Deje de estar jodido y hágase periodista influyente

1 abril, 2010 § Deja un comentario

José Lupe González

Tal vez más de un lector se habrá preguntado ya no de que vive un medio impreso, sino como se hace, como se logra imprimir un llamado “pasquín” y que al dueño y al director le de influencias, dinero, prestigio y una buena forma de vida. Cualquier impreso vive de dos fuentes como tantas veces se ha dicho: la publicitaria y la venta de los ejemplares. La publicidad a su vez se divide en dos: la comercial, que es de la iniciativa privada; y la gubernamental y de los partidos políticos. No hay más ingresos que por esos dos rubros.

En el caso de la prensa “chica” o pasquines y la prensa gratuita que está surgiendo en la Comarca Lagunera, la sobrevivencia se sustenta de la publicidad oficial y en otros casos de la gubernamental-comercial. Entonces el lector puede preguntarse qué cómo se le hace para tener una revista o periódico que le de prestigio, lujos, lo haga importante y hasta influyente. Veamos unas recomendaciones.

Si el lector interesado en dedicarse a empresario periodístico o al periodismo, tiene “amigos”, “relaciones” o “palancas” en alguna presidencia  municipal o gobierno estatal; ya cuenta con más de la mitad de su proyecto. Otra parte es que debe de contar con algo de dinero para los gastos de las primeras ediciones. Lo que sigue es decirles a sus “contactos”,  que pondrá una revista o periódico y que “apoyara” con todo a los jefes políticos y gubernamentales de quien solicita el favor, pero que necesita “un convenio” o un contrato de publicidad para su medio. Como son sus amigos ellos a su vez moverán sus “influencias” y listo. Usted lector que quiere ser empresario periodístico ya la hizo.

Viene la parte editorial. Se dará cuenta que no tiene personal, reporteros, articulistas; nada. Bueno, vaya a la dirección de Comunicación Social de la dependencia que se trate y pida boletines y fotos. Con eso ya tiene para halagar a sus “amigos” y obvio a los meros meros importantes: a los jefes de sus amigos. Pues la información que usted difundirá no será para nada critica, al contrario, usted estará “apoyando” con todo a funcionarios y políticos; que para esos son los amigos ¿no?

Ahora ya se dió cuenta de otra cosa: como no tiene reporteros ni articulistas, ni nadie que colabore con usted en el proceso editorial  y usted no puede aparecer solo en el honorable directorio de su “importante” medio, integre a toda su familia. A uno como gerente general, a otro como gerente, a otro como director editorial. Forme un directorio con cargos de importancia. Nada de puestos con funciones intrascendentes. Mire aquí esta una opinión de Shaila Rosagel en la revista Etcétera, del 1 de abril del 2009: En los directorios de estos pasquines aparecen como reporteros los familiares de los directores o presidentes del pasquín. Todos tienen un apellido en común…(1)

Tal vez en el lance de convertirse en un nuevo empresario periodístico o en un nuevo “periodista”, se pregunte qué cómo se dedicara a eso si usted no estudio Periodismo ni Ciencias de la Comunicación. No se preocupe. Que eso no lo detenga, recuerde que se convertirá en alguien importante, “influyente”, en alguien representante del Cuarto Poder, en alguien que se hablara de “tu” con los poderosos del poder político y si es hábil, que estoy seguro que lo es, también se hablara de “tu” con los meros sabrosos del poder económico. Mire: la historia del periodismo en México está llena de casos de excelentes periodistas que jamás, pero jamás, pasaron por una escuela de Periodismo y en la etapa reciente por una licenciatura de Ciencias de la Comunicación.

Shaila Rosagel menciona sobre lo anterior: “Cómo se construye un pasquín.
Para hacer un pasquín, sólo se necesita la intención. No es nada difícil. Cualquiera puede llamarse reportero o director de uno. Basta con tener algún amigo para iniciar con el primer tiraje y haber pensando en un nombre.

Los pasquineros no son periodistas en su mayoría, ni mucho menos. Tampoco tienen estudios en Ciencias de la Comunicación. Carecen de conceptos sobre ética periodística, calidad y manejo de la información. Su único objeto es ser una especie de folletos de los ayuntamientos, pero sin cuentas claras”.

Bien. Ya tiene su publicación. Ya cuenta con contratos de publicidad. Ya sabe y como usted se asesoro, ya tiene idea de cómo manejar la información. Ahora tiene que hacer circular su impreso. Tampoco se preocupe. Sus principales lectores deben de ser los burócratas que trabajan en las dependencias de sus amigos. Ahí es donde debe de circular su publicación. ¿Todo le que le pagan en la presidencia municipal o el gobierno de algún estado para que usted no haga circular ahí su revista o periódico?, no, no; eso no. No sea ingrato ni malagradecido. El resto de la sociedad no debe de importarle, no; para nada. Atiborre las oficinas gubernamentales con ejemplares, que todos los burócratas vean lo que usted dice de sus “amigos” y de los jefes de sus “amigos”. Ellos pagan, entonces que en esas mismas dependencias se difundan los elogios para ellos. Si ellos pagan a usted no debe de interesarle ni de pensar en el resto de la gente como probable lectora de su medio. Aunque el dinero de sus contratos publicitarios sea dinero público, usted no debe de preocuparse por informar a la sociedad de nada, usted se debe a sus “amigos” y a los jefes de ellos. Eso le garantizara que su medio siempre este boyante y no sufra penurias, no le cancelaran los contratos publicitarios ni le negaran la contratación publicitaria, pues para eso usted tiene amigos influyentes, con buenas “palancas”.

Listo. Usted ya es alguien importante. Ya convive con políticos, con funcionarios y ya es alguien importante del Cuarto Poder. Usted ya es todo un gran periodista y la comunidad le agradecerá su trabajo honesto, profesional y comprometido con las mejores causas ciudadanas que son las que encabezan los burócratas y políticos. No le importe lo que una ocasión escribió Manuel Buendía: “El periodismo no da para enriquecerse. Periodista acaudalado casi siempre representará la posibilidad de un caso de enriquecimiento explicable sólo en función de ingresos turbios”.

En todos lados siempre hay gente inconforme y amargada, entonces que esas críticas y señalamientos no lo incomoden; siga adelante y en poco tiempo tendrá hasta un premio de periodismo. Se lo aseguro, hágame caso y vera. Solo que no se olvide de que yo le estoy dando estos consejos y después tendrá que “salpicar”, y si llega a director de Comunicación Social no se olvide de sus “amigos” que lo apoyamos, pues tenga siempre presente que se la debe de llevar “bien” con todos.

Notas:

1.-http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=675

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Deje de estar jodido y hágase periodista influyente en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: