Promotores, periodistas, jugadores y directivos, en la mafia del fútbol nacional

1 junio, 2005 § Deja un comentario

Los conductores de la región actúan más como voceros que como periodistas

José Lupe González

 A pesar de que la sección deportiva es una de las más comercializables de todos los medios, los directivos le restan mucha importancia. El reportero deportivo es un ente menor, casi, casi, casi, los reporteros de la sección deportiva son retrasados mentales, débiles mentales, cualquier persona puede ocupar ese puesto, establece el periodista deportivo Julián Parra, conductor de Futbol al Día junto con Juan Gómez Junco y Raymundo Muñoz.

En España se cuenta con una carrera sobre periodismo y después una especialización para deportes, explica. Para ejercer deportes, para hablar de deportes, se debe contar con lo equivalente a una maestría en México. Pero aquí le dan tan poca atención o una nula atención, se acuerdan de la sección deportiva cuando el Santos califica a la liguilla porque representa programas especiales, suplementos especiales; todos los patrocinadores quieren estar presentes con el Santos porque absorbe el 90 por ciento de la atención de la Comarca, nos guste o no el fútbol, vayamos o no al estadio, le vayamos o no al Santos; es una vorágine que arrastra.

“En esos momentos es cuando los directivos de los medios se acuerdan de la sección deportiva y en la temporada regular la dejan. Los directivos no ejercen la responsabilidad periodística que tienen en el área de deportes”.

La proliferación de programas deportivos en la Comarca se debe al Santos, indica. El eje del nacimiento de todos esos programas deportivos es el equipo de fútbol de primera división. Del cien por ciento de los programas deportivos, el cien por ciento tienen como su principal motivo el equipo de fútbol, el béisbol desgraciadamente a pesar de que la Comarca fue una plaza eminentemente beisbolera durante muchísimos años; el béisbol ha carecido de la misma promoción, de la misma difusión y proyección que el fútbol.

En contraparte el Santos de la mano de un gran presupuesto de la Corona, logra hacer grandes planteles con figuras importantes que le permiten situarse dentro de los primeros planos del fútbol mexicano. De los diez y siete torneos cortos que van hasta el momento, el líder en participación de liguillas es el Toluca con catorce, le sigue el Santos con doce, fundamenta. Santos logró posicionarse entre los equipos protagonistas por encima del América, del Cruz Azul, de Pumas, Guadalajara, del Monterrey, del Tigres; equipos que se supone que son los grandes.

Expone que en torneos cortos en cuanto a cantidad de calificaciones, finales y de títulos, el Santos esta entre los primeros lugares, ese ha sido el motivo para que hayan surgido tantos programas deportivos; un aspecto importante es que todos o la mayoria, exceptuando a Fubol al Dia y Al Ritmo del Futbol, tienen patrocinio de la Corona.

–Todos en radio y televisión tienen el mismo formato: resumen y comentarios, ¿dónde esta el periodismo deportivo?

–Desde el momento que la cervecería es el principal patrocinador de los programas deportivos, no es que el patrocinador lo imponga, pero creo que hay una autocensura por parte de los mismos periodistas deportivos que asumen que sea asi. ‘Si Corona es mi principal patrocinador, yo no le puedo pegar al Santos porque la cervecería que es mi principal patrocinador es la dueña del equipo’.

“La gran mayoria se concreta a eso. A escribir lo que tú ya leíste, lo que ya viste; si vas al estadio no vas a ver o a leer otra cosa porque a eso se concretan y a poner la grabadora enfrente de los jugadores o del técnico para que digan lo que se les antoje decir. Regularmente las preguntas no son cuestionadoras, no son inquisidoras, no son críticas, de tal forma que a todos los jugadores y a los tecnicos que llegan al Santos, les resulta muy cómodo estar en la Comarca.

“Doy un ejemplo. Borgetti duro años y años en los que no era tocado ni con el pétalo de una rosa, en cuanto se va a Pachuca después de estar con los Dorados en Culiacán, empieza a sentir el asedio de la critica y de los periodistas y los cuestionamientos; ahí él explota muy rápido: se pelea con los medios porque no estaba acostumbrado a ser cuestionado, asediado y criticado.

“Por eso les resulta muy cómodo estar aquí en la Comarca. En cuanto al formato de los programas yo exceptúo Futbol al Dia y Al Ritmo del Futbol, y no es porque yo esté ahí, pero en la mayoría Corona es el principal patrocinador. Corona nunca ha estado presente con nosotros, a nosotros ni nos aceptan ni nos quieren bien, aunque nos saluden a regañadientes y de dientes para afuera nos digan que las puertas estan abiertas, que ellos estan abiertos a la critica.

“Raymundo Muñoz, Juan Gómez Junco y yo, no somos bien vistos ni por la directiva ni por el dueño ni por el técnico ni por los jugadores. Nosotros no nos limitamos a decir: el Santos le gano al Cruz Azul y que bonito. La calificación muchas veces es una cortina de humo que impide ver todo lo que esta atrás. Los dos primeros días después de la calificación ejercimos una crítica sobre el Pony Ruiz, la gran figura del equipo, por su actitud, por su comportamiento con los jugadores novatos. Cada vez que alguno de ellos tal vez por su novatez equivocaba una jugada o precipitaban una jugada, lejos de encontrar el apoyo en el jugador más talentoso y experimentado del equipo, encuentran regaños.

“El regalo que le dimos en el programa al Pony el diez de mayo por su cumpleaños, fue mostrar los videos con la actitud que él asume con los jugadores jóvenes, misma actitud que no repite con los jugadores experimentados como Caniza, el Pity Altamirano, Junior Cesar, Cariño; con ellos aunque se equivoquen garrafalmente jamás es capaz de encararlos. A los jóvenes los recrimina durante el mismo partido”.

–¿Esta actitud de no ejercer el periodismo deportivo no es algo casi generalizado?.

–En Monterrey yo estuve en El Norte y ahí si se ejerce una critica libre, lo que no sucede con la mayor parte de los medios. Difícilmente lees en un periódico o ves en un programa de televisión o escuchas en un programa de radio, algo que sea verdaderamente cuestionador.

“No se cuestiona y el argumento con el que casi siempre tecnicos y jugadores desarman a los que estamos en los medios, es de que se les critica porque uno desconoce de futbol porque uno no jugo futbol. A mi esa posición me parece muy estúpida.

“Yo pregunto por ejemplo en esto que acaba de pasar de la sucesión papal y los que cuestionan al Vaticano, los que cuestionan a Juan Pablo II, los que cuestionan a Ratzinguer, ¿cuántos de ellos fueron o son Papas?. De todos los que critican al presidente Fox ¿cuántos han sido presidentes?. No se necesita ser Papa para cuestionar a la Iglesia, ni se necesita ser presidente para criticar a Fox, ni procurador para criticar a Macedo de la Concha; entonces no se necesita ser futbolista profesional para ejercer una critica sobre los futbolistas profesionales, pero la mayor parte de los compañeros se apocan antes esto”.

–¿Se subordina la búsqueda de la información, el propio ejercicio periodístico, al aspecto de la comercialización?

–Mucho, creo que mucho. Nosotros en los programas de radio y de televisión, no acostumbramos meter entrevistas. Los jugadores y tecnicos dicen lo que quieren decir. Antes de que se realice el próximo juego contra el América, el partido de vuelta, yo ya se que va a decir el Yayo de la Torre, Carlos Cariño, el Pity Altamirano.

También reportero de La Opinión-Milenio, Julián Parra sostiene: “tal vez no se subordinan las entrevistas, las preguntas incomodas, en un ciento por ciento por el aspecto del patrocinio, pero la gran mayoria sí. Es seguro que me voy a equivocar pero lo pondría en un 70-30; 70 por ciento supeditado a cuestiones comerciales y el comportamiento del 30 por ciento esta determinado a que la mayoria de los reporteros asisten a los entrenamientos y a los juegos, más que como periodistas como fanáticos.

“No son reporteros, van como fanáticos. No van a analizar o a cuestionar a un equipo. Van a ver a jugar a sus ídolos y eso evidentemente afecta. Es como pedirle a un club de fans de un artista, que hiciera una crónica sobre uno de sus conciertos y se desharán en halagos, porque precisamente son sus fans, porque son sus seguidores, porque son sus fanáticos.

“Esa es en su mayoria la plantilla de periodistas deportivos que hay en la Comarca: ellos van a ver a sus ídolos. No van como periodistas. Se ponen frente a sus ídolos, valga la redundancia, a los cuales idolatran y no son capaces de criticarlos. Además hay un compadrazgo que me parece que hasta torpe, porque para muchos de los reporteros deportivos es un halago ser amigo de los jugadores. ‘yo soy amigo del Pony’, ‘yo soy amigo de Vuoso’, ‘yo soy amigo del Pity; entonces se establece una relación insana, muchos de ellos van a comer a la casa de los jugadores.

“Muchos de ellos cuando tienen alguna reunión invitan a sus ídolos, a los jugadores a sus casas; o asisten los jugadores a una reunión con un grupo de reporteros y allí se establece un contubernio que impide ser imparcial, que impide ser critico, porque son sus amigos”.

–La actuación de conductores se asemeja más a la de voceros de los equipos, ¿esto como desvirtúa el ejercicio periodístico?

–Totalmente. La posición de vocero y la posición de periodista y o critico obviamente están en dos polos diferentes. Por ejemplo: como cambia la visión dependiendo del lugar que se ocupa. Aguilar el vocero de la presidencia de la Republica, hace año y medio o dos años, era uno de los más férreos críticos del presidente Fox y de la señora Martha Sahagún como columnista en El Universal, de pronto lo contratan como vocero y todo lo que el criticó ahora lo justifica.

“Depende de donde estés sentado: en la silla de critico o de vocero, pero aquí me parece que hay un cambio de cachuchas, a la gente se le confunde porque no sabe que es el conductor: o eres critico o eres vocero. Aquí en La Laguna desconozco el motivo que los orilla a eso, pero creo que es el temor a perder el patrocinio, al no tener patrocinio se pierde el programa porque las televisoras no dan un espacio para que se ejerza la critica si no hay patrocinadores; no hay espacios para periodismo-periodismo. ‘Tu me traes patrocinadores, entras’; ‘no me traes patrocinadores, te vas’. Hay mucho ese temor: les pego, los critico y me van retirar el patrocinio y si me retiran el patrocinio me van a retirar el programa.

“En otras plazas como Monterrey o el Distrito Federal, muy poco ha ido cambiando esto. A mi me tocó estar en el Distrito Federal y vi los manejos. La inmensa mayoria de los periodistas deportivos son promotores y representantes de técnicos y de jugadores. Puedes ser un técnico x y si andas sin chamba vienes y me buscas y yo soy representante de un periódico influyente en el medio futbolístico.

“Me dices ‘oye ando sin chamba’, y yo me encargo de conseguirte chamba por un porcentaje de tu contrato y de tu sueldo, o del puro contrato o del puro sueldo. Dependiendo del sapo es la pedrada, puede ser 50 para el técnico y 50 para el periodista. Como tú vas a ser mi representado, yo no te pego porque seria como darle de patadas a mi negocio. Pero si en cambio formo una burbuja donde te proteja, mañana o pasado va a venir un jugador que ande desempleado y se sigue el mismo trato.

“Yo después te digo a ti como directivo: oye aquí tengo un lateral izquierdo, ‘no, no necesito a ningún lateral izquierdo’, ‘no te estoy preguntando que sí necesitas a un lateral izquierdo, te estoy diciendo que aquí tengo un lateral izquierdo; te lo voy a mandar’. Se crearon mafias donde casi todos los reporteros de futbol de los principales medios de comunicación del Distrito Federal, tenían cuando menos a un jugador y cuando menos a un técnico.

“Hay un staff, yo asi le denomino, el principal promotor en este país es Carlos Hurtado. Él jamás ha invertido un cinco en ninguno de los equipos y ha tenido participación en todos los equipos. En su staff estan Manuel Lapuente, Mario Carrillo y Luis Fernando Tena, entre otros técnicos, y cientos de jugadores. El durante mucho tiempo hizo y deshizo en el Cruz Azul, hizo y deshizo al Cruz Azul como quiso, hubo un tiempo en que aquí hizo y deshizo al Santos como el quiso.

“El se llevo a un grupo de jugadores del Santos al Cruz Azul, para dejar huecos aquí y poder meter a más jugadores. En ese staff son tecnicos, jugadores y directivos, los que son manejados; en ese staff hay una enorme cantidad de periodistas.

Ex subdirector del periódico Centro de Irapuato relata la forma de cómo actúan: tomo la representación del Piojo López y lo quiero traer a México. A mi gente de prensa les digo: empiecen a promocionar al Piojo. Y se comienza: que el América lo quiere, que el Cruz Azul estaría dispuesto a dar el doble por el Piojo, que el Tecos tres veces más, que el Santos cuatro veces más; artificialmente lo convierten en uno de los jugadores más asediado por los equipos mexicanos y eso eleva sensiblemente el precio.

“Si el jugador costaba cincuenta mil dólares, llegara costando tres millones de dólares, por dar un ejemplo. Asi llego Zambrano. El salió costando de Chile cincuenta mil dólares y se lo vendieron al Santos en ochocientos mil dólares, y en ese trato iban el promotor, el técnico y directivos; porque el jugador sabia que su costo era de cincuenta mil dólares y asi llegaron aquí muchísimos jugadores, también a nivel nacional.

“En el Distrito Federal hay una pequeña mafia legal, porque Carlos Hurtado no hace nada ilegal, el dice: promocióname a Pepe Lupe González y Pepe Lupe González en quince días es el jugador más pretendido del fútbol mexicano por la mayoria de los equipos, según las notas de los periodistas. Se presentan videos, fotos, reseñas”.

–¿Donde queda la ética de los periodistas y de los jefes de los medios; son tratos demasiado obvios como para que el jefe de información, el jefe de redacción o el director del medio no intervenga?.

–Si yo te digo que hay un reportero de un periódico deportivo nacional, que como ejemplo, gana alrededor de cinco mil quinientos pesos, para vivir en el Distrito Federal y pagar una renta, transporte, alimentación, se debe contar con vehículo para la cobertura de la información, ¿de donde?, ¿de donde?; esos son acuerdos no escritos, no hablados de nuestra actividad pero son preentendidos. Yo hago como te pago y hago como que no veo, por conveniencia de mi empresa te pago tres pesos y hago como que no veo con tal de que no me pidas aumento de sueldo.

“Yo una vez tuve un ofrecimiento aquí en la Comarca. Supongamos que gano en este momento tres pesos y me dicen: te vamos a pagar un peso, vente para aca. Pregunto: ¿cómo que un peso?, aca estoy ganado tres. Me responden: aquí tienes las puertas abiertas y las manos libres para que por fuera agarres todo lo que quieras. Eso lo hizo un directivo de un periódico local: aquí tienes las manos libres para que agarres todo lo que quieras por fuera. Claro que no acepte. Un obrero de una maquila, con el debido respeto, anda ganando más que un reportero; en los periodicos casi los de cualquier departamento ganan más que un reportero”.

–¿Que limites alcanzan estos vicios?

–En los años recientes pero muy poquito ha ido disminuyendo, me parece que lejos de ir creciendo ha ido disminuyendo. La presencia de medios como Reforma en México viene ha profesionalizar la práctica, porque paga lo suficiente para llevar una vida decorosa sin necesidad de aceptar invitaciones, regalos. Una política de esa cadena es que los reporteros no pueden aceptar regalos de sus fuentes. Si yo cubro al Santos y acepto que me regalen dos boletos para un juego y se dan cuenta en el periódico, me corren inmediatamente. No puedo recibir nada, ningún tipo de regalos que me puedan comprometer con la fuente.

“Hay medios que se han visto en la necesidad de ir mejorando los sueldos a sus comentaristas, a sus cronistas, a sus reporteros. Otro de los factores que han ayudado a que se aumenten los sueldos es la incorporación de profesionales a los medios de comunicación. Ricardo Peláez o García Aspe no van a ir por ciento ochenta pesos diarios, eso permite que se vayan elevando los sueldos de los compañeros de los medios.

El Universal en este momento le ha dado un giro total a su línea, a su imagen, a todo; no es El Universal de hace diez años, se modernizo en todos los sentidos; la presencia de medios como Crónica, bien que mal la presencia fugaz del Independiente, la presencia de todos ellos permitió una mayor profesionalización en los sueldos de los reporteros y una disminución en ese tipo de contubernios con directivas, con técnicos, con jugadores, con promotores”.

–¿Se refleja la realidad de lo que pasa en las diferentes plazas deportivas del país en los programas deportivos o secciones deportivas?.

–Hay que hacer una separación, ahí si no podemos hablar de una manera generalizada. En el grupo Reforma, creo que la credibilidad de sus espacios esta por encima del 90 por ciento, tiene obvio, sus pecados. Pero por ejemplo ellos se ciegan mucho con los equipos capitalinos y con los de Monterrey, porque de allá proceden, ellos tienen una extraordinaria página de estadísticas y en el deporte la estadística es fundamental.

“Si a nivel nacional se ven las estadísticas de la pobreza, de la calidad de vida de los municipios, del producto interno bruto, de los servicios de salud; con las puras estadísticas se da la idea de en que país se vive. Si la fuente es confiable, con la pura estadística se puede hacer un análisis terrible, es lo mismo en la estadística deportiva”.

–¿La información sobre las practicas de los directivos, de la vida privada de los jugadores, del entrenador, que aunque si bien es privada afecta el desempeño deportivo, con esa parte de información que pasa?

–En México por lo menos no se da, se da cero cobertura salvo que por azares del destino el reportero de la fuente policíaca lleve una nota de que el jugador Pancho Pérez en estado de ebriedad, choco a las tres de la mañana. Pero el comportamiento fuera de la cancha no se cubre. En defensa de los compañeros de los medios locales, de los que cubren deportes, debo decir que para cubrir treinta fuentes hay dos o tres reporteros. No hay una profesionalización ni en sueldo ni en funcionamiento.

“La cantidad de actividades deportivas que un solo reportero debe cubrir, no permite estar al tanto de lo que pasa atrás por que muchas de esas actividades se cubren por teléfono”.

–¿Hace falta la capacidad en los reporteros para saber que preguntar, ya no me refiero a que hagan preguntas criticas, sino a preguntas que le ofrezcan respuestas al publico sobre que es lo que pasa o lo que pasó?.

–Pero también esto es como un deporte. Si te ejercitas todos los días corriendo cinco kilómetros el dia que te requieran para correr dos, lo harás con facilidad porque tu cuerpo esta ejercitado para eso. Cuando no se hace nada y te llevo a correr dos kilómetros, a las dos cuadras te vas a desmayar. Aquí no se esta ejercitado para hacer ese tipo de trabajos, aquí no se hace, por conveniencia propia, por amiguismo, por el patrocinio.

“Cuando se va ha hacer un programa en lo primero que se piensa es en los patrocinadores y en lo ultimo es en hacer periodismo. Los medios no sostienen el buen periodismo. Por otra parte la mente no esta ejercitada para hacer eso, se necesita ejercitarla.

“A nivel local yo veo que esa cobertura muy limitado, terriblemente limitado, por los sueldos que se pagan, por el numero de reporteros asignados a cubrir tantas fuentes al mismo tiempo. Si no se tiene vehículo, es tu problema. Si se tiene la información de que determinado jugador asiduamente jueves, viernes y sábado, esta en un antro y siempre sale hasta las chanclas, si quieres ir tienes que pagar el taxi, si quieres entrar al antro tienes que pagar tu consumo, si te quieres regresar a tu casa tienes que pagar tu taxi, porque el medio no te va a ayudar en nada. En la Comarca esto esta muy limitado.

“A nivel nacional es un decir, porque Puebla o Querétaro estan en las mismas condiciones que la Comarca. Los medios nacionales tienen mas posibilidades de hacerlo, por qué no lo hacen, no lo se. Hay muchas cosas que no se hacen por falta de voluntad. Hay falta de interés periodístico. La mayoria de los medios estan en manos de empresarios y ellos van más por el negocio que por lo periodístico. La mayor parte de los medios consideran a la sección de deportes como cosa menor”.

–¿En la Comarca en las fuentes deportivas se sigue dando el chayote, el cochupo?.

–Se da todavía, creo que en menor medida pero todavía existe. Existe de muchas maneras no propiamente que den dinero. Existe el cochupo a través de favores, de regalos, de compadrazgos o amiguismos.

Ex periodista también del Esto ejemplifica lo anterior: eres un periodista político y yo soy alcalde y te digo ‘te invito a desayunar mañana en mi casa’. Te siento en la misma mesa con mi esposa y con mis hijos. Te pregunto por tu familia, por tu novia, por tu esposa. Extiendo la invitación a tu esposa o a tu novia para una carne asada y vemos un partido de futbol. Y muchos reporteros después de una invitación asi se sienten maniatados para criticarme como alcalde. En ocasiones el cochupo no es el dinero, y ya se entró en mi círculo de amigos y tú dirás ‘Julián Parra es el Presidente Municipal de Torreón y me invito a desayunar a su casa’, eso para muchos, ese ego de convivir con los importantes es dañino.

“Aunque no te de ni un quinto, una mendiga comida, o un desayuno, una taza de café, vales de gasolina. Puede haber de muchas formas: te vas a casar y te mando un refrigerador, una cocina integral; es tu cumpleaños y te hago algún regalo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Promotores, periodistas, jugadores y directivos, en la mafia del fútbol nacional en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: