El premio estatal de periodismo de Coahuila imparcial y transparente

1 mayo, 2005 § Deja un comentario

Sostiene un jurado que “no hay arreglos”

José Lupe González

 “El reportero puede estar seguro y dormir en paz de que se le está enjuiciando su trabajo de la manera más justa. No hay arreglos. Nada. Es totalmente justo. Lo digo con toda honestidad. Va gente muy preparada para calificar los trabajos. Incluso hay géneros que se han declarado desiertos”, asegura Raymundo Tuda, comunicólogo egresado del ISCYTAC, ahora ULSA, quien desde hace cuatro años participa como jurado en el Premio Estatal de Periodismo de Coahuila.

Publicista y productor de televisión, Raymundo Tuda indica que su incorporación como jurado en el certamen periodístico se ubica cuando se cambió el sistema de calificación, “acababan de cambiar el formato, de dejar de invitar a dirigentes de medios, trabajadores de medios, como jurados porque ellos mismos metían sus goles; la revista equis votaba por equis y por equis, la difusora XWX votaba igual.

Entonces se optó por una medida que yo la veo muy valiosa: se optó por fuera la sociedad civil quien criticara los trabajos de los medios, pero con un documento directriz que le diera las bases para la crítica. Van ingenieros, directores o presidentes de asociaciones civiles, doctores, maestros de universidades, productores de televisión, gente de profesión no cercana a los medios pero tienen que leer las bases para poder enjuiciar los trabajos participantes”.

–¿Este documento de qué consta?

–Objetivamente de los valores de un buen reportaje, de una buena nota, de un buen noticiero; no sólo los valores sino los elementos que constituyen que un trabajo sea superior a otro, los elementos que constituyen que sea de ese genero. Hay medios que se inscriben en un rubro y quedan descalificados inmediatamente a pesar de ser excelentes. Ponen un artículo en el género de reportaje, en el caso de televisión hay quien pone un reportaje en editorial y el reportaje es excelente pero queda descalificado.

El jurado se conforma por gente de la sociedad civil, el único cambio consistió en ya no incorporar a gente de los medios, sino sólo de la sociedad civil, da a conocer. Elegidos muy selectivamente en el sentido de hacer más valido el concurso. Esas personas a la hora de estar en la discusión de calificación, demuestran que leyeron el librito de reglas porque a él como conocedor de los medios lo han enfrentado con todo, por decirlo de alguna manera, con la ley en la mano y él ha tenido que ceder aun.

–¿Esto garantiza cierta imparcialidad?

–Totalmente. La prueba de la imparcialidad es que en mi rubro que es la televisión, la gente de Monclova, Piedras Negras, Saltillo; la gente de fuera de la zona lagunera ha hecho ganar a La Laguna el mayor número de premios. Y allá adentro lo dicen: qué tristeza pero de allá vienen mejor preparados.

–Algo que se menciona con frecuencia es que los premios se otorgan a los reporteros, a los medios amigos del gobernador en turno.

–No. Han perdido, pierden y pierden la gente que se cree que es amiga del gobernador. Puedo garantizar que el proceso en estos concursos de periodismo es totalmente democrático. No está viciado. Uno de los principales factores que hace que no se vicie, son las gentes moderadoras de Saltillo, que se comportan de una forma honestísima. Yo he visto cómo va subiendo un premio ya hacia Saltillo y ellos siendo de Saltillo dicen: alto, miren lo que dicen las reglas; y va para abajo. Es un concurso limpio, totalmente limpio. No hay paga para los jurados, eso también ayuda mucho.

Para este año no hay alguna modificación en la conformación de fondo del jurado, “que regresaran los directores o subdirectores de medios no”. Cambian a veces los líderes de las cámaras.

–¿Cómo se decide que tipo de medio van a calificar, es decir cómo se selecciona al jurado para calificar televisión, radio y los medios escritos?

–Es algo conjunto. Es al azar en el sentido de que hay muchos que saben de televisión. En lo escrito participan muchos del medio académico, en el resto desconozco cómo se forma porque no me meto mucho a eso.

–¿La ciudadanía, los participantes, el medio político interesado, la iniciativa privada interesada en este tipo de cosas, pueden tener confianza en que la manera de calificar es un trabajo imparcial?

–Pueden tener la confianza hasta que el gobernador se vaya de candidato a la presidencia de la Republica, porque él fue el que hizo los cambios en la manera de calificar. Él fue quien cambió el formato e hizo confiable al cien por ciento el premio de periodismo. Yo he visto como estrellas superinfluyentes de medios locales de Saltillo, ahí mismo la propia gente de Saltillo no se raja y les dicen: no gana, está mal por esto y esto.

–Prevalece en el medio periodístico cierto sentir de que el premio estatal de periodismo no tiene el merito suficiente. Con todo lo que explica ¿el reportero que participa y gana tiene toda la certeza, los fundamentos para sentirse orgulloso de su trabajo?

–El reportero, lo digo con toda honestidad, puede estar seguro y dormir en paz de que se le esta enjuiciando su trabajo de la manera mas justa. No hay arreglos. Nada. Es totalmente justo. Va gente muy preparada a calificar los trabajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El premio estatal de periodismo de Coahuila imparcial y transparente en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: