Urgente y necesaria la critica literaria en la Comarca Lagunera

1 abril, 2008 § Deja un comentario

José Lupe González

La literatura lagunera muestra un desarrollo importante. Premios estatales, nacionales e internacionales han sido ganados por autores comarcanos. En las becas la situación es semejante. Hay en nuestra región un número considerable de escritores que han sido becados por diferentes organismos culturales tanto  municipales como estatales y nacionales.

Se da en Torreón una producción editorial que ayuda a la difusión de la obra de los escritores, no así en Gómez Palacio ni en Lerdo, donde durante años y años la producción  de libros ha sido escasa, casi inexistente, por parte de los ayuntamientos. La Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Gómez Palacio, este año se integró al programa editorial de su homónima de Torreón, llamado Financiarte; programa que ha sido cuestionado aquí en las planas de kioSco, tema que en los próximos meses será retomado.

         Bien. Hay becas, hay premios, hay libros. Pero no hay nadie que diga, que pondere, que aprecie la calidad del trabajo literario que se está ejecutando. Nada. Si acaso las reseñas de los presentadores de los libros que se editan, es lo que tomamos hasta ahora como critica. No tenemos, no contamos en la Laguna con ninguna crítica literaria salvo algunos casos como los menciona Jaime Muñoz Vargas en su texto Respuesta a Monroy, kioSco numero 39, abril 2008

No hay nadie que nos diga que hay de bueno y de malo en un libro. Nadie nos ha dicho que hay de valioso en la obra poética de Pablo Arredondo, en la poesía de Daniel Maldonado; nadie ha dicho nada en ese sentido de la obra del mismo Monroy, de Jaime Muñoz Vargas, de Saúl Rosales Carrillo; nótese que sólo  menciono a algunos.

Todos seguimos en la mera difusión de la obra que se produce y nadie hasta el momento ha pulsado con rigor la obra literaria  que aparece. Debemos aceptar que no tenemos, que no contamos con nadie que se dedique entre sus actividades al ejercicio de la crítica. Eso nos mete en otros factores que influyen en el caso.

Jaime Muñoz Vargas, a quien siempre reconoceré lo mucho que le debo, da una respuesta a Gerardo Monroy sobre la ponencia titulada Un agujero: inexistencia del crítico literario en la Comarca Lagunera, kioSco número 39, abril 2008; desde años atrás ha pugnado por que se reconozca el trabajo  de los hacedores de literatura, de los presentadores de libros, de los reseñadores. Creo que la actitud de Jaime ha comenzado a tener respuesta favorable.

Sin duda,  uno de los puntos que influyen para que carezcamos de crítica literaria aquí en la Comarca es la falta de pago. Y no sólo el pago en sí, sino que el pago sea acorde al trabajo que se desempeña al ejercer la crítica. A los medios de comunicación existentes en la región, me refiero a los grandes, no les ha importado hasta el momento formar un cuerpo propio de críticos que se ocupen de los asuntos culturales. Mucho menos se encargan de ofrecerles un pago digno, decoroso, por ese trabajo.

Proceso por dar sólo un ejemplo, tiene  y sostiene a sus columnistas, sus críticos sobre arte, libros, cine, teatro, música y medios de comunicación. Sin embargo, otros medios pagan poco a los colaboradores.  El Siglo paga alrededor de $450, a los articulistas del suplemento Siglo Nuevo  mientras La Opinión-Milenio  paga $350,  y ambos medios exigen a los colaboradores un recibo de honorarios, lo cual significará para éstos  contratar los servicios de un contador para cumplir con sus obligaciones fiscales. Es por eso que casi nadie osa pedir su justo pago. En cambio en  kioSco  se paga $200  por colaboración sin exigir recibo de honorarios.

Otro de los aspectos que inciden para que se inhiba el ejercicio de la crítica literaria como lo sugiere Monroy en su texto de referencia, es la malquerencia a la que se hace acreedor quien  se atreve a señalar y cuestionar. En una Comarca tan proclive a tomar los señalamientos como ataques, como denuestos, es mejor callarse y ser bienquerido, bienamado por todos. Esa actitud se manifestó cuando Monroy terminó de leer su ponencia. Las reacciones fueron inmediatas. Casi se llegó al insulto y eso que Monroy ni siquiera hizo un análisis de la obra de algún autor. Se limitó a leer su ponencia tal cual la publicó kioSco.

No tenemos crítica estrictamente literaria como lo ha establecido Monroy. Y no la habrá en el corto plazo. Eso lo aseguro. Recibo apuestas de menos de cien pesos sobre la afirmación. El entorno literario local carece de la formación suficiente para tolerar la critica. Los medios de comunicación no tienen interés en formar un cuerpo de críticos.

Imaginemos una publicación, o un medio electrónico, que dedique espacio para la critica literaria, porque no hay nada de esto en la Comarca. Estepa del Nazas se ha quedado en lo que es su única función: difundir literatura. No más, no menos. Es seguro que un medio que abriera espacio a la investigación, al análisis y al escrutinio del trabajo de las dependencias culturales, ayudaría también a fomentar otra actitud en el medio cultural y literario.

 La dependencia de artistas con las instancias culturales, también es otra condicionante. Más de un creador necesita de las instancias culturales encargadas de editar libros, de otorgar becas. Ahí están los consejos editoriales, o los jurados que dictaminan que obra se publica y cual no. Ahí están quienes deciden a quien se le da una beca y a quien no. Hay pues escritores involucrados en la calificación de sus colegas. Así ¿cómo hacer la critica? ¿O quien ejercerá la critica y a quienes? ¿A los que están en las dependencias culturales no y a los demás sí? ¿Y cuando uno de los otros llegué a un organismo cultural que pasará?, ¿ejercerá el desquite, la revancha cerrando espacios, oportunidades de becas, ediciones? ¿Quién ejercería la critica? ¿Los mismos escritores? ¿Entonces se dará el riesgo del elogio entre “valedores” o la demolición de la obra porque el criticado no es “valedor” del escritor-crítico?

No veo por donde ni como empiece a gestarse la critica literaria en la Laguna. Ojalá este sencillo intercambio de opiniones que comenzó con la ponencia de Monroy y siguió con la respuesta de Muñoz Vargas, vaya abriendo la vereda que nos lleve a cimentar el camino de la critica literaria o a llenar un poco, al menos, el agujero existente de la critica literaria en la Laguna.

Si sale alguien que quiera comenzar a ejercitar la critica, ofrezco las planas de kioSco. Sé que es un medio marginal y de poco alcance, pero ahí está el ofrecimiento. Ahí está Fundación del Futuro, el único libro que se me ha editado. Aseguro aguantar la tunda que me propinen. Total, me consolaré de la  vapuleada con unas sabrosas cervezas, pero el resultado será genial: se comenzará a ejercitar la crítica en la región y así empezaremos todos, a saber en realidad el verdadero nivel de la literatura que producimos. Aguantaré la última vapuleada, ahora que en una actitud de autocrítica casi he decidido dejar de escribir poesía y narrativa, los únicos géneros literarios que he practicado. El talento literario no es una virtud que me haya acompañado. Así que la poca obra que tengo inédita, que inédita se quede.  Y lo ya publicado en Estepa del Nazas, y en el libro de poesía Fundación del Futuro así como  en los dos colectivos no lo tiraré, no vaya a ser que contamine a la basura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Urgente y necesaria la critica literaria en la Comarca Lagunera en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: