Moreira impune: 150 mdp para la construcción del nuevo estadio del Santos

1 julio, 2008 § Deja un comentario

El gobernador de Jalisco donó 90 millones para un templo y tiene más de 7 mil denuncias ciudadanas
 
La donación para el templo ha recibido una gran cobertura informativa, la contribución de Moreira permanece en el silencio periodístico.

josé lupe gonzález

“Yo tengo poco de gobernador, pero a la mejor ya se dieron cuenta que a mí lo que algunos poquitos dicen me vale madre, así de fácil. Yo sé lo que se tiene que hacer en Jalisco. Déjenme decirles que yo estoy comprometido con este movimiento y que traigo aquí un pinche papelito que dice Gobierno del Estado de Jalisco, Secretaría de Finanzas. Óscar (García Manzano, secretario de Finanzas), ¿dónde andas? Hasta que, cabrón, hiciste algo bueno por Jalisco. Martín Hernández (secretario de Desarrollo Humano), felicidades, chingao, ya hacía falta. Este es un cheque. No me importa, me cai. Don Juan (Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara), absuélvame desde allá. Además, estamos haciendo un buen desmadre, don Juan, ¿sí o no?

“Aquí hay un cheque, el 419 mil 240, cabrón, a nombre de la Asociación Mexicana del Banco de Alimentos, Asociación Civil. En donde dice… don José Luis vente acercando si no me lo quedo… que aquí hay 15 millones de pesos del pueblo. No es mío, ¿eh? No los tengo yo. Ricardo, Luciano, vénganse amigos.

“Este cheque es del pueblo, no es mío, yo no los tengo, yo tengo 15 millones de pesos. Pero, ¿saben qué? La gente votó por mí, la gente en su mayoría votó porque yo haga realidad lo que me comprometí en la campaña, y me vale madres si a algunos periódicos no les gusta. La gente votó por mí.

“El compromiso que yo he asumido de apoyar a los que trabajan porque no haya hambre en nuestro estado, porque no haya gente que sufra porque no sepa lo que es comer tres veces al día.

“Y no me refiero al niño porque el niño, la verdad, con una galleta de animalitos, pero al papá, cómo engañas al papá del dolor que siente de no alimentar a su hijo.

“Digan lo que quieran. Digan lo que quieran. Perdón, señor cardenal, ¡chinguen a su madre! Yo estoy para cumplir un compromiso ante mí mismo, ante mi conciencia”.

Carlos Monsiváis citando al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, proceso número 1646, mayo 18, 2008.

Lo que el candidato Moreira hizo como una promesa de campaña ahora la cumple como gobernador: la construcción del nuevo estadio del Santos. Y hasta se ufana, se enorgullece de eso. Anuncios y más anuncios por dondequiera. Por todo tipo de medios de comunicación. Escritos y electrónicos. Spots e inserciones a granel avisan que “El Gobierno de la Gente”, cumple lo que se ofreció en campaña.

Los anuncios no especifican cuánto es el monto de la aportación que el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, hará de los dineros que en esencia pertenecen a los coahuilenses. En la presentación del proyecto del “Territorio Santos Modelo”, se mencionó que serán 100 millones de pesos para la construcción del estadio y 50 millones más en obras de vialidad; en total 150 millones de los dineros públicos, esos sí de la gente, que el gobernador Moreira destinará a la construcción de un negocio privado.

Según El Siglo de Torreón, del 14 de noviembre, del 2007: “El desarrollo de este enorme proyecto en su fase inicial, que principiará en febrero del año entrante y se concluirá en julio del 2009, comprende aparte del nuevo Estadio Corona: la parroquia de todos los santos, el restaurante afición corona sport bar; la casa club del Santos; la escuela de fútbol; un gimnasio para todo el público; la universidad del deporte, y el estacionamiento con 2 mil 500 cajones.

“En la siguiente etapa, se tiene prevista: la construcción del hotel con más de 120 habitaciones, desde donde los huéspedes podrán disfrutar de los encuentros de los ´Guerreros´ del Santos; el desarrollo de las zonas comercial y de entretenimiento, con una gran variedad de tiendas, restaurantes, bares y todo lo necesario para pasear con la familia, y la ampliación del Estadio.

“Para este enorme proyecto que revolucionará el fútbol mexicano, se cuenta con el total respaldo del Gobierno del Profesor Humberto Moreira Valdés, así como del Ayuntamiento de Torreón…”

En el sitio en internet http://www.correo-gto.com.mx/notas, un cable de Notimex, del jueves 15 de noviembre, del 2007; señala: “Durante su presentación se informó que el gobierno del estado y el municipio aportarían los primeros 170 millones de pesos y el resto de la inversión será cubierta por el grupo cervecero Modelo, propiedad del equipo Santos Laguna y patrocinadores comerciales.

“El complejo constará de un estadio de futbol, con capacidad para 28 mil personas, un conjunto de cinco canchas de futbol donde será creada una Universidad en la que se impartirán carreras como Medicina Deportiva y Mercadotecnia Deportiva.”

No es función de ningún gobierno, del nivel que sea, aportar dinero que proviene de los impuestos que paga la gente para negocios privados. No. Los recursos públicos deben ser utilizados en eso: en obras y proyectos donde la beneficiada sea la población como retribución de las contribuciones que se le pagan al Estado. No es posible que se invierta dinero público para una obra privada que tendrá una Iglesia, Bares, Restaurantes, la Casa Club del Santos, una escuela de Fútbol, una Universidad del Deporte. Insisto. No es posible tanta impunidad, desfachatez y abuso del gobernador Humberto Moreira.

Desde hoy lo aseguro porque es una obviedad, y porque la obviedad no necesita pruebas: nada de lo que ahí se ofrezca será gratuito. Nada. Olvídense. Todo tendrá un costo. Es negocio y como tal se venderá todo lo que ahí se promocione. Si alguien piensa que la escuela de futbol será gratis, está perdido. Si alguien piensa que la cerveza en el bar tendrá un precio bajo, es un bebedor iluso. Si alguien cree que la universidad del Deporte será gratis, mejor hágase a la idea de que sus hijos tendrán que seguir jugando en el llano. Si alguien piensa que en los restaurantes de ese estadio la comida tendrá un costo módico, mejor piense que seguirá comiendo gorditas, tacos o lonches.

El gobierno del estado no invierte en crear nuevos campos deportivos en los ejidos o en las colonias; no invierte en cantinas comunes de particulares; no invierte en ningún restaurant de particulares; no invierte en ningún hotel de particulares; no invierte en ninguna escuela deportiva de particulares. No hay razón para hacerlo. Tampoco hay motivo legal, sustentado en las leyes  para hacerlo en el proyecto del nuevo estadio del Santos. Es la impunidad que da el cargo de ser Gobernador.

El gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, hizo una donación de 90 millones de pesos para la construcción del Santuario de los Mártires. Las denuncias de los jalicienses llegaron en abundancia. Aquí el gobernador Moreira sigue impune.

proceso, número 1646, del 18 de mayo, indica: “El procedimiento que el gobernador Emilio González Márquez siguió al otorgar la macrolimosna de 90 millones de pesos del erario para la construcción del Santuario de los Mártires está plagado de irregularidades. Y aunque la administración del panista apenas cumple 14 meses, ese donativo se convirtió ya en el mayor de los escándalos que la han marcado.

“De acuerdo con información que obtuvo Proceso mediante requerimientos al Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco (Itei) y según documentos publicados en la página de internet del gobierno estatal, la Fundación Pro Santuario de los Mártires Mexicanos –que solicitó el donativo– no cumplió la mitad de los requisitos para acceder a los recursos de la partida presupuestal denominada ´4222 Promoción Turística…”

“En la entidad por lo demás, existen urgencias como el saneamiento de la cuenca del río Santiago, una de las más contaminadas del país, pero ni siquiera hay un proyecto, y mucho menos presupuesto, para llevarlo a cabo. Esto, sin contar las carencias en materia de infraestructura en educación, salud y comunicaciones”.

proceso, número 1650, del 15 de junio del 2008, informa que “De manera inesperada, el pasado viernes 13 el cardenal Juan Sandoval Iñiguez pidió a la Fundación Pro Construcción del Santuario de los Mártires que, en bien de `la paz, la armonía y caridad cristianas`, devuelva los 30 millones de pesos que le entregó el gobernador del estado como adelanto de la macrolimosna de 90 millones de pesos que le prometió públicamente.

“Ese adelanto, para el que Emilio González Márquez echó mano de recursos públicos, ha provocado más de 7 mil denuncias ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDH), así como una investigación oficial de las secretarías de Gobernación y de la Función Pública, a petición de la Cámara de Diputados…”

“El martes 11, el arzobispado informó que Sandoval Iñiguez se presentará a declarar ante el juez tercero de Distrito en Materia Administrativa, Héctor Martínez Flores, sobre el caso de la macrolimosna, puesto que un grupo de particulares interpuso un amparo (991/2008) para impedir la entrega de los 60 millones restantes que prometió Emilio González.”

Ningún coahuilense, ninguno, ha interpuesto ni siquiera una demanda contra el gobernador de Coahuila, por los 150 millones que irán a parar a la construcción de un negocio privado, obvio, con los dineros de la gente a la que dice gobernar. Mientras que el hecho de la donación de los 90 millones del gobernador de Jalisco, ha recibido una amplia cobertura informativa, por medios nacionales e incluso locales; la aportación de los 150 millones de Moreira no ha sido vista por ningún medio de comunicación local ni nacional.

El cebo de la publicidad ha hecho que más de un medio de comunicación calle, ante la inmoralidad de una aportación del dinero público para un negocio privado de una empresa como la del grupo Modelo; que si algo tiene es capital suficiente, de sobra, para hacer una inversión de esa magnitud por sí sola.

La represión del grupo Modelo, a través de la directiva del Santos, quedó en evidencia con la salida del conductor deportivo José Juan Vázquez (kioSco número 33, octubre 2007). La represión que ejerce para nulificar la de por sí nula crítica el gobernador Humberto Moreira, se dio en Multimedios con la salida de un reportero que a la vez escribía para la columna Templete, del diario La Opinión-Milenio. La represión sobre los medios de comunicación, es algo que tanto el Santos como el Gobierno de la Gente ejercen para que se sigan viendo inmaculados, transparentes, diáfanos; cuando lo que hay detrás es la oscuridad y una gran desviación de 150 millones que debieran servir para obras necesarias y fundamentales para los coahuilenses.

Pero vienen las campañas electorales para diputados locales, diputados federales y de los ayuntamientos de Coahuila, y entonces, sólo entonces habrá promesas de las obras que los coahuilenses así como los habitantes de muchas partes del país, esperan que los funcionarios, diputados, senadores, alcaldes, gobernadores y el mismo presidente de México; hagan como obligación propia de sus cargos y no como ofrecimientos mercadotécnicos para comprar votos a cambio de la promesa de obras para negocios privados como el estadio del Santos.

Entonces habrá ofrecimientos de obras de agua potable, carreteras, escuelas, creación de empleos, seguridad, drenaje, pavimentación; se propondrá el mundo ideal, el mundo posible, pero sólo hasta que lleguen las nuevas campañas se dibujará ese mundo donde todos tengan lo necesario; después de las campañas se seguirá en la realidad-real, en la realidad que esta ahí desde hace muchos años atrás, en la realidad que sí existe y que es en la que muchos coahuilenses viven todavía.

El costo de los spots e inserciones es algo que también queda en lo oscuro, en la negrura. No es escrutable nada de los gastos en medios de comunicación que realiza el gobierno de Humberto Moreira. kioSco intentó en varias ocasiones obtener los montos que se gastan por concepto de publicidad, los presupuestos autorizados para ese rubro para determinar si hay sub o sobrejercicio del presupuesto autorizado, así como también la cantidad de cada contrato de publicidad con los medios de comunicación en los cuales se ejerce el presupuesto de publicidad del gobierno de Coahuila. Nada. Nada de respuestas.

Aunque la información se solicitó mediante la ley de Acceso a la Información de Coahuila, el gobierno del estado no respondió nada. kioSco se inconformó y buscó la intervención del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información, quien actuó, y actúa, más a favor de los organismos públicos que de los propios solicitantes de información; por lo que el trámite llegó a un momento en que no procedió, con lo cual el Gobierno de la Gente no estaba obligado a proporcionar la información solicitada. Desconozco si algún otro medio o algún otro solicitante, haya requerido esos datos al gobierno de Coahuila.

Si alguien obtiene esa información, se podrá determinar que la cantidad sólo en el caso de la aportación que el gobernador de Coahuila hace para la construcción del Territorio Santos Modelo, más lo gastado en promocionar la construcción del estadio; dicho egreso podría alcanzar los 200 millones de pesos. Se llegó al descaro de que en un anuncio televisivo, aparece el director y presidente del grupo Modelo, Carlos Fernández, anunciando la edificación del estadio. Eso no tendría nada de censurable, sólo que es un anuncio con la leyenda: El Gobierno de la Gente; es decir, es un anuncio que se paga con el dinero de los coahuilenses y que se utiliza para promocionar una obra de una empresa privada.

La inmoralidad alcanza las dimensiones del monto total de lo gastado para ese proyecto. Más de 150 millones de pesos, que debieran servir para obras de drenaje, agua potable, escuelas, hospitales. Es la humillación para los coahuilenses. Para todos. Saber que hay gobernantes que destinan más de 150 millones para empresas privadas, es insultante, es algo que agravia, que ofende.

La pretensión de Moreira es clara: ganar todo en las próximas elecciones, volverse precandidato presidencial como Fox y Felipe Calderón: precandidato presidencial de spots, de gasto publicitario; la mercadotecnia política para fines distintos para los que se le eligió como gobernador. La pretensión de la inversión de los 150 millones no tiene nada de oculto: hacerse de simpatías torreonenses para aumentar las posibilidades de un triunfo priista en el siguiente proceso electoral. Lo vuelvo a decir: Moreira no será candidato presidencial. No lo será. Acepto apuestas de menos de cien pesos.

Moreira hace una aportación impune. Inmoral, que agravia y ofende a los coahuilenses. A ver cuantos medios y cuantos ciudadanos actúan para manifestar su inconformidad.

El alcalde de Torreón, José Ángel Pérez, también hizo una aportación. 20 millones para la construcción del estadio. También hace gasto promocional de la obra. Igual que Moreira, pero en montos mucho menores. Aparte sólo en el rubro de Acceso a la Información hay algo muy diferente: el ayuntamiento de Torreón sí responde, para el que quiera saber detalles sobre esos gastos haga sus solicitudes de acceso a la información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Moreira impune: 150 mdp para la construcción del nuevo estadio del Santos en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: