Los tentáculos de Salinas Pliego

1 marzo, 2009 § Deja un comentario

Muchos gomezpalatinos afectados por Banco Azteca

Por Cecilio Campos Jiménez

Ricardo Benjamín Salinas Pliego, personaje rodeado de controversias, protagónico, siempre ávido de lucro; era conocido no hace muchos años como vendedor de electrodomésticos y muebles en abonos. Actualmente es uno de los hombres más ricos de Latinoamérica. Encabeza al Grupo Salinas, uno de los corporativos más importantes de México, del que es pieza clave TV Azteca.

Dicha red de televisión, una de las más grandes de esta nación, aumenta constantemente sus ventas y ganancias y aún con la crisis económica sus perspectivas son positivas. Como referencia las ventas de esta televisora ascendieron a 2,448 millones de pesos en el segundo trimestre del 2007, y sus acciones van a la alza.

La Confederación de la Industria de la Comunicación Mercadotécnica (CICOM), señala que en el año 2005, en comunicación comercial se invirtieron en nuestro país poco más de 64 mil millones de pesos, llevándose la televisión abierta la mayor parte de esa suma, con un rango de captación que va del 58 al 70%.

Otras empresas que integran el Grupo Salinas son la telefónica Iusacell, Elektra, FAW, Salinas y Rocha, entre otras. Su división financiera está conformada por Banco Azteca, Seguros Azteca y Afore Azteca.

TV Azteca, eje central del desarrollo de dicho corporativo, surge de la privatización del Instituto Mexicano de la Televisión el 18 de julio de 1993, después de permanecer más de 20 años bajo la administración del estado. Para poder quedarse con Imevisión Salinas Pliego recurrió a Raúl Salinas De Gortari, –hermano del aquel entonces presidente de la república– quien le prestó 30 millones de dólares.

El monto total de la operación para que la televisora estatal pasara a manos de Ricardo fue de 650 millones de dólares. Raúl fue recluido en el penal de máxima seguridad de La Palma, en marzo de 1995, bajo los cargos de asesinato y enriquecimiento ilícito. También fue acusado de lavado de dinero por la cantidad de 160 millones de dólares, provenientes del narcotráfico. En el año 2005, salió libre después de pasar más de 10 años en prisión, al pagar una fianza de 32 millones de pesos.

Hace poco tiempo la Comisión de Valores de los Estados Unidos, (SEC), encargada de la vigilancia de los mercados de valores, presentó acusaciones por presunto fraude contra TV Azteca y Ricardo Salinas Pliego, por haber obtenido ganancias ilegales por un monto de 109 millones de dólares.

Desde sus inicios TV Azteca ha sido utilizada para financiar y promover otros proyectos empresariales que con el paso del tiempo se han convertido en partes fundamentales del Grupo Salinas, los cuales le proporcionan cuantiosas ganancias económicas, como en el caso de Banco Azteca.

Dicha institución financiera nació en octubre del 2002, ante las posibilidades que ofrece el bajo nivel de bancarización en nuestro país. Banco Azteca está orientado al segmento de población de menores ingresos, que representa el 70% de la población, sector que no es atendido por los bancos tradicionales.

Banco Azteca se concentra en financiar hipotecas y préstamos de consumo para la clase media y trabajadora. Es el banco de mayor crecimiento en México. Cuenta con depósitos por más de 1,300 millones de dólares, dispone de 1,400 sucursales y asegura tener 15, 000,000 de clientes y autoriza diariamente 13,000 créditos.

 

Las denuncias y el silencio de los medios

Sobre Banco Azteca pesan numerosas acusaciones públicas de personas en diversas partes de la República Mexicana, usuarios de esa institución que aseguran haber sido víctimas de abusos detalladamente explicados en múltiples sitios de Internet, único espacio donde es posible difundirlos, ya que los medios electrónicos y escritos tradicionales a los que recurren los afectados, no cumplen con la responsabilidad social de investigar y publicar este tipo de situaciones, las cuales podrían implicar la comisión de ilícitos y actos que vulneran a un sector desfavorecido de la población que se encuentra en estado de indefensión ante la voracidad de este poderoso corporativo financiero.

Ese es el caso de cientos de gomezpalatinos que tienen adeudos con Banco Azteca, quienes están siendo objeto de arbitrariedades por conducto de abogados sin escrúpulos utilizados por dicho banco para cobrar a quienes se han retrasado en sus pagos; abogados que simulan actuaciones judiciales y lanzan amenazas de encarcelamiento para amedrentar a los deudores. Como la mayoría de éstos últimos desconocen sus derechos y los mecanismos legales aplicables en materia mercantil, viven con miedo a ser despojados de sus escasos bienes o a ser recluidos en prisión.

El modo de operación es básicamente el mismo en todo el país: Banco Azteca promueve los créditos a través de TV Azteca, así ha colocado una gran cantidad de préstamos por  10,000.00 pesos en el país y en la región lagunera. Una vez que alguien recurre a estos créditos u otros servicios financieros y se rezaga en sus respectivos pagos, su cuenta es inmediatamente turnada a los abogados-cobradores, que se sirven de métodos semejantes a las extorsiones;  con unos pocos meses de retraso duplican los montos del crédito que originalmente adquirieron, y reclaman el pago descomunal de intereses moratorios y gastos de cobranza, aplicando las cláusulas de castigo que estipulan los contratos para quienes no cubran puntualmente sus pagos, condiciones respecto de las cuales los usuarios no fueron puestos en conocimiento oportunamente.

Cuando los afectados de esta irregular situación acuden directamente a la institución bancaria en busca de un acuerdo para ponerse al corriente en sus pagos, se topan con la negativa a ser atendidos, al grado que ni siquiera se les proporciona su estado de cuenta actualizado. Además se les dice que sólo pueden arreglar con los abogados encargados de la cobranza en los términos que ellos les indiquen.

Muchas personas en esas circunstancias no tienen la capacidad económica para cubrir los desproporcionados cobros que se les hacen, y aunque no se niegan a pagar, quieren que se les cobre lo justo y que se les reestructure el crédito para poder pagar lo que adeudan.

El fondo del problema no sólo es legal sino también social, toda vez que algunas instituciones crediticias como en este caso Banco Azteca, han colocado irresponsablemente una gran cantidad de estos créditos entre usuarios que poseen poca o nula capacidad de pago, que no conocen ni sus derechos legales ni las obligaciones jurídicas que producen este tipo de servicios financieros y los acreedores enfrentan dificultades para recuperar lo prestado, razón por la cual recurren a abogados que cometen excesos y atropellos.

No son poco los afectados en La Laguna que han buscado a los medios masivos de comunicación para dar a conocer a la opinión pública tan grave problema social, problema en el que incluso existen denuncias penales interpuestas por los usuarios de Banco Azteca ante la Sub Procuraduría de Justicia, en la Región Lagunera de Durango. Pero absolutamente ninguna televisora, estación de radio o periódico lo ha difundido, ¿será por connivencia entre medios y empresas, o es desinterés por atender los reclamos legítimos de la ciudadanía? Quizá sean ambas cosas. La gente habrá de buscar o crear sus propios medios para hacer escuchar su voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Los tentáculos de Salinas Pliego en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: