El duopolio televisivo decide sobre los millones de mexicanos que se debe saber

1 septiembre, 2009 § Deja un comentario

Si no es Salinas, hay un “mecanismo preocupante” que se impone: Aristegui

Miriam Canales
bella_de_dia19@homail.com

Homenajeada por la asociación “Women in Film and Television” (Mujeres en el cine y la Televisión), dentro del marco del festival de cine “Expresión en corto”, en Guanajuato, Guanajuato; Carmen Aristegui habló sobre la situación actual del periodismo y su difícil encuentro con Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari. “Tendremos un nuevo marco legal que permita la diversidad, pluralidad competencia y los derechos que están más dentro de la libertad de expresión”, expresó.

–¿Qué opinas del papel de Internet?

–Internet es una maravilla, pero comparado con la competencia de penetración aun estamos bajos. Tenemos bajo nivel en internet y la gente que accede tiene una mayor velocidad en accesos a la información.

–¿Y el papel del cine en la mujer, la política neoliberal?

–Con el liderazgo de la política neoliberal el ejercicio creativo, cinematográfico debe trascender. Aquí en México tenemos mujeres valiosas y fuertes en la escritura, pero también tenemos acceso a las actividades como el cine o espacios de dirección. En la estructura política del país, en la representación social, en los espacios de opinión; nos sigue sorprendiendo que una mujer pueda dirigir una empresa fuerte y pudiera opinar sobre temas relevantes o que sea nombrada o secretaria de algún espacio de poder. Al ver los periódicos si el encabezado dice que se nombra secretaria de estado, o “mujer en el gabinete” es  como si fuera un chango en el gabinete. Mientras se siga en que una mujer hace cine o inventó algo, si lo ponemos como condición de sorpresa es una tara cultural.

–¿Y las que han tenido lugar en el poder?

–Si pudiera calificaría a algunas que creo que han hecho lo correcto, en ese caso tendría que hablar de Elba Esther Gordillo y me niego.

–¿Hasta donde estas dispuesta a seguir informando a pesar de amenazas o chantajes?

–Te tienes que plantear el asunto de que lo que manda es la información  y levantarte temprano. Dime uno al respecto…

–¿El caso de Miguel de la Madrid?

–Sí estuvo tenebroso, es buen ejemplo si fui yo o no la que lo hizo. Lo que pasó es que esa entrevista estaba hecha para un libro, pero por razones periodísticas era conveniente adelantarla. Ese caso hay que entenderlo, porque ese mismo miércoles se maquinó su silenciamiento, Carlos Salinas realizó lo necesario para que un ex presidente se retractara de su dicho es algo que lo aniquila como hombre público. Ese miércoles me mandó una carta en la que me acusó de abusadora de ancianos. Un ex presidente señalaba a otro y hablaba de arrepentimiento y narcotráfico es muy fuerte periodísticamente hablando y la prensa escrita lo tomó como es y lo silenció. Pero si no fue Salinas o no el que silenció a de la Madrid y a las dos televisoras, hay un mecanismo preocupante. Es un gran retrato del país y no estoy segura aunque lo podría intuir, pero si no fue Carlos Salinas hay un mecanismo preocupante, un sistema duopólico  para millones que ven la televisión y sobre quienes decidieron por sus pistolas que una revelación de esa naturaleza no era materia noticiosa y cancelaron un elemental derecho que es la información.

Sobre el caso de la entrevista Aristegui escribió el 22 de Mayo de este año, en su columna del diario Reforma: Miguel de la Madrid manifestó un profundo arrepentimiento por haber dejado como sucesor en la Presidencia de México a Carlos Salinas de Gortari. Se dijo decepcionado por la inmoralidad mostrada en el uso de ese poder que le permitió a la familia Salinas amasar enormes fortunas a partir de la corrupción, los ilícitos y la vinculación con el narcotráfico. Los señalamientos fueron tan graves y certeros que su difusión generó la reacción pública más virulenta y aniquilante que se recuerde de un ex Presidente hacia otro. Se echó a andar una maquinaria de poder de gran envergadura.

El alineamiento de intereses y fuerzas en torno a Salinas, que fue mostrado, resultó más revelador que las declaraciones mismas. Se trataba de invalidar declaraciones letales para su persona y para ello puso a trabajar -y quedó al descubierto- una importante red de alianzas que opera hoy a favor de su persona, televisoras incluidas que participaron con su silencio. La operación ha tenido como propósito fundamental: aniquilar al denunciante, desacreditar a la periodista que lo entrevistó y tratar de invalidar, por esa vía y ante la opinión pública, el contenido entero de las declaraciones que lo imputan. Ante la imposibilidad de debatir nada había que anularlo todo y de tajo. La operación realizada desde el mismo día en que se difundieron las declaraciones -y muy probablemente con algunos días de anticipación- incluyó la larga sesión de “convencimiento” en el domicilio de De la Madrid con salinistas, allegados y familiares que precedió la firma del breve texto en el que el ex Presidente, presionado, renunciaba a sus dichos, a sí mismo y al valor de su palabra. Se mostraba así, ante la opinión pública, el brutal aniquilamiento de un ex Presidente de la República. Nunca antes habíamos escuchado, en voz de un ex mandatario, lo que le oímos decir a Miguel de la Madrid acerca de su sucesor y de la familia de éste. Corruptos, inmorales y vinculados con el narcotráfico les dijo, en acusaciones absolutamente insólitas para un país como el nuestro. De la Madrid rompió de una sentada con la regla de oro del sistema presidencial: el silencio y la simulación como garantía de continuidad y protecciones mutuas. Decidió hablar y lo hizo como un acto de voluntad plena. Querría liberarse de culpas, dejar un testamento político o lo que haya cruzado por su cabeza. Lo único cierto es que dijo lo que dijo con plena conciencia de que lo hacía. Salinas recrimina a quien hizo la entrevista por haber abusado de un pobre ex Presidente a quien describe como si fuera un vegetal. Suponiendo, sin conceder, que De la Madrid tuviera problemas para procesar diálogos, preguntas y respuestas y que, por lo tanto, es un perfecto inútil para entablar una conversación, un débil mental que no puede hacerse cargo de sus palabras, tal y como quiere que lo veamos Salinas de Gortari, ¿qué ocurre, entonces, con su entorno más inmediato?, ¿por qué el Estado Mayor que lo asiste y lo acompaña permitió concertar la entrevista, que se desarrollara como se desarrolló durante casi hora y media con grabadora a la vista?, ¿por qué sus más cercanos colaboradores no impidieron que fuera sometido a este martirio?, ¿por qué nadie de su entorno trató, siquiera, de disuadir a la periodista para que no difundiera los dichos de un hombre desvalido?, ¿por qué su asistente “que lo conoce mejor que nadie en una relación de décadas” no alertó o sugirió a la periodista que evitara exponer a un hombre sin conciencia clara durante la entrevista o aun después de ella? Pues, por la sencilla razón de que lo que dice Salinas no corresponde a la verdad. Salinas, para descalificar, dio por válida la información publicada en un periódico afín a él. El mismo que ayudó a alimentar el rumor -muy convenientemente esparcido, especialmente en medios internacionales- sobre la muerte o la agonía de Miguel de la Madrid. El rumor corrió apenas unos días antes de que el contenido de la entrevista fuera difundido. Mucho se cuidó el licenciado Salinas de comentar en su comunicación que desde la oficina de Miguel de la Madrid ese rumor fue desmentido con toda oportunidad. ¿Pues dónde quedo el rigor del que presume el ex presidente Salinas?

Minucias, se dirá. De la Madrid ha sido callado. Los noticieros de la televisión ignoraron el asunto. La autoridad, casi ausente, dice que revisa atribuciones. Los partidos le dan la vuelta. De la Madrid tenía razón. La justicia estorba y la impunidad es condición para que esta maquinaria funcione. En apenas unas horas constatamos su verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El duopolio televisivo decide sobre los millones de mexicanos que se debe saber en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: