicación cuentan con las armas suficientes, no se tienen los puestos suficientes para todos ellos, por lo que —en ocasiones— terminan trabajando en cualquier otro puesto que no tiene nada que ver con los cuatro o cinco años de carrera que estudiaron .

Otras posibilidades pueden ser dedicarse a la enseñanza en academias, en Secundaria o, fundamentalmente, en la universidad; al igual que  a la investigación de mercados, administración y recursos humanos. Aunque son buenos trabajos ¿dónde quedaron nuestro sueños de salir en televisión y de ser reconocidos por todos? ¿Realmente esperábamos que nuestra profesión arrojara estos resultados de desempleo?

Ciencias de la Comunicación es una de las carreras que más demanda tiene, muchos de nosotros ni siquiera lo sabíamos, otros por su parte, lo sabían y decidieron aceptar el reto. Si bien es verdad la demanda de esta carrera es muy alta, es entonces cuando me pregunto: ¿Por qué cada día son más las universidades que la dan de alta como una opción de  carrera? ¿De quien depende que esta carrera tome un descanso por algún tiempo? Con el paso del tiempo habrá más y más comunicólogos y será más difícil para los ahora egresados enfrentarse a esas nuevas generaciones que llegarán mejor preparados y con hambre de trabajo.

En lo particular, me atrevo a decir que esta carrera es fascinante, el hecho de buscar las noticias día a día, dar a conocer todos esos problemas sociales, darle al público la noticia tal y como es, darles la realidad con la que nos enfrentamos; es maravilloso buscar, arrojarse y enfrentarse a todo y a cualquiera por obtener la nota.

Esta profesión te puede llenar tanto de satisfacciones, como de rabia y frustración, sobre todo cuando no tienes la forma de generarte esa satisfacción de reconocimiento profesional que tanto queremos.

A los nuevos egresados lo único que les puedo decir es: “bienvenidos al mundo de los desempleados. Bienvenidos a la  búsqueda y lucha por un puesto”.

A los medios de comunicación les digo: “denos una oportunidad de demostrar lo bien preparados que estamos, recuerden que alguna vez estuvieron en nuestro lugar y que deseaban tener todo lo que tienen —profesionalmente hablando— en estos momentos”.

Y para todos aquellos que inician la preparación de esta carrera sólo les puedo aconsejar: No dejen que los suban a una nube de sueños y vagas ilusiones —en ocasiones son buenas, no lo dudo, pues te dan la fuerza para alcanzar todo eso que esperas— pero si te dejas subir alto, la caída puede ser fuerte y dolorosa.

Ahora, a un año de haberme graduado, son tantas las preguntas que como egresada universitaria y desempleada tengo y no hay nadie quien me pueda dar las respuestas. Es ahora cuando mi principal inquietud es el conseguir trabajo, mientras que mi principal pregunta es: ¿realmente escogí bien mi futuro? Bueno nada más el tiempo lo dirá.

§ 2 respuestas a Ciencias de la Comunicación: la realidad para los egresados

  • salvador dice:

    la verdad, yo estoy igual, soy estudiante y veo lo difícil que esta, que solo se ve por el interese particular, siendo medios de comunicación, y como comunicologo, sabes mucho, pero eso no te hace que te den trabajo, siempre es por conectes o palancas que tengas

  • Chiquimarco.com

    Busco jóvenes con sueños para trabajar conmigo en grandes proyectos

    Mándame tu currículum

    Marco Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ciencias de la Comunicación: la realidad para los egresados en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: