Prendo la tele: la bruma de la irrealidad emerge

1 agosto, 2008 § Deja un comentario

Por Daniel Maldonado
dems64x@yahoo.com.mx

¿Cómo ve usted la programación? ¿le gusta la pelirroja que sale con Mayito? ¿o la del coro, la del pelo negro? Hay colores para todos ¿y Carito dónde quedó? ¿También tendría su video amateur como el de Laura G en la red?

¿Son estas las cosas que nos ocupan: los pelos de Niurka, la verbosidad de Carmen Salinas, la madrina de Fabiruchis, el escándalo, el chisme televisivo instituido por Paty Chapoy, hito de la televisión mexicana y sobresalto de la visión enajenada?

*

Sólo quiero llegar al sillón y ver tele. Olvidarme. Que vayan y pidan fiada la leche a la tienda. Ya mero empieza la de los gordos, el quitakilos como le puso tu hermana. Van a pausa y tras el esfuerzo show emocional de los participantes, llega todo lo sano que te garantiza ponerte como oso: Bimbo; agua pura; dietas y ejercicio; campañas contra la obesidad que se festejan desde el sillón; un segmento de publicidad en el que se recuestan los productos con su bolsa de Papas y su Peisi. El resto de la semana habrá una publicidad cargada de azúcares y carbohidratos. En productos inevitables, presentados como el núcleo de la delicia, el relleno cremosito, el combo aventurero, la barra nutritiva que compran junto con la leche te hace deber ya cien pesos en la tienda, que mañana el niño se desayune unos Pingüinos. Doblemente ricos.

*

Ahora la publicidad a la Truman Show habita nuestra tele. Susana Zabaleta promociona los condones Sico como no queriendo en una escena. Los programas matutinos detienen su chismorreo porque un calambre los obliga a anunciar crema contra los calambres. Chabelo da el buenos días con su cauda de marcas arrastrada por las calles de las décadas, mientras las ciudades desayunan. El futbol es un deporte en el que al campo se le agrega el movimiento publicitario, el jugador número trece, el decorado promotor que lustra la jugada. La publicidad y el spot irradian el reino de lo omnipotente seductor.

La perfección usa Silouette40, toma Sol Sal y Limón. ¿y la Cheyenne  Apá? ¿Y afuera? Afuera tú no existe sólo adentro, Caifán.

*

Ninguna pantalla podrá ser ni tan grande ni pequeña que no refleje algo. O que quiera construir algo a partir de la proyección de un reflejo móvil idealizado, utilitario. Lo que se instaura es, por ejemplo, un modo de hablar; o las modas; o llega a manipular la realidad económica y sociopolítica. Y  lo hace como Las Mangas del Chaleco transmitida con López Dóriga por Televisa. O con peluches, mejor. La realidad se enseña con peluches. Como a los niños. La pereza mental llevada a la etapa infantil del aprendizaje: lo audiovisual. Las frases consolidan sus trampas. La brevedad en definitiva, cautiva. Ideas for life. El sonido seduce, ¿Cómo suena la palabra Panasonic en el anuncio?

*

El lenguaje televisivo es en apariencia, natural, tanto como la adulteración lo permita. Es como el maquillaje de una diosa enferma de lepra a la que se le da Clearasil. “Tan natural como el más fresco bosque comprado en La Comer”.  La imagen se nutre de la palabra para dar el golpe certero: el imaginario de los ideales ocupa la vista, el estudio de nuestros estímulos nos inyecta en los ojos sus fórmulas subliminales probadas. Amo el tratamiento Ludovico de la barra matutina en las mañanas, pero lo amo más en su repetición diferida dos horas.

*

La programación es moda. Fórmula probada que se desgasta y se recicla al jugar con los modelos de conducta siempre afinados, repitiendo la moral en turno. Los programas protagonizan otros programas. Las discusiones sobre las novelas en los programas mañaneros, se repetirían si se pudiera, en los espacios de noticias, a los que se han colado cuando hay que presentar el nuevo éxito de temporada.

  *

¿Y luego por qué estamos tan jodidos pues? Pregúntenle a la Guadalupana bajo al Te-pe-yaaackyti yak. Es un tiempo de esoterismos intercambiables. ¿Cómo le tomamos mejor el pelo para que nos dé dinero? ¿Qué tanto está dispuesto a aportar para su tranquilidad espiritual? ¿Romperá el tabique de unicel que representa sus barreras, El Muro? ¿Se bañará con el óleo mientras reza? ¿Es tanta la desesperación como para aferrarse a eso? A la magia simpática. Mire, por el poder de este texto queda usted limpiado de toda enfermedad y de ahora en adelante superará sus obstáculos. Por supuesto yo sólo lo digo, si sucede no me busque, no me interesa lucrar con ideas que se atribuyen a causas ajenas, la sugestión es poderosa y puede ser inducida con música y buena teatralidad, con el uso adecuado de la motivación y el embuste. Llevemos a la gente al éxtasis para que nos lo agradezcan “contribuyendo”. Como se paga un vicio.

*

O irá con el astrólogo, ah los astrólogos dicen tanta obviedad que terminan por no decir nada, tomas una carta y la lees: los astros, a pesar de haber girado el cielo millones de años, aun se piensa que son los mismos, que permanecen inmóviles.

Se atribuyen cualidades animales a las personas por arbitrio: puedes ser Caballo en el cielo Chino, Águila en la bóveda del México Prehispánico, los dos peces en la vía láctea  romano. He tenido la suerte de ver en televisión a un hombre disfrazado de Apache, y no el tropicalísimo, prometiendo curar con “sabiduría milenaria” todos sus males. Sólo tiene que marcar a un número 01 900 con costo directo a su recibo telefónico.

Qué oscuridad y bruma engañosa, es como creer en Ronald McDonald. Por algo lo retiraron de las bancas. Ya ordenó que lo pasearan en el interior. Quiere asustar más gente.

*

Pregúntenle a Slim fast. El Charli. Anda entre el primer y segundo lugar de los hombres más ricos del mundo. Las grandes empresas han pagado menos impuestos con trampas legales. Todos esos impuestos son cubiertos por Pemex. Si tuviéramos una buena ley de recaudación fiscal, una justa, equitativa, y una buena distribución, sin la vorágine de la corrupción, asunto cultural, México brillaría de nuevo.

*

¿Qué vemos en las noticias? Aquí llegamos a lo crucial (Crusli te da cruslimanía): debemos informarnos, hay tantos cercos informativos como vallas, minas y metralletas había en Berlín, o en las costas de Guerrero, o en Sonora rindiendo los honores fatuos de su nombre. Aquí los cercos informativos tienen minute men que le apaciguan la vida a balazos a la información sobre el narco.

No se habla del agua porque luego se enojan las compañías lecheras y le truenan el lazo a la soga con la publicidad.

El oficialismo es el engendro de la publicidad. Vamos por Más. ¿Qué no llenan? Y hacen obras y destruyen el Distribuidor Vial Revolución y se revolucionan hacia atrás (sic intencionado) el cinismo y la impunidad quiere que Vivamos Mejor.

Delincuentes confesos ocupan cargos de poder. Nos lo han dicho la televisión, la radio, la prensa escrita e internet, y en las apariencias de la pantalla nada pasa. Afuera del televisor la impunidad se yergue rotunda.

Se nos oculta que la gente marcha, que hay información que nos concierne, que por estar ocupados viviendo la vida propia, en el mismo barco errante, condenados a sus ruinas y fantasmas olvidamos el conjunto, lo que nos liga, y la televisión y los medios están allí para que olvidemos lo que pasa, ellos serán los guías hacia la manipulación.

*

Se estrenó hace un poco la moda de los programas con videos bajados de internet, aquí la novedad se envuelve en que viene de la red. Videos chuscos a la usanza de muchos programas de videos graciosos, animales y humanos. Sólo que son “lo más visto” de internet, es la única diferencia. Se nos envuelve con la luz del candil tecnológico. Se recicla todo y se condimenta con las risas postizas.

*

Cuando veo la televisión comparo, trato de desmenuzarla, veo el reflejo de la pobreza y la educación. El mecanismo de las mentiras. El lenguaje de la voz y las imágenes, las campañas de persecución, y recuerdo a gente que me ha hablado como el noticiero de mediodía. La ignorancia aturde. Cómo pudo ocupar tanto tiempo televisivo la tragedia del News Divine con su dosis de utilidad política y linchamiento mediático? ¿Cuánto tiempo ocuparon las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que mencionan las muertes causadas por el ejército y los abusos y excesos cometidos contra civiles? ¿Se exhibió de igual manera la cacería de responsables? ¿Se le dedicó semana y media como al News Divine? Por supuesto que no, ocuparía un cuarto de las dos horas que dura el programa de revista y chismes al amparo del raiting.

*

La programación es gris y el tedio se abre amenazante como boca de muerto. Una alumna está harta de la realidad que le rodea. Sólo busca aturdirse y ya no pensar más en eso. La visión de la derrota la conforma. Pero también hay en quienes prende el afán de informar y presentar datos que respaldan las ideas, las exposiciones.

*

No comulgo con el credo televisivo. Yo no creo en un solo canal de las Estrellas, ni le veo el valor a la señal azteca, que insulta a la cultura de la que usurpa el nombre, como se usurpa todo en esta nación, principalmente el gobierno.

*

Veo la televisión y pienso en la perfección de los mecanismos de seducción, en cómo puede domesticarse una civilización a base de satisfactores. Y en cómo la información y el conocimiento del mismo transmisor nos pueden librar de sus efectos enajenantes.

Yo no le creo a la tele ni al radio, consulto la prensa alternativa ¿tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Prendo la tele: la bruma de la irrealidad emerge en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: