Fútbol, Política y Medios de Comunicación en México

1 octubre, 2008 § Deja un comentario

José Lupe González

Para las hazañas se requiere no solo el valor que surge de la indignación, del atropello, del abuso; las hazañas llevan consigo fuerza indomable en la convicción, en la creencia de las ideas, en la honestidad hacia uno mismo. Eso han hecho los fundadores, dueños actuales, aficionados y jugadores de fútbol de diferentes partes del mundo.

Según se lee en la reseña periodística: Historias de fútbol rebelde y rebeldes del fútbol; en el numero 5 de la revista Fragua, que dirige Julio Ramírez en asociación periodística y empresarial con Lilia Ovalle; varios equipos y jugadores de fútbol en el mundo; han hecho de la participación política y de las creencias religiosas, una ideología que nació en el campo de juego y en campo de juego se resuelve dependiendo de los goles que se hayan anotado, dependiendo de la habilidad para el drible, de la precisión del pase, de la puntería para meter el gol, de la certeza en la barrida, de la fuerza para empujar al contrario; todo lo que hace inmortales a los dioses que pisan el pasto como combatientes terrenales dispuestos a tomar lo que creen que les pertenece: la reivindicación de los oprimidos o la supremacía de los de su clase. Según sea.

Lejos estamos en México de contar con equipos, con jugadores, con directivos; hasta con porras organizadas, que eleven como bandera los derechos de los oprimidos, que denuncien las injusticias de los obreros, de los trabajadores, de los estudiantes.  Que va. No es noticia decir que en México a los futbolistas se les paga muy bien. Tampoco tiene trascendencia informativa señalar que muchos jugadores extranjeros prefieren venir a México antes que irse a Europa porque aquí se paga muy bien.

Pero el aburguesamiento de los futboleros aztecas no se debe nada mas a su indiferencia política, en la mayoría de los casos hay historias de miseria, de jodidez, de analfabetismo, de educación y de alimentación precaria. Pudiera decirse que es un elemento, una causa, para que nuestros jugadores manifestaran su desacuerdo con los poderosos. Pero no. Ellos mismos siguen dispuestos a seguir aceptando el trato que les dan. Ni siquiera fueron capaces de formar un sindicato. Ya fracasaron en varios intentos. La intimidación de los dueños tuvo efectos. Los jugadores prefieren aguantar que organizarse, que defenderse.

Hasta hoy pocos futbolistas o deportistas mexicanos han dado a conocer su filiación política, entre ellos Carlos Hermosillo, de definió a favor del PAN en una campaña electoral. Hoy Hermosillo es director de la Comisión Nacional del Deporte, es parte del gabinete de Calderón.

En algunos estadios se ven mantas con la efigie del Che Guevara. Hasta hoy no ha llegado a más ninguna manifestación política en los estadios, por parte de los equipos, directivos o jugadores; incluso de las mismas porras. Los medios de comunicación silenciarían eso. No cabe duda. Ana Gabriela Guevara al denunciar los malos manejos en la Federación de Atletismo, fue vilipendiada por buena parte del sector periodístico nacional.

Creo que entre nuestros deportistas jamás veremos esas actitudes. No los veremos en la defensa de los mejores principios, que forman a los grandes que han hecho de la solidaridad un acto cotidiano en la existencia. Hace meses que Ana Gabriela Guevara fue pisoteada por los poderosos y por los medios de comunicación, y ojalá ahora sepa que la población vive lo mismo todos los días y que es necesario que ella y todos los deportistas mexicanos, dicten sus pensamientos políticos. Si son a favor del pueblo, de la gente, a la que la mayoría de ellos pertenece, mejor.

Ojalá alguna vez veamos que debajo de la playera que visten los futbolistas, lleven una que diga una protesta por la privatización de PEMEX, por los bajos salarios, por el desempleo, por los abusos de los empresarios, por los aumentos en los precios de los alimentos; por si llegan a meter gol la muestren. Si no lo meten que también la enseñen al público, para que la concurrencia siga el ejemplo. Entonces estaremos viendo que tienen las agallas para su propia reivindicación laboral y para ser solidarios con aquellos que los van a ver.

No será fácil si algún deportista lo intenta, por menos llegaron casi al insulto contra Ana Gabriela Guevara. Los deportistas deben oponerse al control mediático, deben rebelarse, más de uno tiene la capacidad para hacerlo. Ojalá alguno empiece para que los demás sigan el ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Fútbol, Política y Medios de Comunicación en México en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: