La quinceañera de Pedro Valtierra

1 julio, 2008 § Deja un comentario

Por Javier Rodríguez-Villa
javier.rdzvilla.blogspot.com
javier.rdzvilla@gmail.com

Hay fiesta en el pueblo, y ¡cómo no!, si cumple sus primeros quince años la revista Cuartoscuro, la hija de Pedro Valtierra.

Referente obligado de la fotografía contemporánea en nuestro país, y tal vez en América Latina, esta publicación alcanza los tres lustros con un gran reconocimiento de creadores y artistas visuales y con la satisfacción de que en cada uno de los números hasta ahora editados ha fomentado la valoración de la imagen fotográfica y ha difundido el trabajo de mil 400 fotógrafos.

Fruto de la determinación del fotógrafo zacatecano, “la revista” –como la llama Luis Caballo– inició su historia en 1993; y según las propias palabras de su fundador, llegó sin otra pretensión más que la de contribuir a encontrar formas de dinamizar la producción de imágenes y una nueva relación entre los fotógrafos y los centros de producción, a sumarse al esfuerzo de otros grupos oficiales e independientes. “No llegamos con soberbia, sino por el contrario, con humildad y respeto a los creadores de la imagen”, ha dicho Pedro Valtierra.

Hoy, esta revista bimestral pone en circulación 18 mil ejemplares en donde publica a fotógrafos profesionales, estudiantes, aficionados y archivos históricos sin poner límite a los géneros, pidiendo únicamente interés, pasión y calidad por las imágenes, y agrega a su contenido textos especializados sobre aspectos técnicos, conceptuales, derechos de autor e industria fotográfica.

Heredero de los Casasola y los Mayo

Fotógrafo de prensa desde hace 31 años cuando ingresó a El Sol de México luego de haberse desempeñado como asistente del laboratorio de fotografía de la Presidencia de la República, Pedro Valtierra Ruvalcaba laboró en el periódico unomásuno, organizó la agencia imagenlatina y participó en la fundación del diario La Jornada como jefe del departamento de fotografía; se desempeñó como corresponsal de guerra en Guatemala, El Salvador y Nicaragua entre 1979 y 1986, fue presidente de la Sociedad de Autores de Obras Fotográficas y director de la revista Mira, y actualmente dirige la agencia y revista Cuartoscuro.

A lo largo de su trayectoria ha recibido numerosos reconocimientos como el Premio Nacional de Periodismo en 1983, “Fotógrafo de la década 1975-1985” de acuerdo a la revista Fotozoom y Premio Rey de España otorgado por la agencia EFE y el Instituto de Cooperación Iberoamericana por la mejor imagen noticiosa internacional en 1998.

Con la idea de seguir el ejemplo de Agustín Víctor Casasola, de los hermanos Mayo y de Héctor García, en el año de 1986 pone en marcha Cuartoscuro pensando que así podría contribuir al desarrollo del fotoperiodismo en donde se conjugaran la estética y la información.

De los Casasola, primeros fotógrafos que fundan una agencia en nuestro país y destacados por captar tanto a personajes importantes como episodios pre y posrevolucionarios, ha señalado que uno de sus méritos es que conservaron sus negativos, los que hoy forman uno de los archivos más importantes de América Latina y se conservan en el Archivo General de la Nación, siendo imágenes que sirven para que estudiantes, historiadores o público en general puedan investigar con sólo observar las fotografías.

Y, de manera similar a sus antecesores, con 22 años al frente de la agencia de fotografía Pedro Valtierra suma en su archivo más de medio millón de negativos, alrededor de 160 mil fotografías en línea y un volumen no cuantificado de fotografía digital. “Estamos claros de que es un documento histórico para la sociedad, que es un patrimonio histórico de la sociedad, más allá de si son buenas o no las fotos”, ha indicado en alguna ocasión.

La fotografía periodística

Muy rescatables y oportunos a esta fecha son los conceptos que el maestro expresó en una Conferencia Magistral en la escuela de periodismo “Carlos Septién García”, primero con una crítica hacia la fotografía que se hacía a mitad del siglo XX, por la falta de iniciativa y el desenfado de los reporteros por defender su trabajo.

“Estábamos poco preocupados por hacer periodismo, no pensábamos en nuestros lectores y fuimos pocos reflexivos. A la gente ya no le interesaba comprar periódicos, por que durante muchos años los medios impresos no pensaron realmente en el lector y publicaban pura información que tenía que ver con el poder; es ahí, creo yo, donde la fotografía se ve dañada”, precisó en febrero de 2006.

Puntual, el zacatecano dijo una verdad de a kilo: el problema nunca ha estado en el equipo que se tiene para fotografiar ya que lo importante del periodismo no es con que produces, sino que vas a producir, el punto destacable del tema y como lograr que se proyecte a través de una imagen.

Y aprovechando el auditorio adecuado que tenía, continuó de largo con las características de un fotógrafo de prensa: Sentido creativo en sus fotografías, para lo cual tiene que leer y trabajar con la información, y junto con el reportero debe mantener un diálogo para saber los temas que van a ponderar en la nota. Lo dicho, la fotografía periodística debe involucrar a toda la redacción, no es un trabajo aislado.

Asimismo, destacó el compromiso que el reportero gráfico tiene con la gente fotografiada y el manejo de la intencionalidad de la fotografía. “Hay que convencernos que podemos hacer fotos buenas, que debemos estar en el momento justo y siempre buscar que el lector tenga una buena imagen”, dijo.

Los XV años

El festejo no podía ser menos y consistió en la mesa redonda titulada “Cuartoscuro, una mirada fotográfica” celebrada en el Club de Periodistas con la participación de Raquel Tibol, Carlos Monsiváis, Humberto Musacchio, Ricardo Rocha y Pedro Valtierra, siendo moderada por Carmen Aristegui.

La revista Cuartoscuro llega a sus quince años con un gran reconocimiento en el medio fotográfico y cultural, es considerada una publicación indispensable para quienes se inician en la fotografía y una fuente de consulta importante para investigadores y profesiones en esta materia. Se le reconoce su contribución a la fotografía en nuestro país por la variedad de temas que ha tocado en sus ediciones así como por los numerosos investigadores de primer nivel que han colaborado en sus páginas.

Aparte, y esto es sumamente importante, se ha establecido como un foro generoso al mostrar trabajos de fotógrafos amateur y aficionados, espacio que difícilmente otorgan otros medios impresos.

Sin asomo de duda, desde su aparición la revista se constituyó en un parteaguas en el quehacer fotográfico mexicano, pero sobre todo, es un ejemplo de tenacidad de Pedro Valtierra. Y de amor por la fotografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La quinceañera de Pedro Valtierra en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: