Que estúpido y mal agradecido resultó el argentino indeseable Daniel Eduardo Raddi

1 agosto, 2009 § 3 comentarios

j

Ya lo decíamos, cuando la perra es brava, hasta a los de casa muerde. También es verdad que el peor pecado en la vida es ser desagradecido con quien te da el pan que comes diariamente y lo peor, cuando te salvan la vida. También hay que recordar que perro no come carne de perro.

No es extraño que el seudo periodista Daniel Eduardo Raddi, haya explotado contra todo mundo, echando fuera su frustración por no conseguir engañar a los laguneros en su afán de convencerlos de que es un destacado periodista.

Aparte de ser un violador, un vulgar delincuente (salió huyendo de Buenos Aires, en su natal Argentina, acusado de haber violado a una menor de edad), esto fue confesado por el propio Raddi, cuando fue llamado por la oficina del Instituto Nacional de Migración en la ciudad de Torreón, Coahuila en el año de 2004, resultó un loco, un esquizofrénico, posiblemente con algún desajuste bipolar, por aquello de su doble personalidad.

Esto fue lo que revela la carta abierta que envió el argentinito de mier.. a varios colegas con el afán de supurar su amargura, al no conseguir sus siniestros e inconfesables intenciones de crear un medio de comunicación único a base de meter miedo a los políticos y funcionarios a base de extorsiones y chantajes.

Daniel Raddi, ahora conocido en el medio periodístico como “El bistec” porque aquello de que solamente alcanzó  a ser un pedazo de gue… se destacó en estos años por tratar a los periodistas laguneros de ignorantes, pedigüeños y estúpidos, tratando de crear una imagen inmaculada junto con su pareja Nancy Azpilcueta, pero finalmente quedó al descubierto que no solo no es un destacado periodista, sino que para muchos no llega a ser un informador honesto y capaz.

Raddi, al que por cierto muchos no le conocimos un segundo apellido materno, posiblemente obedece a que no tiene progenitora, quiso crear un sistema de extorsión y chantaje disfrazado bajo un disfraz de blanca e inofensiva paloma, pero fue desenmascarado junto con Nancy y secuaces y corridos vergonzosamente de la estación de radio Coahuilteca, al presentarse denuncias de estos delitos graves por parte de algunos funcionarios a quienes se les exigió cantidades millonarias bajo la amenaza de atacarlos en su programa “La Primeras Piedra”, trasmitido diariamente por Coahuilteca. La extorsión pretendida consistía en contratos millonarios para sus pasquines “Razones de Ser”, versión impresa y  cibernética.

Poco a poco estos comunicadores se fueron cerrando las puertas en los diversos niveles de gobierno, de donde procede la mayoría de la publicidad que permite subsistir a los medios de comunicación independientes.

Bajo la falacia de que estaban atentando contra la libertad de expresión, estos comunicadores consiguieron que se publicaran versiones aberrantes, pragmáticas y esquizofrenicas en medios de comunicación de otros estados del país, a quienes sorprendieron bajo el infantil argumento de que los habían amenazado de muerte, como en otros de Sudamérica.

Como todo argentino, con un ridículo vedetismo, Daniel Raddi, nunca sostuvo sus bravatas cuando algunos colegas le reclamaron, siempre se escondió bajo las faldas de su pareja, Nancy Azpilcuenta, quien por cierto ha mostrado tener más cojones que este hablantín y cobarde seudo periodista a quien los autores de estas líneas y otros periodistas retaron públicamente a sostener un debate, a lo que siempre rehusó bajo el infantil argumento de “que no tenía porque debatir ya que  estaba mal del corazón y no podía hacer corajes.”

Por cierto, dicen los dichos populares que “Dios no les dio alas a los alacranes y que la mala hierba debe morir pronto”. Este singular y detestable sujeto sufrió varios infartos en Enero de este año. Abandonado en un hospital de esta ciudad, su mujer, Nancy Azpilcueta, como debe hacer cualquier pareja acudido al Gobernador del Estado, Humberto Moreira Valdés, y de rodillas imploró ayuda para saldar la abultada cuenta por concepto de atención médica, operación a corazón abierta, etc. Como siempre nuestro gobernador respondió de corazón, aunque más por humanidad que por simpatía. De no ser por esta respuesta, Daniel Raddi hubiera muerto seguramente, aunque no se hubiera perdido mucho.

Ahora resulta insultante que Daniel Raddi diga que no le debe nada al Gobierno de la Gente, que no le debe nada a nadie, que deja esta tierra, la Comarca Lagunera, que tenemos que agradecerle su visita y sus  “aportaciones”. Solo falta que diga que tenemos que hacerle un monumento.

En esta vida lo peor es ser desagradecido, lo menos es que Daniel Raddi se quede callado al respecto, es cierto que él nunca pidió que le salvaran la vida, seguramente porque desde hace mucho ha muerto como persona y como individuo.

La amargura, la frustración, y la  impotencia nos hacen cometer errores, pero es inexplicable la conducta de este hombre que siempre ha estado en contra de todo y a favor de nada.

En un desplante, muy a su estilo por cierto, “El Bistec” dice que no vende sus neuronas y que hay hombres que no se venden. Habrá que poner en duda si Raddi tiene sesos, aunque por su actitud y conducta, tal parece que solo hay materia fecal en su cavidad  craneana. Tiene razón, los hombres no se venden ni se compran, pero él no llega a ser un varón de verdad.

Derrotado, vendiendo empanadas en los cruceros de la ciudad y organizando funciones de cinito para completar la letra del coche y la renta de casa y oficina, este nefasto sujeto, POR FIN DEJA LA LAGUNA, para beneplácito de mucha gente, sobre todo de políticos y funcionarios a quienes había amenazado este argentino que dijo ser periodista, pero resultó un remedo de comunicador.

La estupidez que siempre demostró puede ser perdonada, pero la ingratitud y el desagradecimiento nunca.

Lo bueno es que la pesadilla parece que ya pasó.

PD Ojalá la promesa de regresar a su tierra sea verdad y no una falsa y lamentable promesa.

ATENTAMENTE

Carlos Padilla Muñoz     Héctor Ricardo Becerra Novoa    Eduardo Alonso Guerra

Manuel Rodríguez Chávez       Juan Antonio Ayala     Francisco López Gutiérrez

 José Luis García Salazar     Gerardo López   Apolonio de la Cruz Quezada

 

§ 3 respuestas a Que estúpido y mal agradecido resultó el argentino indeseable Daniel Eduardo Raddi

  • Ibar dice:

    Que vocabulario tan vulgar usan los mexicanos y siempre fijandose en la minima bolude en vez de preocuparse por los mas de ochenta mil muertos que tienen en cuatro años; mucho mas que Irak eso es de hipocritas

  • Eulalio dice:

    Manga de Pajeros Carlos Padilla Muñoz Héctor Ricardo Becerra Novoa Eduardo Alonso Guerra

    Manuel Rodríguez Chávez Juan Antonio Ayala Francisco López Gutiérrez

    José Luis García Salazar Gerardo López Apolonio de la Cruz Quezada

    dejen de poner en sus bocas el apellido Raddi, si tiene un problema con el arreglen en la vereda del frente a las tortas, manga de Periodistas,va mejor de personas que les falta la plata y no vivien en paz

  • Luis Cruz dice:

    A lavarse las fauces y la lengua hijos de la chingada antes de hablar así de DANIEL…
    Les informamos (por si les apetece) que DANIEL falleció ayer en esta ciudad autómata de buenos aires…
    Fue y seguirá siendo un compañero y amigo!
    Mi nombre es Luis Cruz y soy comunicador social y me siento orgulloso de ser su compañero y amigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Que estúpido y mal agradecido resultó el argentino indeseable Daniel Eduardo Raddi en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: