De Daniel Raddi al director de kioSco

1 noviembre, 2009 § Deja un comentario

Yo suponía que era muy importante, pero jamás imaginé que lo fuera tanto como para merecer espacio en tu “notable” periódico.

Lástima que la mentalidad de rancho pueda más que algo de calidad. Pero como decimos por acá, en esta gran ciudad, “el que nace para silbato, jamás será trompeta”.

Perdiste la oportunidad de demostrar que eras distinto a la basura periodística que se hace en la Laguna, pero pedirle a un periodista mexicano de rancho que piense y actúe como periodista de primer mundo, es más difícil que un Calderón progresista.

Y si esa es la manera de pedirle a los Moreira que te tiren unos pesos, noto que los Padilla te enseñaron bien.

Hasta la vista, baby.

Daniel

Respuesta del director de kioSco

 El miércoles 7 de octubre el periodista argentino Daniel Raddi, quien según el “staff” de la página electrónica de RazonES de SER, ocupa el cargo de “Redacción”; me envió el correo electrónico transcrito arriba de estos renglones.

1.-Daniel Raddi señala: Yo suponía que era muy importante, pero jamás imaginé que lo fuera tanto como para merecer espacio en tu “notable” periódico.

No sé a que espacio se refiere pues en ediciones de kioSco aparecieron una entrevista con Raddi y artículos del mismo periodista. En el número 9, septiembre del 2005; se publica una entrevista. En el número 13, enero 2006; se difundió un artículo y otro en el número 35, diciembre del 2007. En el número 46, noviembre del 2008; se le publicó una réplica sobre un texto de mi autoría titulado: La prensa alternativa lagunera, desvinculada y egocéntrica, donde la postura de Daniel Raddi fue abundante en descalificaciones y denostaciones. Ese escrito fue el que ocasionó el enfrentamiento con Carlos Padilla. En el número 53, agosto 2009; apareció una Carta Abierta de Raddi a la que Carlos Padilla da respuesta en esa misma edición. Padilla y Raddi hicieron circular sus versiones por correo electrónico antes de que se dieran a conocer en kioSco; primero Raddi, enterado Padilla de los nuevos señalamientos puso a circular su respuesta.

En kioSco del mes de octubre del 2009, se le menciona en tres artículos: a) El Gobierno de la Gente paga un viaje a Cuba a reporteros, autorizó Moreira b) Periodistas laguneros en internet y c) Los medios laguneros sin historia. Como se aprecia Daniel Raddi es “muy importante” como para “merecer espacio” en mi “notable periódico”.

2.-Van algunos antecedentes del que supongo es el malestar, porque insisto, no se a que “espacio” se refiere Raddi: En diciembre del 2008 Carlos Padilla hizo llegar a kioSco su réplica sobre las acusaciones que Raddi hizo sobre el texto de mi autoría titulado La prensa alternativa lagunera, desvinculada y egocéntrica —noviembre del 2008—. A punto de que la edición de enero entrara a la imprenta, recibí la información de que Raddi había sufrido un infarto; se encontraba en la clínica del Club de Leones. Desconozco los pormenores de su traslado al hospital Los Ángeles y las negociaciones para que el gobierno de Coahuila, pagara los gastos de la atención médica. Se por fuentes periodísticas que se le llevo ahí y que se pagaron cerca de 324 mil pesos.

El estado de salud de Raddi hacia imposible la publicación de la respuesta de Carlos Padilla, quien tenía todo el derecho de pedir el espacio para definir su postura sobre las acusaciones de su colega argentino. Padilla aceptó que no se publicara nada de sus opiniones, había que dejar al tiempo todo. Los dos dijimos que ojalá Raddi se recuperara. Así fue. Repuesto el periodista argentino, meses después, en noviembre del 2009, hizo circular una Carta Abierta por correo electrónico donde volvía a aludir a Carlos Padilla y a otros periodistas laguneros. Padilla respondió y publiqué las dos versiones.

3.-Creo, reitero porque no me queda clara la causa del enojo de Raddi; que su cólera es por la información aparecida en kioSco sobre el pago que hizo el gobierno de Coahuila sobre su hospitalización en el Hospital Los Ángeles.

4.-El periodista argentino expresa en su mensaje electrónico: Lástima que la mentalidad de rancho pueda más que algo de calidad… Perdiste la oportunidad de demostrar que eras distinto a la basura periodística que se hace en la Laguna, pero pedirle a un periodista mexicano de rancho que piense y actúe como periodista de primer mundo, es más difícil que un Calderón progresista.

Nací en Gómez Palacio un 12 de diciembre de 1967; aunque siempre he vivido en el ejido El Vergel, del que no escondo mi querencia, la nostalgia, mis orígenes y el orgullo de mi linaje rural. Se puede leer en mi ficha biográfica en las ediciones de Estepa del Nazas, donde he publicado algunos poemas: Nació en Gómez Palacio, Durango, en 1967. Siempre ha radicado en El Vergel, Dgo. Es autor de…

Me siento orgulloso de la sangre blanca que me heredó mi familia y que nadie ha podido manchar de rojo rencoroso, me siento orgulloso de pisar el polvo de las callejas de El Vergel. Las alusiones del argentino Raddi sobre mi suelo “ranchero” es una muestra de que un “periodista mexicano de rancho” no necesita de ningún cielo de primer mundo para ser honesto y respetar la dignidad del periodismo. Parafraseando a ese excelente poeta mexicano Efraín Huerta, diré que me encanta ser un buen periodista de última fila, de un rancho de una provincia, de un país del tercer mundo.

Abrí la luz de los primeros ojos/ en tu mirada de jardín legítimo/ si volviera a encenderlos después de caer/ definitivos/ en el mejor trozo de tu alba/ escogería este mismo lugar /antiguo a la creación y a los verbos ideales,/ traficaría estos paisajes y cielos de aires verdes/ de los que conozco/ el número de pájaros y nubes dolientes de cada tarde/ el número de pasos en cada calle cansada/ y los rostros de recuerdos desaparecidos… No hay cementerio con tumbas de lumbre/ y no podrás morir/ permanecer/ insepulto/ junto a mí cuando mis huesos/ sean polvo del polvo/ del barro de tu tierra./ En tu momento difunto / te ofreceré/ la inservible cobija de mi abrazo como féretro verde.

(Fragmentos del poema Desértico Vergel, publicado en Estepa del Nazas)

 Señalar la nacionalidad argentina en el texto periodístico que incendio la ira de Raddi, tenía varios fundamentos periodísticos: a) no es legal, no es ético ni moral, que un poder político violente toda norma y pague los gastos personales con dinero público de ningún particular mexicano, incluso de funcionarios. Sean los gastos del tipo que se quieran: comidas, viajes, ropa, médicos. b) Es mucho peor que se violente toda norma legal para pagar gastos de extranjeros. c) Buena parte de la labor periodística consiste en denunciar los abusos de los poderosos para conseguir una sociedad igualitaria, justa; la colectividad debe estar por delante de cualquier otra motivación. Se denuncian los abusos y los privilegios, se lucha para que los periodistas nos alejemos de los poderosos y no tengamos privilegios. Creo que si el argentino Daniel Raddi hubiera sido un coahuilense, como tantos que hay y son los que hacen que esta Patria siga siendo Patria, de ocupación u oficio mecánico, obrero, campesino, vendedor ambulante, abogado, contador, maestro; jamás pero jamás hubiera contado con la gracia de que lo atendieran en el hospital Los Ángeles, como todos los coahuilenses que a diario mueren sin siquiera poder pagar una consulta en los consultorios del doctor Simi. En todo caso que lo hubieran atendido en algún hospital a cargo del Gobierno de la Gente y le surtieran los medicamentos en las Farmacias de la Gente.

Raddi menciona que perdí la oportunidad de demostrar que soy diferente a la “basura periodística que se hace en la Laguna”. Respondo: Raddi es quien certifica, es quien avala, es quien decide quien hace buen periodismo o no. Raddi es quien decide quien es “basura periodística” y quien no. Se ha erigido en la gran autoridad para extender títulos para los buenos periodistas y para definir quien es “basura periodística”. Daniel Raddi es quien decide quien puede ejercer el periodismo y quien no. Daniel Raddi extiende el suelo, el cielo y el tiempo, para quienes a su único parecer y ánimo pueden ejercer el periodismo y a quienes destierra, exilia y proscribe de la práctica periodística. Torquemada. No hay más. Ni modo, seguiré en las querencias de mi terruño ranchero sin poder entrar al cielo celestial de primer mundo donde habita Daniel Raddi.

5.- Daniel Raddi termina sus denuestos: Y si esa es la manera de pedirle a los Moreira que te tiren unos pesos, noto que los Padilla te enseñaron bien.

Desde el primer número jamás el Gobierno de Coahuila —al igual que varias dependencias del Gobierno de la Gente—  se ha anunciado en kioSco, como si lo hicieron en RazonES de SER. A Daniel Raddi los Moreira si le “tiraron” unos pesos y el se agachó a recogerlos.

6.-Mientras los políticos, los funcionarios públicos y los empresarios; están bien organizados, o al menos organizados; los periodistas y trabajadores de los medios estamos en la desunión y en las discusiones sin sentido, en los señalamientos y acusaciones que no ofrecen nada de sustancia a un probable debate sobre la situación real de los trabajadores de los medios. Es algo que Daniel Raddi aún no entiende, prefiere lo individual sobre lo colectivo; piensa que la colectividad le ensuciara su dignidad, su honestidad. Debemos entenderlo: la colectividad, la unión, la fraternidad es lo que puede salvar al ser humano. No hay más. Si Daniel Raddi puede avanzar solo será su decisión, pero que no busque implicar a otros  en sus actos que como periodista son de interés público.

7.-Será la última vez que respondo a las SinRazonES de quien tiene el cargo de “redacción” en RazonES de SER y de cualquier otro integrante de ese medio. Sería más provechoso para los lectores y demás interesados, un debate, una ponencia, un intercambio de ideas; en alguna universidad, biblioteca o espacio público, sobre la situación de los medios de comunicación regionales, el ejercicio periodístico en la región, el comportamiento de los periodistas de los medios laguneros; en suma: todo lo que encierra el quehacer periodístico local. Ojalá Daniel Raddi y otros más acepten. Yo estoy listo

6.-Daniel Raddi escribió en el número 35 de kioSco, diciembre 2007: La llegada de kioSco Comunicación y Medios, de la mano y la pluma de nuestro compañero Pepe Lupe, merece nuestro más profundo apoyo. Y por varios motivos. En primer lugar, porque tomó el desafío de abordar un mundo que parece vedado a la crítica y mucho menos a la autocrítica. Por todos es conocida la sentencia popular, nefasta por cierto, de “perro no come carne de perro”. En el caso particular de quien esto escribe muy lejos de aceptarlo. Simple y sencillamente si pedimos (más bien exigimos) limpieza en la política, por qué no hacerlo en la profesión periodística, que está tanto o más podrida que la actividad anteriormente mencionada… A eso se le suman medios que no pueden demostrar con claridad de dónde provienen los ingresos para sostenerse… Afortunadamente, kioSco no se suma a esa banda de delincuentes, ya que no merecen otro calificativo. Con sus más y sus menos, Pepe Lupe y sus colaboradores ponen blanco sobre negro en una realidad espantosa que se vive en los medios gráficos, radiales y televisivos, respectivamente… Por todo esto, los tres años de kioSco nos permiten pensar que la esperanza de cambiar la realidad de los medios no es una utopía. El camino es difícil, pero como dicen esas grandes mujeres que son las Madres de Plaza de Mayo, “las únicas batallas que se pierden son las que no se inician o se abandonan”. Revolución y subversión son las consignas necesarias para los medios de comunicación. Es de esperar que kioSco no tuerza el rumbo.

7.-Daniel Raddi ya se arrepintió de sus propias líneas publicadas en kioSco.

Con amistad fraterna
desde El Vergel
José Lupe González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo De Daniel Raddi al director de kioSco en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: