No hay nada que celebrar en el Día de la Libertad de Expresión

1 junio, 2007 § Deja un comentario

El  futuro del periodismo local está en los medios alternativos

José Lupe González

“Lo primero que noté del periodismo local cuando llegué aquí, es que se hace un periodismo donde tal parece que los político y los empresarios son intocables, son unos seres a los que respetan en demasía, no los hacen enojar, no  quieren ponerlos nerviosos. Después fui entendiendo por qué. Eso sucede porque el ochenta por ciento es de los colegas son chayoteros y porque reciben prebendas o dinero de estas gentes y entonces obviamente no los van a hacer enojar”, establece en esta entrevista realizada a finales de mayo pasado  el periodista argentino Daniel Raddi, co-director junto con Nancy Azpilcueta del informativo por internet RazonEs de Ser, así como del impreso del mismo nombre, y del radiofónico La primera Piedra, que se transmite por Romántica 1380, en A.M.

Del periodismo televisivo de la región señala que tiene la misma opinión de hace cuatro años, “la misma opinión o peor cuando recién llegué. De todas las formas de medios de comunicación de la Laguna, pensé que era horrible, ahora diría que es espeluznante. Han pasado cuatro años desde que llegué y no sólo no ha evolucionado sino que se podría decir que cuando uno no evoluciona involuciona.

“Un medio fantástico de las características de la televisión desde el punto de vista técnico-tecnológico en lo que a la Laguna se refiere está absolutamente desaprovechado, quisiera cuando menos en la televisión haber encontrado una isla que uno dijera ‘bueno al menos hay un programa o un par de programas en la televisión local que llama la atención para verlo, para seguirlo.

“Los noticieros en particular son algo realmente livianos, creo que atienden más a desinformar que a informar, porque decir que falta agua en una colonia o decir que faltan semáforos está bien pero no creo que la televisión sea precisamente para esto, eso lo puede hacer cualquier periódico o lo puede hacer la radio. No se aprovecha todo el recurso que la televisión da. Yo no suscribo esa frase de que una imagen dice más que mil palabras, pero si suscribo que vos con una muy buena edición de imágenes, con un muy buen guión periodístico puedes armar reportajes de televisión que cuando menos despierten interés, que a lo mejor no cambien nada pero podés mostrarlo en su verdadera esencia y profundidad.

“Yo diría que eso que se hace aquí en la televisión no se debe hacer. Yo diría que lo que se hace aquí en la televisión es lo siguiente: son programas de radio con imágenes. El caso más paradigmático es Olla de Grillos y que ahora se agrava y por eso me pareció muy buena la columna que escribió mi tocayo Daniel Maldonado donde parece que hasta en el título del programa se refleja todo: Cambios, pero parece que se dice ‘cambiemos todo para que nada cambie; y yo diría que cambiaron todo para que todo empeore. Porque para mí en el caso de Olla de Grillos, que para mí es el paradigma de un programa de radio hecho en televisión porque era malo en contenidos, espantoso en escenografía  y absolutamente inútil o inutilizado todo el recurso de la televisión en un programa de estas características. Y con mis diferencias con Mario Gálvez, el es un periodista preparado, es un periodista que a lo mejor no mostraba todo el potencial, opacado por Marcela Moreno de quien pienso que la palabra periodista le queda grande…

–¿Opacado en qué sentido?

–Cuando un trepador pasa a tener más importancia que alguien que tiene buena formación como el caso de Mario Gálvez…

–¿Trepadora en este sentido es Marcela Moreno?

–Sí, creo que Marcela es trepadora porque quienes la conocemos, quienes hemos investigado sobre ella suelen determinar que es alguien que busca el poder por el poder mismo. Y en el caso de Ángel Carrillo que es sabido que es un buen tipo, y a lo mejor hasta con muy buenas intenciones, pero como dice el refrán: el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones, y entonces Ángel cumple más el papel de empleado que el papel de periodista. Un periodista de empuje no puede aceptar que cualquiera le de una orden  y acatarla así como así.

–¿Qué opinión tiene del periodismo radiofónico de la Laguna, la radio local que le parece?

 –Acá en la Laguna no hay ganas de arriesgar. Además de hablar aquí de los colegas habría que hablar de los dueños de los medios y digo de todos los dueños. Se corre detrás del billete, se quiere la apuesta de la rentabilidad rápida y no la apuesta a mediano o largo plazo. Voy a hablar en primera persona porque vale la pena, lo que hoy en la Comarca se conoce como La Primera Piedra, es un proyecto que yo lo comencé a plantear en las radios locales.

“Cuando hablaba con los gerentes no me preguntaban sobre el contenido del proyecto, lo primero es: sale tanto, es decir vas a comprar el espacio y lo que más importa es lo que te estoy ofreciendo bueno, regular o malo; porque sería algo lógico: primero ves si te gusta o no te gusta lo que me propones y después hablamos de pesos. Pero cuando sólo se piensa en la rentabilidad económica y se descuida que se puede incluso duplicar la rentabilidad a partir de productos de calidad, porque productos como La Primera Piedra podrían hacerse un montón, entonces indefectiblemente nunca va a crecer.

“Pero aparte hay limitantes en los contenidos musicales. Yo me sorprendí y me sigo sorprendiendo de escuchar a Pablito Ortega, Leo Dan, Leonardo Fabio, música que hace años que allá en Argentina ya ni se escucha y aquí a la gente le sigue gustando y no está mal que le siga gustando, pero si no se le ofrece a la gente otra cosa se va a quedar para siempre con eso.

–¿Qué opinión tiene de los medios escritos de la Laguna?

–Primero quiero plantear que salvando honrosas excepciones, escriben muy mal, muy mal. Siempre digo: ¡hay cuantos Saúl Rosales se necesitan, cuantos Daniel Maldonado se necesitan, cuantos Nancy Azpilcueta se necesitan! Leer los periódicos se vuelve una aventura, porque hacen una confusión de sujeto, predicado, tiempos verbales; esa costumbre de escribir en los periódicos en presente no lo puedo entender. La noticia sale hoy pero en realidad  el hecho fue ayer. Por ejemplo: “el secretario de Seguridad Pública afirma que…”, no, debe ser: afirmó, porque de lo que dijo ayer o a lo que puede decir hoy ya cambió en su parecer. Escriben muy mal mal. Nunca pude entender a La Opinión y El Siglo, noticias se salva un poquito; párrafos y párrafos de veinte líneas y a veces con dos comas en esas veinte líneas.

“Partiendo de esas cosas, la calidad del medio grafico decae y eso nos podría remitir a la formación evidentemente, a los establecimientos donde forman gente de comunicación y en esto mezclo tanto a los privados como públicos, aunque en los privados es peor el tema de redacción, el tema de la calidad en la redacción no se tiene en cuenta. Mi peor experiencia hablando de las universidades fue con la UAL, me invitaron dos veces a dar una charla, después de la segunda no me invitaron jamás. Escuchar a los muchachos en realidad me daba mucha tristeza, yo ya estoy grande y ojalá la vida me de la lucidez que le da a Alonso Gómez Uranga, que con tantos años ahí va y sigue y trabaja todos los días.

“Ojalá la vida me de el premio de morirme trabajando; pero bueno de esas escuelas están saliendo los muchachos que nos reemplazarán. No saben quién es Jorge Luis Borges, no saben ni quién es Juan Rulfo, no saben quién es Manú Dornbierer; entonces no se les puede pedir que sepan lo que es el sujeto, el predicado y la concordancia entre tiempo verbal, las acentuaciones, la barbaridad que veo en los títulos cuando son con mayúsculas, ¿de dónde sacaron que las mayúsculas no se acentúan?; entre todo este panorama que tiene que ver con las formas de escribir se refleja en los medios gráficos: son aburridos.

La Opinión está vendiendo tres mil ejemplares, cuatro mil en el mejor de los casos; y está cobrando una publicidad tan cara como la del Siglo, que está vendiendo cerca de diez o doce mil y un poco más los domingos, que igualmente para una región que tiene casi dos millones de habitantes no es una cifra de la cual ponerse orgullosos.

–¿Qué opinión tiene del periodismo que ejercen los medios?

–No me apartaría mucho de lo que ya mencioné. Lo primero que noté cuando llegué aquí, es que no había que faltarle el respeto al político, al empresario, como que son intocables, seres a los que se les  respeta en demasía, no hay que hacerlos enojar, no ponerlos nerviosos. Después fui entendiendo por qué. Eso sucede porque el ochenta por ciento es chayotero y porque recibe prebendas o dinero de estas gentes y entonces obviamente no van  a hacer enojar al patrón.

–¿Pero a poco todavía existe el chayote?

–Sí hombre, no nos hagamos; no voy a dar nombres pero no nos hagamos.

–Bueno, deme nombres.

–No y ¿sabes por qué no te los doy?, no es por cobardía porque la palabra cobardía casi no existe en mi diccionario. Cada uno vive como puede o como quiere. Lo que yo cuestiono no en sí tanto que sean chayoteros sino que después vendan un discurso de moralidad o que se hagan los periodistas independientes. Para qué quieres nombres si lo único que tienes que hacer es irte a las ediciones de julio del 2005 de Razones de Ser, y te acordarás de cómo Raúl Sifuentes dilapidaba dinero a ciertos periodistas. Nuestro enojo con Mario Gálvez, nuestras diferencias con Mario Gálvez viene por eso, constatamos que Mario Gálvez recibía dinero de Sifuentes.

–¿Si lo hicieron público por qué no dar nombres ahora?

–Porque lo de Mario Gálvez lo puedo demostrar.

–¿Y lo de los demás no?

–Lo podría demostrar con su estilo de vida, ningún periodista puede tener estilos de vida como los que veo. Obvio que yo no puedo entender que el gerente de noticias de una emisora local, que puede estar ganando ocho o diez mil por mes, lleve una vida de cincuenta mil, pero yo no soy juez ni fiscal. Es como si yo te viera a ti de la noche a la mañana en un BMW y tu hija en un Jetta y de golpe ya no vives en El Vergel y te vas a vivir a la colonia el Campestre; yo diría dos cosas: o se sacó la lotería y yo no me enteré o está recibiendo dinero sucio. Hay muchos colegas que no engañan a nadie. ¿Quieres nombres? Averigua porque Víctor Hugo Hernández fue corrido de La Opinión, averigua porque Mario Gálvez también fue corrido de La Opinión.

“El comentario que me merece Juan Cevallos, que él tiene muchos años en GREM y se va a morir en GREM, es que si el sí sale de ahí no le darán chamba en ningún lado, pero aparte estamos hablando de periodistas.

–¿Y Juan Ceballos no es periodista?

–No. Es un perico que repite lo que don Luis de la Rosa le diga.

“En cuanto a la practica del periodismo no hay la intención de ser cada día mejores. Yo veo a las niñas que salen hoy a la calle como reporteras y alguna puede terminar casada con un diputado federal, o otras tal vez a la mejor casadas con el gerente del medio y otras tal vez encontrar a un señor rico que las mantenga. Yo estoy percibiendo que en la mayoría de las  nuevas camadas de jóvenes hay mucho síndrome de las sábanas, como yo lo defino, donde el progreso depende de la cantidad de sábanas que abriste en determinado lugar y no de la cantidad de libros o periódicos que abriste para mejorar tu intelecto.

–¿Qué opinión tiene por designarlos de alguna manera de los medios alternativos, ya sean periódicos o revistas?

–Yo creo que el futuro del periodismo esta ahí y no sólo en México sino en cualquier lugar del mundo. Me encontrado con buenas cosas, por ejemplo Revista de Coahuila, Nomádica; no creo que haya revista mejor presentada en su genero que esas dos; salió un producto bueno Fragua, realmente me impactó mucho. En cuanto a periódicos de papel de diario creo que hay dos o tres productos, no puedo dejar de mencionar lo nuestro, me gusta lo que estamos haciendo en RazonEs de Ser, me  gusta Sin Censura dentro de todo, y no me acuerdo de ninguno otro más. A Kiosco le falta crecer, necesita crecer más, tener más penetración en el mercado, merece llegar más lejos de lo que está llegando ahora.

“Lo que me gustaría si es que no me llego a ir de México, es que me gustaría ver a un México donde en un lapso de cuatro años hubiera cuatro mil radios alternativas. Siempre lo digo y la frase no es mía, es de Hebe de Bonafini de las Madres de la Plaza de Mayo, hay leyes que se hicieron para ser violadas. La Ley Televisa es una de ellas, es una ley que debiera ser violada por los medios de comunicación, porque son leyes que fomentan monopolios, duopolios y en el mejor de los casos oligopolios, donde el vecino no encuentra un medio de comunicación que le hable de la misma manera y que se ocupe seriamente de los problemas cotidianos.

“No me gustaría que México atravesara por una dictadura como pasó Argentina para que a partir de 1985, se diera este fenómeno de las radios libres como en los años sesentas y setentas se dio en Italia, y Argentina marcó el camino, marcó el rumbo, porque en este momento debe de haber cinco mil radios alternativas fuera del circuito de las grandes. Argentina tiene otra ventaja, allá no hay monopolios, no hay duopolios, hay mucha empresa privada, hay fácilmente seis o siete empresas fuertes en materia de comunicación; no es como que pasa todo por lo que le guste o no a Televisa o a Televisión Azteca.

“Creo que el futuro del periodismo está en los medios alternativos, en los medios que rompen con el sistema y porque además los muchachos que están saliendo de las universidades y no porque las universidades formen grandes profesionales, que los muchachos que salen con un título debajo del brazo encuentren un lugar dónde expresarse; porque la verdad no tengo la cifra de cuántos licenciados en Ciencias de la Comunicación haya aquí, pero de lo que sí estoy seguro es que no existe la cantidad de medios que pueda absorber mínimamente el cincuenta por ciento de lo que sale de las escuelas.

“Cómo puede ser que una universidad chafísima como la UAL en cuanto a la calidad de los alumnos, pueda tener una estación de frecuencia modulada, y además esto sí me molestó mucho, fue inaugurada con bombos y platillos por el gobernador del estado, y una casa de la magnitud como la Universidad Autónoma de Coahuila con un nivel no se si admirable pero sí digno de ser tomado en cuenta, no tenga su propia estación de radio y estén haciendo tanto argüende para poner una estación y ahí es un reclamo que yo le hago al gobernador Moreyra: gobernador haga todo lo que tenga que hacer, vaya a pelearse con quien tenga que pelearse, a usted que le encanta pelearse con todo el mundo, vaya a pelearse con la secretaria de Comunicaciones, vaya a pelearse con el Presidente y que le pongan una estación de radio a la universidad y que cuando menos tengan los muchachos dónde hacer sus primeros trabajos.

–¿Desde su óptica cuál de los periodismos televisivo, radiofónico, escrito, supedita más la libertad de expresión a los interés políticos o comerciales?

–La televisión, después creo que hay un poco más de libertad en la prensa escrita y un poco más de libertad en la radio. Así como cuestiono a todos los medios de comunicación incluyendo en el que estoy yo, también debo decir que desde que empezamos el 28 de septiembre del 2006, nunca nunca levantaron el teléfono para decirnos bájenle a esto o bájenle a lo otro o no se metan con aquello.

“Yo abogo porque todo el periodismo de México con nuestras diferencias y con nuestros enfrentamientos y aun entre aquellos que podamos estar enemistados nos juntemos para defender algo que no tiene cálculo económico. Y yo creo que la guerra contra el narcotráfico no la gana Calderón, la podemos ganar desde los medios de comunicación si todos nos ponemos de acuerdo en esa guerra.

“Hice aquí algo semejante a lo que se hizo en Argentina hace varios años cuando mataron a un periodista: allá se callaron cinco minutos las radios y las televisoras, yo aquí me silencie quince segundos. Fue desesperante para todo el mundo no escuchar nada. Con inteligencia si los medios buscamos cómo, lo encontramos, te lo aseguro, te lo garantizo, les ganamos la guerra.

–Cómo calificaría  los medios locales del uno al 4?

 –A la televisión le pondría un cero grandote, a los medios escritos les pondría un uno, a la radio le pondría un dos emparentado con los medios alternativos que podrían ya estar calificando un tres pero les falta un poco.

–¿Tal parece que los medios laguneros como en otras partes, invocan la libertad de expresión cuando se trata de defender sus propios intereses, pero no hacen lo mismo cuando la sociedad les reclama el derecho de la pluralidad y de una mejor información; es decir: el derecho a recibir información de calidad, qué sucede?

–La libertad de expresión existe pero lamentablemente la mayoría de los medios no la pone en práctica, pesa más la libertad de empresa que la libertad de expresión. Y yo que conozco a profundidad por qué corrieron a Javier Cassio de La Opinión, puedo decir que tal vez equivocó las formas pero en definitiva que lo hayan corrido porque un día puso una cosa y atacó la figura del fundador de la Soriana, porque eso fue aunque nadie lo quiera reconocer, muestra lo que es La Opinión-Milenio y en manos de quién está la conducción periodística.

“Si vas correr a un periodista porque pone en riesgo una cuenta publicitaria que mejor demostración de que lo más importante es la libertad de empresa y no la libertad de expresión. Nadie pensó si lo que estaba diciendo Javier Cassio era verdad o no, el problema fue que Soriana amenazó con quitarle toda la publicidad. Me dirán que no tengo pruebas de eso pero hablé con alguien de La Opinión que me contó con lujo de detalles y por esa persona que me lo contó pongo las manos en el fuego. Ahí esta la mejor prueba de que la libertad de expresión es un cuento para los medios, yo si creo en la libertad de expresión por eso mi duda de seguir en México porque veo que se está poniendo en riesgo la libertad de expresión.

–¿Qué opinión le merece que el gobierno de la República o el gobierno de algún estado como el de Coahuila, participe en la celebración del Día de la Libertad de Expresión?

–¿Sirven la onomatopeyas en gráficas?, guaaagggg.

–¿Si hubiera dignidad periodística los medios laguneros celebrarían el Día de la Libertad de Expresión?

–Esto de los días como el de la madre o el de la abuelita para lo único que sirven es para acordarse de que existen. La libertad de expresión hay que celebrarla todos los días ¿y cómo hay que celebrarla?, ejerciéndola no con fiestecitas o con una cervezas. Yo no necesito del Día de la Libertad de Expresión para juntarme con unos amigos y compartir un momento.

–¿Está desahuciada cualquier posibilidad de que los medios hagan una autocrítica desde su comportamiento empresarial hasta lo periodístico?

–Yo no sé si desahuciada sea la palabra. Muchos pierden la esperanza de que el mundo cambie pero el mundo no puede cambiar jamás si el primer cambio no sale de nosotros mismos. Yo siempre digo: para hablar de los demás siempre tengo que partir de mí, de mi experiencia. Tengo la esperanza de que las cosas cambien pero como dice el refrán: poderoso caballero es don dinero.

–¿Frente a esta situación mediática qué alternativa tiene la sociedad?

–La primera es no creernos nada. Siempre digo a los oyentes: no nos crean nada de lo que estamos diciendo, vayan y comprueben por ustedes mismos si lo que estoy diciendo es cierto. No idolatren a los periodistas, a los comunicadores, no los conviertan en ídolos, iconos, en dioses; no somos ídolos, iconos ni dioses; somos seres de carne y hueso  y podemos llegar a ser muy mentirosos como el peor de los seres humanos, podemos llegar a ser hipócritas como el peor de los hipócritas de los seres humanos. Mi primera sugerencia es: no nos crea nada, vaya y compruebe usted mismo.

“No compre todo hecho. Compre, analice y desmenuce, y saque su propia conclusión. Eso es lo que creo que la sociedad puede hacer. Dejar de comprar como verdad absoluta lo que dicen los medios. Y la otra parte es que la sociedad nos exija a los periodistas. Necesitamos aprender a decir no sé. Conozco colegas que hablan de medicina, que hablan de política, de sociología, de mecánica automotriz, nooooo, ¿pues dónde estudiaron tanto? Eso es lo primero.

“Lo otro es aprender a ofrecer disculpas o a pedir perdón cuando uno se equivocó al dar una información que a la mejor uno creyó que era así pero después que uno se da cuenta de que no fue así, salir y decir: me equivoqué. La sociedad tiene que exigir eso. A partir de que la sociedad le cambie de estación, de canal televisivo, deje de comprar un diario para consumir otro; los medios puede ser que empiecen a cambiar.

–¿Hay algo por parte de los medios qué celebrar el Día de la Libertad de Expresión?

–No creo porque la libertad no te la da el gobierno. Yo le escuchaba a Fox cómo se lo escuché en su momento al expresidente de Argentina Menem, que parecen cortados por la misma tijera, frase maldita de él: nunca hubo tanta de libertad de expresión como la que se logró bajo mi gobierno. Traducción: gracias a mí tienen la libertad de la que hoy gozan. No. La libertad la ganó el medio de comunicación, la sociedad; no es un privilegio que da un gobierno. Si el gobierno nos quiere agasajar tendría que hacer otras cosas y no precisamente fiestas, por eso me parece una barbaridad, que lamentablemente Humberto Moreyra no ha quitado los premios de periodismo. Una cosa es que te premien tus colegas más allá de que no creo mucho en los premios, y otra cosa es que te premie Amnistía Internacional o la Liga Mexicana de Derechos Humanos. Es otra cosa a que te de un premio el Estado.

–¿Para usted es meritorio o deleznable que el estado organice, festeje y entregue premios de periodismo a los medios y a los periodistas?

–No estoy de acuerdo. El gobierno tiene otras cosas que hacer: brindar calidad de vida, mejores salarios, pavimento, luz, terminar con esta locura del narcotráfico, hacer relaciones exteriores dignas de crédito y no andar de rodillas con los norteamericanos, de eso se tiene que ocupar el estado. No necesitamos del reconocimiento del estado para hacer bien o mal nuestro trabajo. De eso nos ocupamos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo No hay nada que celebrar en el Día de la Libertad de Expresión en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: