Germán Canseco y los otros muertos de Juárez

1 julio, 2009 § Deja un comentario

Javier Rodríguez-Villa
recolectordeimagenes.blogspot.com
javier.rdzvilla@gmail.com

 “En Ciudad Juárez, cuya fama arrastra feminicidios, ejecuciones y guerra entre narcotraficantes, un viaje al infierno en la tierra está a la mano de cualquiera… Son cientos, miles de picaderos de heroína, donde seres que apenas llevan nombre, mujeres que ya no sueñan, jóvenes que viven para la droga y se drogan para ‘vivir’, capaces aun de matar por ella, deambulan como autómatas en medio de la podredumbre y el olvido oficial. La reportera y el fotógrafo de Proceso se internaron en ese inframundo, y en ese reporte especial lo muestran tal como es: descarnado, enfermo, delirante…”

Este es el epígrafe que sintetiza el contenido de la serie fotográfica que ilustró El inframundo, de Patricia Dávila, un dramático reportaje sobre los picaderos de heroína en Ciudad Juárez, Chihuahua, publicado en la edición 1653 del citado semanario, correspondiente al 5 de julio de 2008.

Pero, ¿a que viene todo esto?; pues nada menos a que dicho trabajo, de la autoría de Germán Canseco, fue elegido como ganador en la categoría de Fotografía del Premio Nacional de Periodismo 2008 en el que compitieron mil 82 trabajos en diferentes categorías y géneros y cuyos triunfadores fueron dados a conocer a fines de mayo.

Merecido no por la amplia trayectoria profesional de dos décadas que ostenta su autor, sino por la calidad del trabajo, este galardón vuelve a poner en la mira nacional a un fotógrafo que ya ha recibido altos reconocimientos como el que se le otorgó en la V Bienal de Fotoperiodismo, el galardón Fotoprensa México 2001-2002 a la calidad de la obra de la frontera sur; sus dos menciones honoríficas en el concurso “Rostros de la Migración”, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y la mención honorífica en el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2008.

Claro que obtener un premio es de suyo satisfactorio, más sin embargo el camino que se debe recorrer para alcanzarlo implica esfuerzo, sacrificio y entrega; y prueba de ello ocurrió el dos de noviembre de 2006, cuando Canseco tuvo que ser incluido en el saldo de 62 heridos resultantes del operativo estratégico para liberar las calles de Oaxaca, ya que realizó la cobertura fotográfica del enfrentamiento de ocho horas entre la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y la Policía Federal Preventiva por el control de las arterias aledañas a la Universidad Autónoma Benito Juárez .

Nosotros, tan lejos de esas tierras que habitó el Benemérito de las Américas, no podemos más que imaginar el escenario en base a las crónicas periodísticas de ese día: Las fuerzas federales apostadas desde la madrugada en las cercanías de la universidad, para iniciar el operativo a las 7:45. Cientos de policías, dos helicópteros de la PFP y uno de la policía estatal, seis tanquetas de agua y elementos de las fuerzas especiales fuertemente armados, tratando de arrancarle este reducto a la APPO, a punta de gases lacrimógenos e, incluso, con disparos eventuales hacia el interior de las instalaciones, y en medio de este maremágnum, el fotógrafo Canseco.

Así ha sido su práctica profesional, acudiendo a los puntos de conflicto que surgen, cual llamas en la oscuridad, en este país; e incluye en su hoja de servicios su estancia en Chiapas durante un periodo del conflicto, y podemos asegurar que así habrá de continuar durante varios años más, porque ese es su temperamento, su compromiso y su vocación, lo que ha sido factor para que algunos de sus trabajos hayan sido publicados en los periódicos El País, de España, y Der Spiegel, de Alemania.

Con clara consciencia social y periodística, cuando ha sido cuestionado sobre lo que representa el Premio Nacional de Periodismo en su carrera y en su vida, él ha señalado que “este tipo de premios dan la oportunidad de poner la lupa en el problema, que es gravísimo” y que “así, yo reconozco la sensibilidad del jurado de haber premiado este trabajo, el cual refleja una realidad que no está en las noticias y, por lo tanto, no la vemos. Se sabe de ejecutados por el narco, se sabe de drogas… pero muy poco de aquellos que las consumen”.

También habla acerca del infierno en que, olvidados por las instituciones, viven los adictos a las drogas a quienes llama “los otros muertos de Ciudad Juárez”, y aprovecha para reflexionar en torno a la carencia de políticas públicas federales enfocadas a los adictos citando que hay programas de prevención de VIH, de hepatitis, pero no una destinada a gente que esté inmiscuida en el consumo de drogas y se da tiempo para criticar al Operativo Chihuahua del gobierno federal del que dice que lo único que provocó fue que el precio de las dosis aumentara.

En relación a la experiencia en el inframundo de los picaderos donde los adictos se inyectan heroína, menciona que un buen número de los que ahí vio eran migrantes: los que no lograron cruzar la frontera, los que se engancharon en la droga, los que se quedaron ahí… “Fue mi oportunidad de decir, con ese trabajo, que se debe hacer algo más contra las adicciones”.

Por más de un motivo, y aún por encima de la asignación de este premio, el trabajo de Patricia Dávila ilustrado por las crudas imágenes de Germán Canseco merece leerse y verse con detenimiento, no todos los días una pareja de reporteros pueden bajar al submundo de las drogas y conocer de primera mano, sin intermediarios que puedan distorsionar los hechos o magnificarlos con la finalidad de impresionar al oyente. Tal vez por aquí habría pasado Dante Alighieri para enriquecer los nueve círculos del infierno que nos cuenta en su Divina Comedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Germán Canseco y los otros muertos de Juárez en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: