Resistencias políticas impidieron legislar el Reglamento de Acceso a la Información

1 diciembre, 2004 § Deja un comentario

El Cabildo anterior de Gómez Palacio, evadió su responsabilidad histórica

José Lupe González

 “Definitivamente” creo que era muy importante haber sentado las bases para reglamentar sobre el Acceso a la Información, sostiene el ex regidor panista Julio Castañeda, quien en el trienio anterior propusiera el reglamento de Acceso a la Información Pública y Transparencia del Municipio de Gómez Palacio.

Explica que el proceso para la elaboración del Reglamento partió de la aprobación de la Ley Federal de Acceso a la Información y de que otros municipios reglamentaron ese derecho fundamental.

Primero propuse que se transparentaran las prerrogativas para los regidores, señala, con la finalidad de no ser rehenes de alguna disposición de algún alcalde o de una fracción política, con la cual por no votar de acuerdo a las situaciones correspondientes a una propuesta que no fuera favorable a la población, fueran castigados los regidores quitándoles alguna de las prerrogativas. Ese fue el inicio de la idea de reglamentar los recursos.

“Después fue la idea de realizar un reglamento interno, porque no existe, para que se especifiquen las funciones de cada área de la administración municipal, y al final surgió la propuesta del reglamento de acceso a la información donde se buscó que todo lo que se manejaba a través de la administración fuera transparente, que la ciudadanía pudiera tener acceso y conocimiento de todo lo que estábamos haciendo”.

Menciona que no era más viable teniendo la Ley Estatal de Acceso a la Información proponer su aplicación y después el reglamento, porque lo que paso es que la ley en ese tiempo daba algunos espacios de tiempo, que daban margen para que las diferentes autoridades pudieran actuar o no. Como el caso de los órganos descentralizados con un plazo de año y medio para contar con reglamentos y los ayuntamientos dos años después de la publicación de la ley.

“Sin embargo en la ley se menciona que entraba en vigor al día siguiente. Como esa lectura que establecía la ley hacía obligatorio que estos organismos tuvieran su reglamento elaboré el de Acceso a la Información.

“Hasta donde yo estuve trabajando no tuve conocimiento si algún Ayuntamiento del estado de Durango, algún organismo paraestatal o paramunicipal hiciera su reglamento. Pero los entes públicos tenían la obligación de terminar su reglamento a más tardar el 30 de agosto pasado y los ayuntamientos hasta el 28 de febrero del 2005. No sé si el DIF municipal, o SIDEAPA o un órgano descentralizado como la Expo Feria, hayan concretado su reglamento”.

El ex regidor panista que ahora ocupa la Dirección de Adquisiciones en el Ayuntamiento de Lerdo, asegura que para la propuesta del reglamento contó con el respaldo de sus compañeros regidores del PAN, de legisladores locales panistas, del comité municipal del PAN, pero en el caso de la legisladora federal priista Rosario Sáenz “no me toco trabajar con ella porque no había afinidad en este proyecto”.

Sobre el apoyo de otros regidores a la propuesta dice que fue aprobada por unanimidad en sesión de cabildo y se sometió a estudio y revisión. A final de cuentas se llegó a la conclusión que ese reglamento pasaría como parte del proceso de entrega-recepción dentro de los pendientes para la administración 2004-2007. “Fue importante contar con ese respaldo y contar con el visto bueno de algunos”.

Argumenta que aunque el hecho de que la propuesta fuera aprobada por unanimidad para estudio y revisión, no significa que contara con el respaldo de todos; de acuerdo a su perspectiva no querían meterse en un trabajo que según ellos le correspondía a una administración futura, por el hecho de que la fecha fatal para la aplicación del reglamento es el 28 de febrero del 2005.

La actitud de la ex alcaldesa Leticia Herrera “fue buena”, vio con buenos ojos la propuesta, le pareció muy profesional. “Tuvimos algunos desacuerdos en la forma de la transparencia, pero se lograron algunos avances en ese sentido. Pero siento que no sólo era la decisión de ella sino de algunos regidores de su misma corriente política que trataron de que no se diera la aprobación del reglamento para su aplicación”.

Enfatiza que insistió que si la ley establece que entraba en vigor a partir de su publicación, no quiere decir que se tuviera que esperar hasta que se cumpliera la fecha fatal que establece la propia ley. “Por eso fue la inquietud de que si la ley salió publicada ponernos a trabajar, que al final de cuentas era parte de nuestras funciones, y dejar un legado de nuestra huella a las siguientes administraciones”.

–Incluso el legado pudo haber sido histórico.

–Definitivamente.

–Pudo ser histórico por la trascendencia de un reglamento de esta naturaleza y el ayuntamiento prefirió no tomar la responsabilidad histórica.

–Definitivamente yo creo que era muy importante haber sentado las bases para esa reglamentación.

–¿Cuáles fueron las resistencias fundamentales para que no se aprobara la aplicación del reglamento?

–Quizás porque todavía no tenemos una cultura de transparencia, todavía lo vemos como un tabú, como algo en lo que no podemos tener acceso los ciudadanos, como que somos menores de edad. Creo que debemos entrar a una dinámica de una política más abierta.

–¿Hasta dónde influyeron los procesos internos para la selección de candidatos del PRI para la gubernatura y el ayuntamiento?

–Pudo ser, incluso algunas personas me cuestionaron de que si lo hacia con la intención de meter alguna piedra por el proceso electoral que se estaba gestando y que se iba a vivir a futuro. Lo hice con la intención de realizar mi trabajo. Quizás el proceso electoral haya influido, no lo puedo garantizar.

–¿No siente que esa haya sido la principal resistencia? ¿Pudieron influir en conjunto la situación de la planta tratadora, los procesos electorales internos del PRI a la gubernatura y el ayuntamiento, y después el proceso constitucional, las constantes molestias del ayuntamiento con los medios de comunicación, es decir, la suma de varios factores?

–Pudo ser. No se puede descartar que diferentes situaciones que se hayan presentado en el ámbito político y administrativo hayan influido en la decisión de posponer la aprobación del reglamento.

–Tenemos dos alcaldes en la Comarca Lagunera de Durango Rosario Castro y Octaviano Rendón, que fueron diputados y participaron en la elaboración de la Ley de Acceso a la Información, ¿qué falta?

–Tiene que darse un tiempo que es de 3 meses de acuerdo a la ley orgánica del municipio libre, para que los ayuntamientos empiecen a actualizar sus reglamentos. Cada ayuntamiento debe estar en un análisis de su reglamentación pues es su obligación.

–Con Octaviano Rendón Arce y Rosario Castro ¿se puede llegar a una buena instrumentación de la Ley y del Reglamento de Acceso a la Información?

–Creo que sí porque existe voluntad política de ambos, sobretodo porque fueron impulsores de la ley.

–¿Asesorará a Rosario Castro?

–Claro que sí.

–Ahora que está en el cargo de la dirección de adquisiciones ¿está consciente de la responsabilidad que tiene en transparentar lo referente a sus funciones?

–Siempre he estado consciente de la responsabilidad en todos los cargos o puestos que he ocupado.

En Durango la Ley de Acceso a la Información “inoperante”.

La Ley de Acceso a la Información en el estado de Durango es “inoperante” porque los Comisionados son los que deberían estar al frente y haciendo público lo que estan haciendo, manifiesta el ex diputado local panista Guillermo Hilario.

Salió el gobernador Guerrero Mier del cargo y aunque se supone que la Comisión de Acceso a la Información y Transparencia Gubernamental es autónoma, no había hecho absolutamente nada, no se habían puesto a trabajar; desconocemos los motivos. Aunque tuviéramos la mejor Ley en materia de Acceso a la Información Pública, yo mencionaba que el periodo de su entrada en vigencia desde que fuera publicada se llama vacatio ley, es decir vacación de la ley, pero de manera chusca decimos vacatio perpetum ley, vacación perpetúa de la ley.

La Ley entró en vigencia al día siguiente de su publicación, fue publicada el 27 de febrero del 2003 en el Periódico Oficial del Estado. Donde hay confusión es en el plazo para su aplicación, señala el ex diputado. En los artículos Transitorios de la Ley se lee que “Artículo Tercero.- Los entes públicos obligados, en el ámbito de sus respectivas competencias establecerán, mediante reglamento o acuerdos de carácter general, los órganos, criterios y procedimientos institucionales para proporcionar a los particulares el acceso a la información pública, de conformidad a las bases y principios establecidos en esta Ley. Estos reglamentos o acuerdos de carácter general deberán ser expedidos a más tardar dentro de un año y medio de la entrada en vigor de la presente Ley”; es decir el 28 de agosto del 2004.

Prosigue el mismo artículo tercero: “Los ayuntamientos del Estado de Durango, deberán emitir reglamentos o acuerdos de carácter general a más tardar dos años de la entrada en vigor de la presente Ley”, es decir el 28 de febrero del 2005. “Artículo Cuarto.- Las personas podrán ejercer el derecho de acceso a la información pública y a la protección de datos personales y sensibles una vez que los entes públicos obligados, hayan expedido los reglamentos o acuerdos de carácter general que establezcan los órganos, los criterios y procedimientos institucionales, en los términos a que se refiere al artículo anterior”.

Artículo Quinto.- Los entes públicos deberán iniciar la difusión de la información, a más tardar en un año después de la entrada en vigor de la Ley y deberán completarla en un plazo no mayor a los dos años” es decir el primer plazo se refiere al 28 de febrero del 2004, y el segundo al 28 de febrero del 2005.

Artículo “Séptimo.- La Comisión deberá implementar procedimientos de verificación del cumplimiento de los entes públicos obligados en esta Ley a procesar la información, a efecto de que ésta sea suministrada; la verificación deberá hacerse pública en forma trimestral”.

Guillermo Hilario asegura que no ha visto que en los municipios de la Región Lagunera la Comisión Estatal para el Acceso de la Información Publica, haya venido a hacer alguna inspección para saber qué está pasando, para comprobar si están aplicando algún mecanismo, si ya tienen sus reglamentos o realizar un ejercicio muy simple: hacer una solicitud de información a cada uno de los municipios.

Explica que si algún ciudadano común quiere solicitar una información, puede interponer una solicitud de acceso a la información mediante una hoja simple con los datos elementales: nombre, domicilio y la información que solicita ante el jefe del departamento que corresponda, porque no se sabe que la Comisión de Acceso a la Información esté haciendo algo, así como tampoco los órganos de gobierno y no hay dónde encontrar una simple solicitud de acceso a la información.

Se cuenta en Durango con una Ley aprobada, publicada, pero que aunque no se aplica, sirve como instrumento porque se tiene un parámetro, mediante el cual el ciudadano se puede basar para tener el acceso a la información, indica. Puede ser tortuoso, puede ser que el ciudadano solicite la información y no se la den.

Es un avance aun con las deficiencias que se están presentando y que se podrían seguir presentando, pero cuando menos hay un avance jurídico para reglamentar el acceso a la información. También para poder sancionar a un funcionario público que insista en su negativa a proporcionar información, que incumpla con lo dispuesto, se le puede aplicar una sanción por parte de la Contraloría o por la Ley de Servidores Públicos, establece.

Es obligación de los diputados el cumplimiento de la ley, aparte se puede invitar a los comisionados a que rindan un informe de actividades. Es responsabilidad del Congreso del Estado que se aplique y se cumpla la Ley

En Durango las dependencias estatales, municipales, paramunicipales, así como en los demás sujetos obligados no cuentan, siquiera, con un formato de solicitud de acceso a la información, es difícil hacer que se cumpla lo que la Ley establece como es su difusión, capacitar a los ciudadanos sobre el tema Acceso a la Información y Transparencia Gubernamental, no se sabe a quién pedirla, dónde, es decir lo elemental, “es obligación de los diputados el cumplimiento de la ley, aparte se puede invitar a los comisionados a que rindan un informe de actividades. Es responsabilidad del Congreso del Estado que se aplique y se cumpla la Ley”, sostiene Guillermo Hilario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Resistencias políticas impidieron legislar el Reglamento de Acceso a la Información en kioSco.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: